X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

¿Al fútbol se juega con los pies o con la cabeza?

El Valencia lo bordó y ha dado un paso de gigante en la competición y en su propia autoestima. Queda la sensación de que este equipo ha logrado entender que con la cabeza se juega mucho mejor al fútbol que simplemente con los pies

19/02/2016 - 

VALENCIA. Impresionante. El fútbol es así de incomprensible. El Valencia se pegó anoche un festín en la Europa League de gigantescas proporciones. Jugó casi con el banquillo en su equipo titular -más Parejo y André Gomes junto a Cancelo y Gayà- y en un visto y no visto sentenció la eliminatoria en los primeros minutos como si el Rapid de Viena apenas existiera. Fue un paseo triunfal en toda regla entre un equipo que parece que ha cogido aire -el Valencia- y un rival que es en sí mucho más equipo de lo visto hasta anoche. ¿Lo mejor? Pues sin duda el resultado acompañado de las sensaciones. Y las sensaciones, siempre tan extrañas en el mundo del fútbol, fueron claramente favorables a un Valencia que disfrutó enormemente en su debut europeo.

LA GRAN PREGUNTA
Bien, una vez dejando claro que el Valencia se pegó anoche un festín ante el conjunto austriaco de gigantescas proporciones, me quedo con una duda que no me puedo sacudir de encima de forma honrada. La pregunta es la siguiente: ¿al fútbol se juega con los pies o con la cabeza? Obviamente la respuesta de todos ustedes será idéntica: "se juega con los pies". ¿Y? Pues que yo no estoy de acuerdo con eso. Anoche me quedó claro que un Valencia que había logrado vencer en su campo al Espanyol en la última jornada de Liga había logrado -con la mente- romper una situación casi grosera coincidiendo con la llegada de Gary Neville. 

POR TODO LO ALTO
Ha sido ganar por los pelos su primer partido de Liga en la era Gary Neville y celebrarlo anoche por todo lo alto en su debut en la Europa League. El Valencia lo bordó y ha dado un paso de gigante en la competición y en su propia autoestima. Queda la sensación de que este equipo ha logrado entender que con la cabeza se juega mucho mejor al fútbol que simplemente con los pies. Y eso es un cambio notable entre el partido de anoche y el Valencia que hemos venido viendo últimamente.

Y ENCIMA RODRIGO

Y llegó la fiesta final un poco para subir la autoestima de muchos jugadores del Valencia. Llegó ese golazo de Rodrigo y esa vuelta a los terrenos de juego de un tipo implicado como es Javi Fuego y el mismo Barragán. En estos momentos el Valencia parece que ha recargado sus baterías de forma notable y ya se empiezan a notar ciertos cambios. De entrada el resultado de anoche produce una autoestima en todo el mundo de considerables proporciones. Y ojo, importante, en el 'banquillo' de lesionados parece que ya no queda casi nadie por recuperar y eso es bueno para el equipo. Y otra sensación, jugando tal como lo hizo el Valencia anoche da la sensación de que ganar al Granada es más una obligación que una posibilidad. Y esa es buena señal. Se trata de jugar en Liga con la misma 'cabeza' que utilizamos anoche en la Europa League. Jugando así casi todo es posible para un equipo tan joven.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email