Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Bossio, el fichaje que se coció en una pizzería

20/03/2020 - 

VALÈNCIA. El exfutbolista uruguayo Miguel Ángel Bossio, que jugó cinco temporadas en el Valencia y fue pieza clave en el regreso a Primera del club en 1987, desveló en una entrevista con la web de la entidad que su fichaje unos meses antes se empezó a gestar en una pizzería.

“Llego al Valencia por haber parado en una pizzería”, admitió el que fuera centrocampista del Valencia entre 1986 y 1991 y que fue internacional con Uruguay y mundialista en Mèxico 86.

“Se había acabado de concretar mi traspaso al Junior de Barranquilla, faltaba formar unos documentos y a la vuelta me detengo en una pizzería de un amigo. Me dijo ‘ya he visto que te vas al Junior de Barranquilla, si hubieses hablado con un compadre que tengo hubiese hablado por ti en el Valencia’”, recordó.

Bossio rememoró como le dijo que lo intentara y que ése agente fue esa misma noche a su casa. “Habló con Alberto Toldrá (también representante de jugadores), Alberto con Roberto Gil y no tuvieron la menor duda en que esa noche llegáramos a un acuerdo”, resumió.

El uruguayo, que había estado en València jugando dos amistosos, admitió que pese a que “el equipo había descendido, me guié por un instinto, de que iba a salir todo bien”.

De hecho, señaló que pese a los muchos éxitos que acumuló en forma de títulos en su carrera en su país, esa primera temporada en el club fue una de las mejores de su carrera.

“Fue uno de los mejores años. He tenido la suerte de ganar muchos títulos, como la Libertadores de América, la Copa América con la absoluta pero el año del ascenso fue muy especial. Éramos una familia en la que una parte se dedicaba a todo el tema económico y la otra al tema deportivo”, explicó.

“Al principio veías el estadio un poco vacío pero poco a poco veías cómo se iba llenando y al final estaba lleno casi todos los partidos. El ascenso era la culminación. La gente nos tiraba hacia delante fue algo espectacular”, añadió.

Explicó Bossio que les quedó “la sensación del deber cumplido, de haber llevado al equipo a donde pertenencia” y recordó también la “complicidad” que tenían con el técnico argentino Alfredo Di Stefano.

“Nos daba libertad para resolver nuestras situaciones. Jamás entrábamos en una alineación pero sí a la media parte hablamos de en qué estábamos fallando”, explicó.

También aseguró que fue él quien le pidió al técnico que pasaran a jugar con un rombo en el centro del campo y desveló qué le contestó cuándo le preguntó si debían marcar en zona o en individual en los córners.

“¿Tengo que saltar yo o tú? Márcalo como quieras pero que no remate de cabeza”, le dijo a un Bossio que asegura que le sigue emocionando estar en Mestalla y sobre todo ver cómo entra la gente dispuesta a empujar al equipo como en su época.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email