X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

proyecto fer 

Andrea Verdú: "Me encantaría mejorar mis marcas cuando vuelva a tope"

La atleta del Proyecto FER está pasando en estos momentos por una lesión y, aunque por ahora solo piensa en recuperarse, se muestra con ganas de poder superarse cuando lo haga

2/11/2018 - 

VALÈNCIA. Andrea Verdú Bastante (Alicante, 27 de mayo de 1998) es una atleta del Proyecto FER con muchísima proyección, pero que en estos momentos ha tenido que darle al botón de pausa a su carrera deportiva a causa de una lesión. La deportista valenciana en estos momentos no piensa en otra cosa que en recuperarse aunque no puede evitar soñar en poder regresar buscando su mejor versión.

Difícil situación la que está sufriendo Andrea. A principios de junio se lesionó el recto anterior del muslo. Transcurridos cinco meses desde ese instante, la deportista todavía no sabe realmente lo que tiene y, por lo tanto, tampoco sus plazos de recuperación: “Voy a entrenar y no puedo, así que hasta que sepa qué es, no tengo ni idea”, admite apenada. Ahora, Andrea se encuentra especialmente preocupada en que la gravedad de su lesión sea mínima: “Estoy descartando que sea tendón”.

Hasta que sufriera la dura daga de las lesiones, la deportista cuenta a Plazadeportiva.com sus últimos éxitos. "El año pasado, 2017, conseguí marcas que me permitieron acudir al campeonato de Europa, en 100 o 200, pero quise ir en 200. Creía que había más posibilidades. Y bueno, este 2018 me he lesionado y no he podido conseguir nada. Aunque en pista cubierta fui subcampeona de España promesa de 60 metros lisos, pero en 200 no pude mejorar mi marca”. Y de momento, los próximos retos tendrán que esperar: “La verdad es que aún no he pensado en eso, sólo en recuperarme, pero claro, me encantaría mejorar mis marcas cuando vuelva a tope”, admite la valenciana.

Lo cierto es que la juventud de Andrea le permite poder dar un tiempo muerto a su evolución y tener paciencia. Con trabajo volverá mejor que nunca porque la habilidad le viene de serie. La atleta relata cómo fueron sus primeros pasos en este deporte en su colegio de Alicante: “La profesora se dio cuenta de que era más rápida que muchos chicos y decidió decírselo a mis padres. Ellos me apuntaron al club del pueblo, el club atletismo San Vicente”. Desde bien pequeña era evidente que tenía un don. Y después Andrea eligió su camino en el atletismo.

“He probado todas las disciplinas, o casi todas, y vi que me gustaban las vallas cuando ya era un poco más mayor. Destacaba bastante, pero me hacían hacer 300 en las pruebas de equipo donde también destacaba mucho. A partir de ahí, me di cuenta de que cuando crecía tenía que decantarme por velocidad corta o larga, y lo hice por la corta (100, 200) ya que el 400 se me hacía un poco larga”, explica la alicantina.

El Proyecto FER también reconoció ese don y apostó por Andrea. “El proyecto FER, dejando a un lado la parte económica, me ha dado tranquilidad y atención, han preguntado tanto por mi vida privada como por la competitiva. Se han preocupado por mis competiciones y marcas, a parte de que son muy cercanos, siempre tienen buenas palabras”, agradece la deportista.

Con ese apoyo, siempre se hace también mucho más fácil a los deportistas poder compaginar su carrera deportiva con los estudios o el trabajo. Andrea explica las dificultades de no ser capaz de organizarse: “Yo creo que hay tiempo para todo, aunque cuando lo dejas todo para último momento y tienes que dejar un entrenamiento de lado... Ya no te sientes bien durante la semana”. Pero lo más duro para la valenciana es tener que correr “haga viento, frío, calor o llueva” y encontrarse con dificultades como "las lesiones, que hacen que pares la temporada, como me ha pasado a mí”.

Andrea luchará contra las inclemencias del deporte para conseguir sus sueños: “Ir a unas Olimpiadas, superarme a mí misma y ver cómo salen resultados que esperas”. Todo ello, siguiendo el ejemplo de la atleta olímpica búlgara Ivet Lalova, que “aunque ya no está corriendo tanto como antes, es una chica muy trabajadora y siempre está en finales importantes”.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email