X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

CONTRACRÓNICA Sporting de Gijón 2-1 Valencia CF

La temporada se va a la basura

9/01/2019 - 

VALÈNCIA. La temporada se va a la basura. Esa es la triste situación del Valencia, instalado en el conformismo de un discurso que no se ajusta a la realidad mientras se hunde semana tras semana en cualquier competición que disputa. La situación es más que alarmante y la derrota de ayer solo es puro reflejo de un proyecto al que ya no le queda nada de crédito. El Valencia volvió a ser un equipo plano, superado y muy lejos de lo que se espera tras una inversión a los cien millones de euros. Además, todo ello ocurrió ante los suplentes del undécimo clasificado de la categoría de plata. 

La paciencia del club y del valencianismo ha alcanzado límites insospechados en la historia de la entidad, con miedo a realizar cualquier tipo de movimiento tras las recientes malas experiencias del pasado. Mientras tanto, la temporada se marcha al limbo. El objetivo de la Champions vía liga es una utopía y el golpe de ayer ante el Sporting de Gijón en la Copa del Rey complica la presencia del Valencia en cuartos final pese a lo benévolo que fue el sorteo. Ahora, el partido contra el Valladolid del próximo sábado no es más que la enésima 'final' de la temporada, rogando el apoyo de un Mestalla que ya no puede esperar más en la temporada de su Centenario. La confianza de Meriton y de cierto sector de la afición está prácticamente perdida.

Respecto al partido, nada más empezar se reflejó uno de los muchos problemas que tiene el Valencia. Quizá el más importante: la falta de acierto. De hecho, un minuto tardó Batshuayi en justificar su suplencia en el Valencia. La jugada del belga fue un drama, otro más esta temporada. El delantero se quedó solo ante Dani Martín tras un error en la salida del cuadro asturiano. Con todo a favor, estuvo francamente lento. Intentó driblar al guardameta y perdió toda la ventaja, desperdiciando una ocasión con la que cualquier atacante sueña. Marcelino le sentenció al descanso, también en rueda de prensa, reclamando cambios en los jugadores de arriba. El técnico asturiano está cansado de la actitud y rendimiento del belga, que está resultando uno de los fiasco más flagrantes de la historia reciente del Valencia. Un desastre.

Posteriormente, el Valencia vivió sus mejores minutos sobre El Molinón. Sin embargo, la falta de puntería lastraba al equipo una vez más este curso. Hasta cuatro ocasiones desperdició el Valencia.  Kang In Lee y Gayà se encontraron con Dani Martín en sus remates tras combinar con Kevin Gameiro. También la tuvo Carlos Soler con un buen disparo lejano. El Sporting contrarrestó el asedio visitante golpeando en la primera oportunidad clara que dispuso. Álvaro Jiménez centró a Noblejas que aprovechó la pasividad de Diakhaby para fusilar a Jaume completamente solo. 

El gol dejó ‘tocado’ al Valencia, al que le costaba recuperar el balón. Cuando el Sporting respiraba su mejor momento, llegó el empate al filo del descanso. Parejo lanzó un obús que se estrelló en el larguero. El rechace lo cazó Gameiro con la cabeza para hacer el 1-1. Un tanto que había sido anulado por fuera de juego y que el VAR rectificó en su estreno en la Copa del Rey.

Tras la reanudación, el Sporting entró mejor al partido. Los asturianos pusieron en aprietos a su rival en el inicio. Primero fue Álvaro Jiménez con un disparo que detuvo Jaume y luego Noblejas, que cruzó en exceso su disparo. El Valencia por su parte, comenzó a disponer de oportunidades bien entrada la segunda parte. Gameiro rozó el doblete de chilena. Rodrigo asistió a Kang In Lee. El canterano centró y el rechace lo cazó el francés que remató con agilidad, pero se fue por encima del larguero. Rodrigo también tuvo el segundo en su cabeza, pero el esférico también se fue por encima del larguero.

En el tramo final, el Sporting hizo el segundo. Otra vez más los centros laterales. Traver puso un balón al corazón del área y ahí apareció Blackman para enviar el balón a la red con un gran testarazo en plancha. La última la tuvo Piccini, que no supo cabecear solo un saque de esquina con todo a favor para empatar. Finalmente, el Valencia tendrá que ganar en Mestalla si quiere estar en los octavos de final de la Copa del Rey. La crisis no tiene fondo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email