GRUPO PLAZA

Alerta por 'overbooking' en el Levante

15/06/2021 - 

VALÈNCIA. La secretaría técnica del Levante sigue masticando el complicado mercado que se avecina en Orriols y, de momento, uno de los pocos movimientos que el presidente, Quico Catalán, avecinaba la pasada semana para el mes de junio ha sido en forma de renovación. La ampliación de Postigo hasta 2023 es por ahora la única incógnita despejada de entre los frentes abiertos del próximo proyecto, y otro de ellos es precisamente el overbooking de futbolistas en plantilla del que también habló el presidente y con que Manolo Salvador y David Navarro tendrán que encajar en el puzle granota.

El Levante tendrá una treintena jugadores con contrato de primera plantilla una vez se consumen las salidas de Rochina y Doukouré libres cuando julio llegue al calendario. En esa lista computan jóvenes con promesa de primer equipo la próxima temporada y que con total seguridad estarán en pretemporada. Cantero o Álex Blesa son dos de las piezas sobre las que, en conjunto, tanto por parte de secretaría técnica como por parte de Paco López, el club de Orriols tendrá que decidir. Lo mismo ocurrirá con otros jóvenes, como Ferni o Toni Herrero, que también tocan a la puerta de 'los mayores' y cuyas situaciones habrá que revisar a la hora de otorgar oportunidades o buscar salidas en forma de cesión. 

Otro capítulo lo abren los cedidos durante este curso. Pablo Martínez, con la conclusión del contrato de Rochina, figura como uno de los favoritos para ocupar esa demarcación ya en el primer equipo. De los jugadores que esta campaña han militado a préstamo lejos del Ciutat, es el que más tiene la sartén por el mango. De igual forma, las decisiones tendrán que llegar con otros y lo harán también en función de la 'operación salida' en la plantilla de Paco López. El futuro de Pepelu como granota también dependerá de la decisión del técnico y de lo que el mercado ofrezca al de Denia. Esta semana el Periódico de Aragón ya apuntaba su nombre como cesión para el Zaragoza, en Segunda División. 

Tanto Pablo Martínez como Pepelu son los dos cedidos con opciones. Más para el primero que para el segundo. Pero Hernani, Arturo Molina o Koke Vegas se postulan como patatas calientes. El portugués es un futbolista que ya descartó el entrenador de Silla al inicio de la recién terminada termporada, el de Abarán ha cuajado un curso de lo más irregular en el Castellón después de salir in extremis en la pasada ventana veraniega en busca de un destino donde acumular minutos, y el portero vivirá, si no hay sorpresas, un tesitura de absoluto tercer meta. Koke fue cedido al Mallorca, donde solo ha jugado un partido, para despejar plantilla y se le hizo sitio a Cárdenas bajo palos. Ahí el de Terrassa, que sigue esperando la ampliación de su contrato con revisión de salario (tiene firmada una cláusula por medio de la cual el Levante puede renovarle hasta 2024 de manera unilateral, aunque con las mismas condiciones contractuales de las que dispone) ha hecho méritos para enfrentarle la posición a un Aitor por el que, de momento y con el Athletic fuera de combate, no llegan ofertas importantes. 

Con ello, lo que queda por resolver en la ecuación es la famosa 'operación salida' enquistada y que tiene que hacer al club de Orriols, al menos en este mismo mercado, ingresar una cantidad cercana a los 16,5 millones de euros. Si no es antes de julio para cerrar el ejercicio sin pérdidas, el club levantinista, en palabras de su presidente, trabajará para cerrar operaciones importantes de salida antes de que la persiana baje del todo en agosto. Los Toño y su paralizada situación, Sergio León, Vezo, o las piezas que postulan a ventas de enjundia como De Frutos, Bardhi o Campaña siguen a la espera.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email