GRUPO PLAZA

23 jugadores y solo 22 licencias

25/08/2021 - 

ALICANTE. A menos de una semana para que se cierre la ventana de fichajes de verano, el Hércules tiene en su primera plantilla a 16 futbolistas sénior, justo el número máximo de licencias de este tipo con que puede contar. Ahora bien, en el momento que formalice el contrato con Javier Acuña, futbolista mayor de 23 años con el que tiene un preacuerdo para que juegue con su camiseta en el curso 2021/22 y que está en la recta final de su recuperación tras una grave lesión de rodilla, se puede encontrar con que hay en su plantilla 17 jugadores sénior... y solo 16 pueden tener licencia.

Ahora mismo, el Hércules tiene en su primera plantilla a los siguientes 16 jugadores sénior: al portero Jesús Fernández; a los defensas Raúl Ruiz, Carlos David, Diego Jiménez, Tano Bonnín, Álex Martínez y Rubén Molina 'Nani'; a los centrocampistas Federico Bikoro, David Sánchez, Mario Ortiz, Sandro Toscano, Fran Núñez, Rubén Belima y Pedro Sánchez; y a los delanteros Isaac Aketxe y Raúl González.

De todos es sabido que Nani (que cuenta con contrato hasta junio de 2023) no entra en los planes del técnico, Sergio Mora, pero es que tampoco encuentra acomodo en otro equipo. Un situación que de mantenerse en el momento en que Javier Acuña tenga el alta competitiva (algo que no se espera que se produzca antes de septiembre) y el Hércules quiera contar con él, le dejará sin la posibilidad de jugar, pues el club blanquiazul le dará de baja federativa para asignarle su licencia sénior al delantero paraguayo.

Tanto el Reglamento General de la Real Federación Española de Fútbol (artículo 121) como las Bases de Competición de la Segunda RFEF (disposición general quinta) establecen que los equipos que compitan en esta categoría podrán contar con un máximo de 22 futbolistas con licencia, de los que no más de 16 podrán ser mayores de 23 años, debiendo ser el resto menores de esa edad. Además, como los lectores de Alicante Plaza también conocen, desde hace un año, al tiempo que han desaparecido del Reglamento General de la RFEF los supuestos de 'lesiones de larga duración', se ha abierto en este la puerta a que los equipos pueden reforzarse en todo momento con 'parados' si conceden la baja federativa a uno de sus futbolistas: el Reglamento establece "períodos de inscripción" pero no para dar bajas, es decir, que se pueden dar bajas federativas (artículo 119) durante toda la temporada, al tiempo que permite a los clubes aprovechar las licencias libres y dárselas a futbolistas que a la finalización del último mercado de fichajes estuvieran sin equipo (artículo 124). 

Sería precisamente esto último lo que permitiría al Hércules dar la baja federativa a Nani en septiembre u octubre para que sea Acuña el que tenga licencia y juegue.

Lo normal es que no llegue la sangre al río y que antes de que el mercado se cierre a las 23:59 del próximo 31 de agosto, Nani y el club blanquiazul (al que no le sobra precisamente el dinero, aunque eso no es culpa del jugador) alcancen un acuerdo de rescisión para que el lateral tenga también la posibilidad de fichar a partir del 1 de septiembre por otro equipo como 'parado' o bien que el Hércules directamente lo ceda a otro club (con el mercado abierto, claro). Ahora bien, si lo anterior no se produce, Nani podría: 

- seguir en el Hércules, pero sin posibilidad ya de jugar a partir del momento en que se le dé de baja federativa para asignarle su licencia sénior a Acuña. 

- rescindir unilateralmente su contrato, quedando obligado a pagar la indemnización establecida en el mismo al Hércules y también sin posibilidad de fichar por otro club fuera de mercado aunque la rescisión se hubiera producido antes del 1 de septiembre, porque no sería un 'parado' al cierre del mercado al ser su baja voluntaria.

- demandar al Hércules por vulneración de su derecho a la ocupación efectiva cuando se le dé su licencia sénior a Acuña (el club del Rico Pérez está obligado a darle una licencia; no es problema del jugador que no pueda hacerlo al no tener disponibles) y esperar que la Jurisdicción Social le dé la razón, lo que le liberaría contractualmente (es una causa de extinción del contrato), al tiempo que sería el club el que tendría que indemnizarle (con una suma equivalente a la de la indemnización por despido improcedente). El problema es el tiempo que tendría que esperar hasta quedar libre contractualmente y poder fichar por otro equipo... Llegaría antes la posibilidad de firmar por otro equipo en el mercado de invierno o resolver de mutuo acuerdo su contrato con el club blanquiazul dentro de este para en el momento que se cierre tener la condición de 'parado'.

Seis sub-23

Al ser 22 las licencias con que puede contar como máximo el Hércules y tener ya cubierto el cupo de 16 sénior, las 6 restantes han de ser necesariamente para futbolistas sub-23, que en esta temporada son aquellos que han nacido con posterioridad al 1 de enero de 1999.  

El Hércules ya había asignado cuatro de ellas: al portero Adri López, al defensa Pedro García y a los centrocampistas Abde y Pau Miguélez. Las otras dos finalmente serán para el delantero Elliot Gómez, nacido el 11 de junio de 1999 y cuya cesión obtenía el club blanquiazul del Tenerife este martes y para el central José Solbes, que siendo sub-23 iba a tener inicialmente ficha del filial (como Víctor Olmedo), pero finalmente no será así.

Noticias relacionadas

aunque se cancele o suspenda la competición en Segunda RFEF 

El primero asciende a partir de ahora

Por  - 

La RFEF presume de las ayudas económicas para el fútbol no profesional que permiten los ingresos derivados de la disputa de la Supercopa de España en Arabia Saudita, pero seguro que el Hércules y otros muchos clubes las cambiaban por otro tipo de competición.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email