GRUPO PLAZA

Cinco cuestiones para Sean Bai

19/06/2022 - 

VALÈNCIA. En la mañana de este mismo lunes el Valencia CF ha convocado a los representantes de los medios de comunicación Sean Bai, para que el recién nombrado director general del club repase las líneas maestras de su proyecto a desarrollar en los próximos meses. Dentro de las muchas cuestiones a abordar, estas serán cinco cuestiones que, a bien seguro, necesitan una respuesta.

Organigrama definitivo

Según la nota emitida por el propio club en el día del cese de Anil Murthy, se nombró al mismo Sean Bai como director general en funciones y a Khojama Kalimuddin como presidente también con carácter provisional. Además es sabido que el club anda buscando un director deportivo. Falta por saber si este proceso va a durar mucho tiempo (el director deportivo, por ejemplo, debería ayudar en el proceso de construcción de la nueva plantilla). También sería conveniente conocer si el carácter del nombramiento interino de Sean Bai muta a nombramiento definitivo, y si la figura de presidente y director deportivo, además de la portavocía del club, recaen en una sola persona o va a haber diferentes incorporaciones para cada uno de los lugares a ocupar que antes aglutinaba la figura del sentenciado Murthy. Parece que los rumores de una cara "amable" para la afición a la hora de elegir al próximo presidente han ido perdiendo fuerza en la última semana.

Situación económica del club

Durante la rueda de prensa de presentación de Gennaro Gattuso el nuevo entrenador fue preguntado en diversas ocasiones por la economía del actual Valencia CF cuyas cuentas hablan a las claras de la obligatoriedad de vender futbolistas para equilibrar el balance. El nuevo entrenador valencianista fue un frontón dado que esperaba las cuestiones y tenía preparada la respuesta: desconozco la deuda del club y Lim no me habló de la obligatoriedad de vender futbolistas. Sean Bai estuvo también en Singapur reunido con el máximo accionista y es el hombre que deberá tomar decisiones en el día a día. Por eso es inevitable que él sí conozca las cuentas de la sociedad y que sea el hombre que firme los posibles traspasos que vayan a producirse en las próximas semanas. Las miras están puestas fundamentalmente en tres futbolistas para hacer caja: Guedes, Soler y Gayà. Estos tres traspasos pueden aliviar los problemas de tesorería de la entidad que incidirían en el fair play financiero, pero también influirán de manera directa en la pérdida de potencial deportivo. Además si los problemas económicos de la entidad obligan a traer cedidos en lugar de futbolistas en propiedad, la pérdida patrimonial del club es otra dificultad que asoma en el horizonte.

Reactivación del Nou Mestalla

El jueves conocimos que el club ha presentado un nuevo proyecto en el que se pasa de 43.000 asientos a 50.000 con compromiso de llegar por fases hasta los 70.000, acabar la cubierta de todo el estadio de una manera o de otra (incluyendo o no la granja solar) y se ha solicitado una reunión con las instituciones. Aún falta por determinar de dónde saldrá la financiación que dé forma a estas variaciones del proyecto y si las instituciones acceden a reunirse con el club. Cabe recordar que Manuel Illueca (director del IVF) declaró el pasado jueves en Ser Deportivos Valencia que el anterior proyecto a nivel económico contaba con los 80 millones que provenían de CVC y dos líneas de crédito de 15 millones de euros no concretadas. El presidente de LaLiga, Javier Tebas sigue apoyando públicamente los diferentes proyectos que llegan de la mano de Meriton porque la construcción del nuevo estadio compromete de manera directa el acuerdo al que llegó el presidente de la patronal con CVC. 

Relaciones con el entorno (instituciones, medios)

El cambio de tercio anunciado por Meriton también hablaba de "la importancia de una estrecha relación entre el Club, la sociedad, la afición, las autoridades gubernamentales, los medios de comunicación y demás actores vinculados al Valencia CF".

La ruptura con las instituciones es absoluta hasta el punto que los representantes de Compromís en el gobierno de Ayuntamiento y Generalitat, que siempre se habían mostrado más receptivos con los proyectos de Meriton para la finalización del nuevo estadio, han virado 180º. Sin ir más lejos el alcalde de la ciudad Joan Ribó ha pedido en la últimas semanas de manera insistente que Meriton debería pedir disculpas a la afición valencianista y que están "cansados de que la propiedad esté tan lejos de la ciudad". En la misma línea el presidente de Les Corts, Enric Morera, ha pasado de hablar de que "hay voluntad para solucionar esta situación" o de que "y con quién se tiene que solucionar todo esto es con la propiedad del club y ¿de quien es la propiedad?, pues de los actuales propietarios del Valencia", a instar a Les Corts para presentar una declaración de recuperación de la entidad al máximo accionista Peter Lim.

Por su parte, el PSPV sigue en su postura inamovible desde el primer momento y tras el nuevo movimiento desde el club para el nuevo Mestalla, Sandra Gómez ya ha declarado que recela de la nueva propuesta: "porque han demostrado que no se puede confiar en su palabra". De este modo, la recuperación de crédito ante las instituciones se antoja complicada.

El desgaste con la sociedad valenciana también es notorio y se plasmó en el hecho de que el club se vio obligado a suspender un acto social llamado "La nit de València" previsto para el pasado 2 de junio. La idea de hacer una gala con el pretexto de la sooidaridad y la idea de que Murthy se hiciera la foto con los empresarios valencianos se fue al traste ante la negativa del tejido social y empresarial de la ciudad en participar en el acto al entenderlo más propagandístico que social. Entendiendo que acercarse al club tras lo desvelado en los audios a Murthy era más perjudicial que otra cosa y para que no se les pudiera acusar de insolidarios, los empresarios de la ciudad declinaron la invitación física a la gala que se iba a celebrar en Mestalla. Sin embargo mantuvieron los importes comprometidos a la obra solidaria a los que el club anunció desde un principio que iba a destinar la recaudación que se obtuviera de dicho encuentro.

Del mismo modo, tampoco será fácil el ganar la credibilidad de los medios de comunicación cuando el club hace tiempo que trazó una línea en la que ha situado a un lado a aquellos medios críticos con la gestión de la entidad y les ha dificultado todo lo que ha podido el ejercicio de su labor. También les ha privado de acceder a entrevistas como se pudo comprobar en el "Media day" celebrado en los días previos a la final de la Copa del Rey en el que hubo medios de comunicación vetados por el club. 

Acercarse al valencianismo

En su primera aparición pública como director general, Sean Bai anunció la reapertura de las redes sociales del club censuradas desde hace más de un año. Forma parte del anuncio realizado por el club el 30 de mayo "El Consejo considera que se requiere un cambio en el liderazgo para recuperar la credibilidad de los aficionados y la comunidad a fin de posicionar al Valencia CF en la senda hacia el éxito". Además de este gesto, Sean Bai se reunió el pasado martes con el presidente de la Agrupación de Peñas, Fede Sagreras. Las peñas fueron otro colectivo maltratado por Murthy, quien determinó su expulsión del bajo de Mestalla en el cual la agrupación siempre tuvo su sede. En dicho encuentro, Sagreras ya les advirtió que las protestas en la calle no van a cesar y que tienen mucho trabajo por delante si de verdad quieren revertir la situación. Además no hay que olvidar que en breve debe comenzar la campaña de abonos para la temporada 2022/23 y que el club lleva perdiendo aficionados de manera alarmante desde el verano de 2020 habiendo pasado de 43.000 hasta los menos de 30.000 actuales.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email