GRUPO PLAZA

Pretemporada larga, de seis semanas

Más vale tarde que nunca

El Hércules volverá a entrenar en Fontcalent la próxima semana, un año después de lo previsto y cuatro y medio desde que dejó de hacerlo.

13/07/2021 - 

ALICANTE. Con un año de retraso. El Hércules volverá a entrenar en el campo de Fontcalent la próxima semana, nada menos que un año después de lo previsto.

El club ultima la puesta a punto del terreno de juego (este lunes se estaba cortando el césped) y, especialmente, de las instalaciones auxiliares (empezando por los vestuarios y la zona de prensa). La intención del cuerpo técnico que encabeza Sergio Mora es la de realizar el grueso de la pretemporada en Fontcalent (los entrenamientos se iniciarán el 21 de agosto y se prolongarán por seis semanas, pues la Liga no arranca hasta el 4 y 5 de septiembre), pues el Antonio Solana y especialmente el Rico Pérez también tendrán un sitio en el programa, aunque muy reducido.

El que Fontcalent estuviera disponible para su uso por el primer equipo fue uno de los compromisos que asumió Ortiz de cara a la campaña 2020/21 con el director deportivo Carmelo del Pozo. El mismo no se cumplió, por problemas ajenos al club blanquiazul (fundamentalmente los robos) y por voluntad propia: Ortiz y Juan Carlos Ramírez decidieron ahorrarse una resiembra de invierno (que hubiera permitido que la instalación estuviera listo para la segunda fase del campeonato), dejando en manos de la naturaleza que el césped se terminara de recuperar.

Entonces se apuntó a marzo como mes de regreso a los entrenamientos en el mismo, pero lo anterior tampoco se produjo, toda vez que el césped bermuda se mostró más remolón de lo esperado a la hora de rebrotar (tampoco se le ayudó artificialmente). En ese momento, la vuelta a Foncalent quedó aparcada 'sine die' (pagándolo el equipo)... hasta ahora.

En desuso desde 2017 

Ubicada en la parcela 122 del polígono 20 de la partida de Fontcalent, con una superficie ligeramente superior al medio millón de metros cuadrados, la historia de esta instalación arranca en el primer trimestre de 2006 con la colocación de la primera piedra. Después de 10 meses de trabajos (no solo llegaron a ser paralizados por el Ayuntamiento de Alicante al carecer de licencia, es que hubo hasta una investigación por la presunta comisión de un delito ecológico que fue archivada), el Hércules ponía fin a uno de sus grandes males endémicos, el no contar con un campo de entrenamiento, aunque no de su titularidad, pues corresponde a la Camservi Obras y Servicios, sociedad del Grupo Cívica que lo tiene cedido verbalmente al club, en régimen de precario y por tiempo indefinido, a cambio de que asuma el mantenimiento. 

A finales de 2010, con el equipo blanquiazul militando en Primera División, la instalación sufrió su primera remodelación para que, por ejemplo, los jugadores no tuvieran que ducharse con agua fría si se agotaba el gas del depósito, algo que había llevado semanas antes a una plantilla de la que formaban parte futbolistas como David Trezeguet, Nelson Valdez o Royston Drenthe a protagonizar un plante (ocurrió en vísperas de recibir al Real Madrid).

Sin embargo, con el descenso a Segunda B de 2014 los ingresos se redujeron de tal forma que los 50.000 euros anuales que costaba el mantenimiento de la instalación se convirtieron en inasumibles para el club, por lo que en la segunda mitad del curso liguero 2016/17 se decidió abandonar Fontcalent, al tiempo que se suscribía un convenio con el consistorio para hacer uso del estadio Joaquín Villar a cambio de asumir su mantenimiento: desde entonces y hasta finales de 2020 el Hércules estuvo entrenando en el mismo, pero su mal estado terminó espantándolo, pasando a ejercitarse en exclusiva en el Rico Pérez, un uso intensivo que llevó al endurecimiento de su terreno de juego y a que se multiplicasen las lesiones musculares.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email