Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Contracrónica Granada CF 2-2 Valencia CF

Viaje a ninguna parte

5/07/2020 - 

VALÈNCIA. Viaje a ninguna parte. El Valencia no logró retener el triunfo en Granada y el objetivo de Europa está cada vez más lejos. Los de Voro no lograron una victoria que consiguieron tener de cara más por efectividad que por méritos. Sin embargo, cuando la dinámica es negativa y la seguridad que transmite este equipo deficiente solo se avecina un final dramático. Y así fue. 

El Valencia logró sostenerse en el partido muchos minutos gracias a la actuación de Jasper Cillessen. El holandés está recuperando crédito y es de lo poco positivo que está dejando el regreso del fútbol en el Valencia CF. Pese al buen nivel del meta valencianista, el equipo comenzó perdiendo debido a las varias ocasiones de las que dispuso el Granada. La primera parte del equipo de Voro fue insuficiente. Intentó ser un equipo compacto y aunque no concedió excesivas ocasiones, no compareció en ataque. 

En la segunda parte, un error infantil de Francis Coquelin provocó un penalti que iba a poner el partido cuesta arriba. Carlos Fernández ejecutó con acierto la pena máxima y todo apuntaba a un nuevo naufragio fuera de casa. Sin embargo, el Valencia reaccionó. Cheryshev trazó una buena jugada y asistió a Manu Vallejo que batió a Rui Silva. Fue el último servicio que hicieron al partido y se marcharon para dar entrada a Guedes y Maxi. Y… acertó Voro. El portugués hizo un golazo en el primer balón que tocó. Lanzó un obús desde la frontal y la clavó en la escuadra. 

El Granada estaba activo y la lógica decía que había que hacer el tercero o se iba a pagar caro. Cara o cruz. Salió cruz. Kevin Gameiro se plantó solo ante Rui Silva y no supo cerrar el encuentro. El Granada no desistió y tras dos oportunidades claras de Soldado, el empate llegó a balón parado. Si el error de Coquelin fue de infantiles en primer gol, el de Sobrino fue de benjamines. El delantero se abrió en la barrera y un libre directo mal lanzado por Fede Vico sorprendió a Cillessen y acabó en la red. Un claro reflejo de lo que es el Valencia en estos momentos. 

Con este resultado, el Valencia sigue alejándose de Europa. Un objetivo que empieza a parecer una utopía viendo la crisis que atraviesa el equipo. La temporada se está haciendo muy larga y la impresión es que estos cuatro partidos que quedan son un viaje a ninguna parte. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email