Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Al Elche (y al empresario argentino) se le acumulan los problemas 

Bragarnik ha de depositar un mínimo de 1,7 millones de euros en la LFP

27/01/2020 - 

ALICANTE. Gonzalo Villar se despedía este lunes antes de emprender viaje a Italia donde iniciará una nueva etapa en su carrera profesional.

El traspaso del mediocentro murciano a la Roma deja en las arcas del Elche un millón de euros (más la indemnización por el mecanismo de solidaridad y derechos de formación que, en el primer caso, ascendería a unos 110.000 euros) del que, como hemos venido contando en Alicante Plaza, los franjiverdes no podrán disponer en su totalidad ya que el 50% de ese neto (al haber traspaso y no pago de cláusula la operación devenga IVA) se lo va a quedar la Agencia Tributaria en virtud del convenio que mantiene el Elche con ella para cancelar su deuda histórica.

Como ahora veremos, esa operación de traspaso llega como llovida del cielo para Christian Bragarnik que tiene, por un lado, la obligación de constituir un depósito de 700.000 euros en la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para poder hacer uso de los 90.000 euros de margen que dejó la salida de Danilo Ortiz en el límite salarial de 5.084.000 euros y, por el otro, la de depositar también en las arcas de la patronal de los clubes 1.050.000 euros, suma que se corresponde con el importe del pagaré que aportó Jose Sepulcre el pasado verano para ayudar a que se ampliara el mencionado coste máximo de plantilla deportiva inscribible.

Fichajes

A la necesidad de reforzar su ataque y el centro de la defensa, al Elche se le suma la de cubrir la baja de Gonzalo Villar en la sala de máquinas cuando restan cuatro días para el cierre del mercado de fichajes de invierno.

Ahora bien, en contra de lo informado inicialmente, el Elche (Bragarnik) quedará liberado de la obligación de depositar 700.000 euros para poder empezar a hacer lo anterior, dando de alta de una vez a Dani Escriche e incluso otros fichajes: el tener que constituir un depósito por ese importe ante la LFP era para el caso de no vender jugadores por esa cantidad en la segunda mitad del ejercicio, una obligación derivada del uso que el club hizo en verano de la posibilidad contemplada en las normas de control económico de la LFP de ampliar el límite salarial con base a los obtenido por traspasos los dos últimos ejercicios. Con la formalización del traspaso de Gonzalo Villar (que se supone que ocurrirá a lo largo del martes) el Elche cumplirá con creces con la obligación de vender.

Además de con Danilo, con cuántos futbolistas podrá reforzarse el club franjiverde y de qué coste: Score Club 2019, la sociedad de Bragarnik titular de la mayoría accionarial, solo habrá de depositar dinero ante la LFP para dar de alta a nuevos fichajes si el coste total que estos representan no excede los 300.000 euros porque, tal y como explican fuentes conocedoras de las ya famosas normas de control económico, el Elche presupuestó un ingreso de 700.000 euros por venta de futbolistas (la media de lo obtenido por ese concepto los dos últimos ejercicios) y finalmente este será de 1.000.000 (lo que paga la Roma al Elche) de manera que habrá un superávit de 300.000 euros que le permitirá incrementar en esa cantidad el límite salarial.

Otro millón

No fue la anterior la única vía que empleó en julio y agosto el Elche para ampliar entonves el límite salarial y de ahí otro de los problemas que tiene la nueva propiedad pero al que, como en el caso de los 700.000 euros, ya sabía que tenía que enfrentarse: como también adelantó Alicante Plaza, durante el verano el club franjiverde incrementó el coste máximo de plantilla deportiva inscribible desde los 3.202.000 a los 5.084.000 euros gracias a lo siguiente:

  • la constitución ante la LFP de un depósito de efectivo de 2.483.000 euros.
  • la entrega de un pagaré (no a la orden, impidiendo su endoso a un tercero) por importe de 1.005.000 euros y con fecha de vencimiento 15 de febrero de 2020, en el que Tenama Inversiones es el librado, la LFP la beneficiaria y está que garantizado solidariamente por  Eléctricas del Vinalopó y un derecho real de prenda de primer rango.
  • un incremento en 133.000 euros de sus ingresos por publicidad y patrocinios e ingresos derivados de la venta de entradas y abonos.

Esos 2,4 millones depositados en la LFP (que salieron del bolsillo de Bragarnik y José Sepulcre) regresan a las arcas del Elche pero este ha de destinarlos sí o sí a la ampliación de capital que mantiene en marcha y que había de convocar y completar en febrero (esa era otra de las obligaciones que se contrajo con la patronal), mientras que el ya famoso pagaré con vencimiento 15 de febrero opera desde el verano como sustituto de una aportación de efectivo equivalente pero, a diferencia del depósito de 2,4 millones, tiene un único padre que es Sepulcre y Bragarnik se comprometió a abonárselo. 

Así, el empresario argentino habrá de sacar a relucir su capacidad económica sin más dilación para garantizar que el Elche ficha lo que necesita en lo que resta de mercado de invierno y evitar que la LFP cobre el 15 de febrero ese millón del bolsillo de un Sepulcre que, justo es decirlo, se muestra tranquilo con lo anterior y está seguro de que su socio cumplirá con esta y otras obligaciones como ha hecho hasta ahora.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email