X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

HOY HACE UN AÑO DEL ADIÓS DE PRANDELLI QUE DEJÓ AL VALENCIA EN EL PEOR MOMENTO DE LA ERA LIM

"Césare, arrivederci!"

Hoy hace un año de la dimisión del entrenador italiano quien tan sólo duró tres meses en el club. Su salida, en aquel momento, dejaba incendiado un club que navegaba a la deriva.

30/12/2017 - 

VALÈNCIA. Hoy 30 de diciembre se cumple justo un año del adiós de Césare Prandelli al Valencia CF. En aquel momento, con el equipo igualado a puntos con el primero de los conjuntos que ocupaba una plaza de descenso (Sporting, 17 puntos), la plantilla de espaldas al italiano, una lucha de poder desatada en el club alrededor de la figura de Suso García Pitarch, y sin ningún refuerzo de los cinco que se dijo que vendrían en invierno, el incendio dejaba el club en el peor momento de la era Lim.

Mañana del viernes 30 diciembre de 2016, la tensión en la Ciudad Deportiva de Paterna se podía cortar con un cuchillo tras el ya famoso "Fuori!" de Prandelli días atrás y la evidente nula reacción del equipo tras la derrota 3-2 en Anoeta, donde los signos de indolencia de la mayoría de futbolistas fueron más que evidentes. El escenario es de tal tensión que Voro en una cena rodeado de amigos, expresa su temor ante la situación y la dinámica de falta de soluciones en la que había entrado el equipo.

Pasados unos minutos del final del entrenamiento del ya citado 30 de diciembre, suena el móvil de Anil Murthy (Layhoon no estaba en Valencia, para variar). "Anil, ven urgente para Paterna. Prandelli dice que quiere dimitir". El entonces Director de Comunicación y Consejero Ejecutivo coge el automóvil y acude al despacho en el cual le esperaba Prandelli. Según siempre la versión del club, el entrenador les esperaba rodeado de la totalidad de sus colaboradores (entienden que para impresionar). Cuando Anil Murthy llega y pregunta qué ocurre, se encuentra con un Prandelli muy gesticulante, de muy mal humor y que no para de vociferar en italiano. Plantea un ultimátum con los refuerzos (Obi Mikel era en aquel momento su obsesión). Ante tal escenario, Anil Murthy sabe cuál es el protocolo. "Césare, déjame que hable con Singapur. En menos de un minuto, vuelvo", le dice.

Treinta segundos de conversación (en los que Peter Lim da las órdenes oportunas) más quince segundos para volver a entrar en el vestuario del que iba a ser el ex entrenador del Valencia CF a partir del segundo siguiente. Murthy entra en el habitáculo del preparador y le dice "Césare, Arrivederci!"

El resto de la historia ya se conoce. Prandelli marcha a las oficinas para resolver su finiquito (el suyo, porque esgrime que sus ayudantes no dimiten, que sólo se marcha él para obligar al club a echarles y tener que indemnizarles hasta el último Euro). Por el camino, filtra la dimisión a su medio de cabecera, y habla con García Pitarch. Suso le asegura que si el italiano se marcha, él también presenta su dimisión, aunque realmente el de La Pobla ya hacía semanas que no creía en Prandelli y no tenía la más mínima intención de dimitir (lo haría seis días más tarde).

Al día siguiente, rueda de prensa. Previamente a la comparecencia del italiano, Murthy aparece para atacar duramente al entrenador dimitido. Realmente sólo lee un comunicado redactado por el departamento de Comunicación. El 'marrón' de enfrentarse a las preguntas de los medios se lo come García Pitarch. En los siguientes días habría tourneé en las radios nacionales para justificarse, y en las siguientes semanas constantes chinitas lanzadas desde Italia; ahí se fueron diluyendo los últimos vínculos entre el entrenador italiano y el Valencia. 

Hoy el Valencia CF transita por la parte alta de la tabla con Simone Zaza (incorporación que Prandelli pidió) en modo "capocannoniere", y con una limpieza a fondo del vestuario acometida este verano -el "Fuori" que él pidió-. Mientras, Prandelli entrena ahora al Al Nasr de los Emiratos Árabes Unidos. La vida ha cambiado diametralmente para ambas partes, pero en aquel momento la dimisión del allenatore incendió un club absolutamente a la deriva en los días finales de 2016.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email