GRUPO PLAZA

el entrenador considera que no es positivo hablar de otros objetivos

Baraja echa el freno

27/11/2023 - 

VALÈNCIA. Tras el empate conseguido ante el Celta en Mestalla, Rubén Baraja puso mucho empeño en poner en valor el punto conseguido ante los vigueses pese a la nula vistosidad del encuentro.

El entrenador valencianista quiso eliminar la imagen de negatividad que emanaba de un partido que no tuvo presencia ofensiva de su equipo y en el cual las tablas fueron el resultado más justo.

La sensación de que se le comienza a exigir al equipo más de lo debido planea en el trasfondo de los últimos mensajes del entrenador que quiere evitar esa presión añadida a toda costa. 

Ya en la rueda de prensa previa del partido frente al Celta ya avisó de no despistarse en lo tocante a mirar más allá del siguiente partido: "La situación invita a mirar arriba, pero gastamos una energía que no debemos desperdiciar porque mañana está el Celta que va a ser muy difícil (...) las consecuencias del resultado ya las iremos viendo. Hay que pensar en el Celta y ya habrá tiempo de pensar en otras cosas".

Tras el encuentro ante los vigueses Baraja volvió a insistir en que la aspiración de objetivos mayores que los marcados se puede acabar convirtiendo en un problema: "Considero que es lo normal. Yo también quiero mirar hacia arriba y que tuviéramos la posibilidad de hablar de que estamos pensando en otra cosa. Pero, ahí es donde nos vamos a equivocar, en el momento en el que nos salgamos de nuestro camino, de lo que tenemos que hacer, de conseguir nuestro objetivo que nos va a hacer crecer como club, como equipo e individualmente nuestros jugadores (...) A veces, nos olvidamos en el momento en el que estamos. Tenemos que ser conscientes de que cada punto tiene mucho valor, de que el equipo lo deja todo y que cuando no puedes sumar de tres, un punto nos acerca a lo que queremos. El objetivo de esta temporada es sufrir no tanto como el año anterior".

Por tanto, el entrenador volvió a frenar en sala de prensa todo aquel discurso que desvíe al equipo de los objetivos marcados a final temporada. Baraja piensa que eso sólo les puede a inducir a engaño y a confusión y que por tanto, alterar la estabilidad anímica del grupo es simplemente un hándicap que hay que intentar evitar. "El proceso" como él llama a los jugadores que están madurando sobre la marcha debe seguir los pasos marcados, y acelerarlo de manera antinatural sólo traerá problemas. Unos problemas, que el Pipo quiere evitar a costa.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email