X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Planagumà evita escudarse en el arbitraje

3/02/2019 - 

ALICANTE. Como "un partido accidentado", en el que a su equipo "le pasó de todo", definía este domingo Lluís Planagumà el choque de los suyos ante el Ebro.

El técnico barcelonés del Hércules huyó del victimismo, no queriendo refugiarse en una mala actuación arbitral (el madrileño Jerónimo Montes García-Navas se equivocó, pero en ambas áreas), se mostró crítico con los suyos, tanto por el número de ocasiones marradas como por los tres goles encajados y, especialmente, lamentó la lesión del bueno de Stéphane Emaná.

"Ha sido un palo muy gordo", decía Planagumà respecto a la lesión del delantero camerunés que si bien la consideraba "lo más grave del partido", no le hacia obviar "las ocasiones falladas y goles encajados". Al ser preguntado por el árbitro, el entrenador barcelonés habló de la "mucha polémica" que había acompañado a sus decisiones, pero no quiso "mojarse ante la posibilidad de quedar retratado" (su homólogo en el banquillo rival, Manolo González, lo hizo poniendo de manifiesto que su equipo se había visto perjudicado).

Planagumà, que se mostraba convencido de que los suyos volverán a la buena senda porque "caer y levantarse es el sino del Hércules", rechazó que hubiesen dejado pasar una oportunidad importante ("Importante será la jornada 38", decía) al no aprovechar los pinchazos de los rivales directos, al tiempo que esquivaba la pregunta sobre si ser el último equipo que juega sus partidos podía estar perjudicándole.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email