Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

Carlos Soler, que no se escape

Carlos Soler es la mejor noticia de la temporada para el Valencia. Por fin, un muy buen suceso después de tanto sufrir. Es la esperanza de un nuevo Valencia. Llegó para quedarse. Con el "28 a la espalda" y mucha calidad en sus botas...

13/04/2017 - 

VALENCIA. Carlos Soler es la mejor noticia de la temporada para el Valencia. Por fin, un muy buen suceso después de tanto sufrir. Es la esperanza de un nuevo Valencia. Llegó para quedarse. Con el "28 a la espalda" y mucha calidad en sus botas. Ha sido un atisbo de esperanza en medio de la desesperación y de la impotencia que han sufrido los aficionados. Quizás estamos ante el nacimiento de la gran estrella que lidere al Valencia al resurgir futbolístico. El tiempo lo dirá. Pero pinta muy bien. Aquí hay jugador. 

Tiene talento, inteligencia y llegada. Y tiene una gran personalidad en el campo. Y toda la capacidad para seguir mejorando. Por eso, Mestalla sueña con que el canterano se convierta en el eje central sobre el que articular el nuevo proyecto del equipo, y ha vuelto a sentir pasión e ilusión a poco que su equipo transmita sensaciones positivas como en los últimos tres partidos. Soler es el nuevo ídolo.

En diciembre decíamos que aún es pronto, pero si seguía con este crecimiento es proyecto de grandísimo jugador. Hay dos factores en la recuperación del Valencia: Voro y Carlos Soler. Ya Pako Ayestarán aseguraba en enero que veía a Soler en La Roja. Ya le tuvo a sus órdenes desde finales de la campaña pasada y le dio la oportunidad en pretemporada. Prandelli quedó encandilado del medio valencianista y fue el artífice de su debut. No hay que olvidarlo. Pero no lo llegó a ver del todo. Voro lo ha visto. Tendrá algo que ver. Porque es ahora mismo, fundamental para el equipo que dirige el técnico de L'Alcúdia. Y aparte de su calidad, la palabra siempre es actitud. Si se tiene, todo equipo mejora. Y Voro está consiguiendo que todos quieran.

El fútbol de Soler parece el de un jugador veterano, al que no le pesa la situación. Su gran visión de juego le convierte en el socio ideal para los desmarques de los delanteros. El talento es innato y siempre ha sido uno de los jugadores más destacados y relevantes de la cantera del Valencia, pero hay que darle las gracias a sus entrenadores en la Escuela de Paterna, donde llegó con tan sólo 7 años desde Bonrepòs, porque Carlos Soler no empezó en la zona ancha del campo, sino como delantero. Y, además me contaron que marcó más de 500 goles que avalaban su potencial como goleador en la Academia. Eso era en "Fútbol 7" y cuando pasó a "Futbol 11", marcó también su cambio de posición, primero como organizador y luego como mediocentro puro. Aquellos entrenadores y mentores que tuvo en Paterna decían que tenía una gran visión de juego y por eso, fueron retrasando su posición. También hay que acordarse de ellos y agradecérselos. Nunca se sabe que hubiese pasado si fuese delantero a solas.

También dicen que el Barcelona le seguía desde niño cuando destacaba en torneos en los que también participaba el fútbol base azulgrana, y ha pretendido e intentado estos años su fichaje. Pero nunca ha podido llevárselo a La Masía.

Ahora, en cuatro meses, se ha convertido en el principal referente del equipo. Carlos Soler y su gran irrupción es la mejor noticia de una temporada marcada por los ceses, vaivenes y los malos resultados, ahora corregidos. Dieciséis partidos de Liga con 3 goles, y tres de Copa del Rey le han bastado para mostrar sus cualidades a toda la España futbolística. Mestalla ya ha coreado su nombre tras la vaselina perfecta ante el Celta. Una obra de arte ese gol de cuchara a lo Raúl. Por eso escuchó el "Carlos, Carlos", de un escenario donde él era habitual desde niño en las gradas de Mestalla. Porque siempre ha sido junto a su familia y entorno, muy valencianista.

Veinte años tiene Soler y ya ha enamorado a Mestalla, que sueña por eso y con un futuro que devuelva al club a los éxitos de antaño, y además con ídolos de la casa como en su época más reciente los Fernando Gómez, Mendieta, Albelda o Silva. Una nueva joya del Valencia y producto de la Academia de Paterna. En la temporada de Koeman como entrenador salió y apostó por Juan Mata. Y hay que reconocer eso al holandés. Esta tenemos a Soler y Lato. 

El es la clave en la Resurrección del equipo y el futbolista de moda. Y demuestra en cada partido a pasos agigantados que va a ser un futbolista importante. Lo es ya, y lo va a ser aún más en la próxima temporada.

Hay que decir que en enero, el Valencia estuvo rápido para atar la continuidad de Soler, y en ese mismo mes le dio ficha del primer equipo, por lo que su cláusula de rescisión pasó de los 8 hasta los 30 millones de euros, una cifra ya alta en el mercado, pero accesible para algunos clubes, sobre todo los ingleses y algún alemán.

Por eso, el Valencia no quiere que se le escape su "joya", y quiere blindarlo en la medida de lo posible. La operación blindaje ya ha comenzado. Y ha sido un buen movimiento de Mateu Alemany y Alesanco para en este momento, tratar de elevar la cláusula de rescisión de Carlos Soler, y también adecuar su contrato ya a su importancia en el primer equipo. Así que el Valencia ha reaccionado rápido con gestiones de gente de fútbol y la voluntad del club con esos gestos de esta semana me parece positiva, ágil y buena.

Ahora sólo falta que se pueda subir esa cláusula de 30 millones, que bastantes equipos de la Premier inglesa y dos o tres alemanes los pueden pagar. Y eso no debe ocurrir. Porque si no muchos se acordarán de este verano con la salida de otro ex ícono del Valencia como Paco Alcácer y los que se lo creyeron en Alzira. 
No ocurrirá espero con este nuevo ídolo, valencianista y estudiante de periodismo. Un chico normal que disfruta jugando al fútbol, y que además, es muy bueno jugando, y con los pies en el suelo.

En una época de dos años marcada por la pérdida de ilusión por los resultados, Carlos Soler es la gran esperanza de un nuevo Valencia CF. La apuesta seria de Voro por su calidad ha salido muy bien. Se ha convertido en una pieza clave. Es el nuevo ídolo. Proyecto de un grandísimo jugador. Lo mejor de esta temporada. Los niños por fin, ya saben que camiseta de futbolista del Valencia quieren comprarse. Porque estaba muy "crudo" elegir una. Ahora que no se escape por favor.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email