X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Lato, en una encrucijada

18/02/2019 - 

VALÈNCIA. Antonio Latorre Grueso, Toni Lato, está en una encrucijada. Marcelino lo tiene en barbecho y su progresión se ha congelado. En verano se disputa el Europeo Sub 21 en Italia y San Marino, y Luis de la Fuente, el seleccionador nacional, no lo contempla como alternativa para el torneo. Fijo para Albert Celades, el anterior seleccionador, Lato se ha caído de las convocatorias ante la escasez de minutos que le está dando Marcelino. Si no cambia su papel en el primer equipo de Mestalla o empieza a jugar con mayor asiduidad en otro club, su presencia en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, con la misma selección, también se verá amenazada. De ser uno de los laterales con más proyección del fútbol nacional ha pasado a ser solo uno más por la falta de minutos.

Su situación es de una incertidumbre total que no se resolverá hasta que finalice la temporada y el club conozca que competición europea va a disputar la próxima campaña. El escenario económico determinará cuántos jugadores estarán a la venta y la identidad de los futbolistas por los que se acepten ofertas. Para Lato no es lo mismo que continúe Gayà o que no lo haga, por ejemplo.

Lato ha jugado este ejercicio 750 minutos en las todas las competiciones. Jaume, el portero suplente, ha jugado 810 minutos y Kang In, que suma 455, está solo 204 minutos por debajo. Rubén Vezo, que acaba de salir al Levante se ha marchado con 740 minutos. Sólo juegan menos que Lato, Murillo que se fue al Barcelona (270 minutos), y los recién llegados Roncaglia (180) y Rubén Sobrino (148). Su falta de minutaje es un drama.

Cuando acabe la temporada habrá una sentada entre la dirección deportiva y los agentes del jugador para hablar del futuro de Toni Lato porque al futbolista le conviene salir si su aportación al equipo en minutos es tan reducida como esta temporada. Jugando tan poco no puede seguir en el Valencia. Sin minutos no tiene confianza y sin confianza no hay rendimiento en el juego. Lato juega sin seguridad y le cuesta cogerse al equipo porque no tiene el mismo ritmo de partidos que el resto. Las pocas veces que este curso ha aparecido en el once ha pagado la falta de regularidad y no ha sido el mismo del año pasado. 

Su confianza se está minando y la situación aconseja una salida en forma de cesión si las condiciones de la 2020-21 son las mismas. Su proyección no puede estar más tiempo estancada. El jugador se juega, además, su próxima renovación ya que acaba contrato en junio de 2020. Si sale cedido el próximo verano, cuando regrese estará a un ejercicio de acabar su ciclo como jugador del Valencia. Por eso es decisivo el paso que de el próximo verano. No puede equivocarse.

El Valencia rechazó en invierno dos ofertas en forma de cesión para que Lato abandonará el vestuario en el mercado de invierno. Una era del Huesca, la otra del Leganés. Francisco y Pellegrino, los entrenadores de ambos equipos, lo querían en su plantilla hasta el mes de junio. Marcelino no le dejó salir. El técnico, ante la imposibilidad económica de traer a otro lateral zurdo en enero, no autorizó su cesión. Gayà lo jugaba y lo juega todo, pero Marcelino quería tener las espaldas cubiertas con Lato por si surgía algún contratiempo con su lateral izquierdo titular.

LA VUELTA DE SALVA RUIZ.- En principio el regreso de Salva Ruiz al Valencia no compromete la continuidad de Toni Lato en la primera plantilla. Su llegada no implica la salida de Lato. Según la información de que dispone Plazadeportiva.com, la incorporación del lateral de Albal por parte del club responde al hecho de aprovechar una oportunidad de mercado a coste cero. Pablo Longoria decidió recuperar al defensor valenciano por su calidad y porque la operación no tenía riesgo a nivel económico. El director del área técnica tiene otra pieza en la plantilla con la que jugar en el mercado de verano tanto si sale Lato como si se queda en la plantilla. Los escenarios con Salva Ruiz son variados: se puede quedar en el club, puede salir cedido donde le garanticen minutos para seguir formándose e, incluso, puede ser incluido en una operación de fichaje de otro futbolista para abaratarla.

ALEX CENTELLES.- A sus 19 años el lateral valenciano es el que llega empujando desde las categoría inferiores. El planteamiento a futuro del club es que Centelles, si no se tuerce, tenga presencia en el primer equipo en un corto periodo de tiempo. Centelles es la alternativa a Gayà y a Toni Lato que tiene preparada la dirección deportiva desde hace un par de temporadas. Centelles es la siguiente presencia de la cantera en la plantilla valencianista según la planificación deportiva en torno al lateral zurdo. Si, finalmente, sale Lato, será Centelles el que ocupe su puesto en el carril izquierdo.

EL TAPÓN DE GAYÀ.- El portentoso momento de forma de José Luis Gayà, seguramente el mejor desde que llegó a la primera plantilla, ha perjudicado la progresión de su buen amigo Toni Lato. La acumulación de minutos que le concede Marcelino al lateral de Pedreguer, en respuesta al gran nivel que exhibe el jugador, también suma en contra de Latorre. Gayà es el segundo futbolista de la plantilla con más minutaje de la plantilla tras Parejo. El de Pedreguer totaliza 2.610 minutos en todas las competiciones, sólo por detrás del capitán de Coslada que suma 2.914. Marcelino sólo renuncia a alinear a Gayà si está lesionado. Si el jugador está bien no entra en las rotaciones. Incluso si acumula alguna molestia y durante los días previos al partido apenas entrena con el grupo porque se queda recibiendo tratamiento, el siguiente encuentro también es titular. Para el técnico es indiscutible y eso repercute negativamente en Lato.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email