X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la opinión de los colaboradores

"El Valencia de Celades parece que está tocando fondo"

20/01/2020 - 

VALÈNCIA. Los colaboradores de Plazadeportiva.com muestran su visión sobre el RCD Mallorca 4-1 Valencia CF:

SERGIO ARLANDIS

El Valencia ha hecho que el ridículo de la Supercopa se haya transformado en un serio aviso de pobreza futbolística. Ha hecho dos vergonzosos partidos y Celades sigue sin hacer jugar a este equipo sin Rodrigo en el campo. Veo demasiadas lagunas: Wass es un parche y en muchos aspectos (no en todos) es un futbolista mediocre. Parejo, Gayá y Soler están muy lejos de su nivel. Jaume ha perdido su crédito y hace bueno a Cillesen. Y así hasta todos los futbolistas que han salido al campo. Caso aparte es el de Cheryshev, que no suma lo suficiente. La verdad es que el equipo, sin intensidad ni concentración es muy mediocre, vulgar, pobre. No sé si se creen que han conseguido algo, pero lo cierto es que las jornadas pasan y el rendimiento empieza a ser cuestionable en demasiados frentes. Ha sido bochornoso: decía ayer mismo Chente Oliver que el equipo debía mejorar defensivamente...y no solo tenía toda la razón sino que, además, fue premonitorio. Celades debe asumir que este timón no puede ir tan a la deriva. Al margen dejo la sibilina actuación arbitral: patético criterio sancionador, pero no es excusa. Si este es el rendimiento que nos espera, peligran todos los objetivos.

JOSÉ MARÍA PERIS

Tot mal. L’oratge, les ganes dels jugadors i un minut 6 que és el particular crack del 29. I, damunt, no s’acaba la cosa tornant de Ses Illes. Tens una baixa important el pròxim partit de lliga, la de l’únic jugador que no té canvi natural. Encara que vist el vist, Celades pensarà hui en fer un Toshack i voler canviar als onze per, al final, jugant els de sempre, menys Parejo. Passem la grip i a canviar fulla ràpidament. Però és preocupant la indolència mostrada.

JOSEP LIZONDO

Lo de hoy es muy parecido a muchos otros partidos del celadismo, con un preocupante añadido: Es la segunda vez en menos de una semana que nos topamos con un XI desactivado sobre el campo durante los 90 minutos. Hasta 2020 eran inicios de partido, 20 minutos iniciales. Ya son dos encuentros enteros. Me preocupa este síntoma. El resto, pues es repetirse. La presión a la salida del balón rival suele ser testimonial. Robar, se roban pocos balones en la medular. Te llegan más de lo aconsejable, y cuando tienen su día te hinchan, como hoy. Luego están los debates. Esos continuos Peter quiere vender a, o Peter quiere fichar a, lo de la portería... y veremos ese cambio en el 43 cómo cae. No sé. La perrita no me gusta como caga (¿o era caza?).

RUBÉN URÍA

El peor partido de la era Celades, por descontado. Fue un Valencia lento, previsible, irreconocible y lo peor, indolente. Sin actitud, no se llega ni a la vuelta de la esquina. Ocasión de oro desperdiciada para acercarse a la Champions tras los tropiezos de Atlético y Sevilla. El equipo fue un completo desastre. Sobre todo, en la portería y en la defensa. Ferran, medio cojo, fue de lo poco salvable. Gayá pidió perdón a la afición e hizo muy bien. Entre otras cosas, porque estos partidos son inadmisibles en un equipo de la dimensión del Valencia, maltratado por su propia apatía y por un Mallorca que, con todos los respetos, tuvo todas las facilidades posibles. Este no puede ser el camino para el Valencia. Nunca.

VICENT MOLINS

Anem a vore. Salir desactivados -Valladolid, Yeda, Mallorca- es un hábito que en lugar de remediarse ha ido acentuándose en las últimas semanas por mucho empeño declarado en revertirlo. De ahí parte el resto. Los partidos cuesta arriba y las facilidades al rival. Si el Valencia necesita ser sólido -o al menos estar bien eléctrico- para ser competitivo, cuando no hay ni una cosa ni la otra ocurre lo de la mañana a la balear. La grieta se va haciendo grande y ahí tiene Celades el segundo gran reto como entrenador del equipo. En cambio, tirar de tremendismo y acabar creyendo que el grupo está formado de inútiles y vagos parece completamente alejado de la realidad por mucho que calme la desazón.

PACO GISBERT

La histórica tendencia a cagarla cuando lo tiene todo a favor la superó ayer el València en un partido ignominioso. A los seis minutos, cuando Parejo recibió la tarjeta que le impedirá jugar contra el Barcelona y en la siguiente jugada defendió en modo fiesta, ya hacía prever uno de esos partidos tradicionalmente ásperos del equipo. Pero nadie imaginaba el desastre que se venía encima. Y lo peor de todo es que el encuentro dejó ver unas grietas en el equipo preocupantes, no solo en la relación de Celades con sus jugadores (el cambio de Cheryshev un minuto antes del descanso) sino también en el propio grupo, huérfano de referentes para revertir situaciones como la de ayer.

VICENTE BAU

El ridículo de ayer es muy preocupante. El Mallorca parecía el Liverpool y el Valencia un equipo de segunda división. Y lo más preocupante es que la escuadra de Celades parece que está tocando fondo. Imagen lamentable de todo un equipo que dice que quiere ser de Champions y por contra lo que ofreció fue una imagen de esos candidatos al descenso. Sin actitud no se puede jugar al fútbol ni hacer nada y ayer la actitud del Valencia fue bochornosa. El equipo tiene mala pinta para todo. Desnortado y descompuesto. Vergüenza absoluta. Y terrible mensaje de cara al futuro inmediato. Desastre absoluto. Y muy triste.

NACHO COTINO

Ayer vimos uno de los peores partidos de la temporada, si no el peor, y es preocupante que se convierta en dinámica porque ya son varios últimamente. Faltó intensidad, motivación, inteligencia,concentración defensiva y también una dirección solvente desde el banquillo ante un rival que, posiblemente, tenga la plantilla más ‘justita’ de primera división. Y lo peor es que el equipo en ningún momento dio la sensación de ir hacia la remontada con la excepción de algún destello de Ferran Torres medio ‘cojo’. Quien busque argumentos en el arbitraje y en la expulsión de Parejo es muy libre de hacerlo pero, reconociendo que el árbitro estuvo a la altura del juego valencianista, sería hacerse trampas al solitario. No veo absolutamente nada positivo que deducir del partido en Son Moix. Todo un despropósito.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email