Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

contracrónica valencia cf 2-0 celta de vigo

El Valencia recupera el espíritu a tiempo

21/02/2021 - 

VALÈNCIA. El Valencia recupera el espíritu a tiempo. Era un partido importante en el que todos los focos apuntaban a los jugadores y a Javi Gracia tras el bochorno que tuvo que vivir el valencianismo en Valdebebas. Puede faltar talento, planificación deportiva y seriedad en algunas áreas, pero la actitud y el esfuerzo no pueden ser negociables a la hora de defender un escudo como el del Valencia CF.

La propiedad, acostumbraba al inmovilismo, quiso zarandear el avispero para espoliar a los pesos pesados en busca de una reacción. La preocupación había llegado hasta Meriton tras algunas actitudes que aparecieron contra el Real Madrid. Javi Gracia hizo cambios con el objetivo de mejorar la solidaridad del equipo. Guillamón volvió al once en lugar de Ferro, Álex Blanco entró para dar trabajo por un apático Guedes y Kang In regresó para dar inspiración a un ataque cogido con alfileres a la hora de generar ocasiones. 

Pese a todo, el partido fue soporífero. Un encuentro feo y aburrido en el que ambos equipos estaban más pendientes de no perder que de ganar. En los primeros minutos pasaron pocas cosas. Ambos equipos estaban bien posicionados y apenas hubo un cabezazo alto de Álex Blanco. En el minuto 22, el Valencia golpeó con un remate enorme de Wass. Sin embargo, el VAR invalidó el tanto por fuera de juego del danés. Habría sido un golazo tras una buena jugada colectiva. Fue lo poco emocionante en un primer tiempo que invitaba a buscar otra fórmula de entretenimiento.

El segundo tiempo comenzó igual. No fue hasta el 59 cuando llegó el primer disparo entre los tres palos. Santi Mina cabeceó a las manos de Cillessen, que estuvo seguro en su regreso al césped aunque no tuvo excesivo trabajo. Mientras tanto, Kang In Lee era el único que aportaba algo diferente al partido. Cada aparición suya era un soplo de aire fresco para el Valencia. El coreano estaba con confianza y un pase genial cambió el partido. Maxi fue derribado por Rubén Blanco fuera del área. El portero del Celta fue expulsado tras la revisión del VAR.

A raíz de la esa acción, el Valencia asumió la responsabilidad y fue a por el partido. Kang In lideraba el ataque y Gracia metió 'pólvora'. Gameiro entró en lugar de Álex Blanco. El francés rozó el gol. Otro pase de Kang In. Villar desvió lo suficiente para que el ‘9’ no pudiese empujar el balón a la red. El Celta se embotelló en su área y solo intimidó con un centro de Nolito. El balón se quedó muerto y Hugo Mallo olió la sangre para marcar. Sin embargo, Cillessen intuyó la jugada y salió con todo para adelantarse al capitán celeste. 

Soler la mandó alta en el 87 y la desesperación empezaba a invadir en el sentimiento valencianista. Antes, Gracia había jugado la 'carta revulsiva' de Manu Vallejo. Y vaya si funcionó. Otra vez Kang In. Se inventó un pase maravilloso para Vallejo que hiciera el 0-1 casi sin querer. Era una liberación para un grupo que había recuperado la ambición en la última media hora. La sentencia llegó en la última jugada del partido. Gameiro ganó confianza al finalizar una gran jugada personal de Correia y hacer el 2-0. Un triunfo vital que deja al Valencia con seis puntos de ventaja sobre el descenso y le aporta serenidad antes de un duelo directo por la permanencia contra el Getafe el próximo sábado en el Coliseum Alfonso Pérez. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email