GRUPO PLAZA

/ OPINIÓN

¿Cuándo es gol?

13/10/2021 - 

VALÈNCIA. ¿Cuándo es gol? Es la pregunta que me hacía el domingo por la noche y que, aunque ahora mismo sé la respuesta, tengo miedo a que varíe de aquí al fin de semana. La normativa es tan cambiante, confusa y ambigua que el día menos pensado determinan gol cuando la pelota no entre o cuando le pase por las narices al árbitro, al VAR o al que mande en ese momento.

Pitan lo que les da la gana, esa es la realidad. Ha llegado un punto en que no sabemos ya ni cuando es manos, fuera de juego o expulsión. Hemos visto las misma jugada en diferentes ligas, partidos o campeonatos y el criterio cambia dependiendo de quien la arbitre o de quien juegue.

Las reglas son muy ambiguas. El arbitraje es tan malo como subjetivo y la norma tan confusa e interpretable que cada uno la ejecuta y arbitra como le da la gana. Sin criterio claro. Hasta tal punto que estos días vi justificaciones en base a que no se arbitra la primera sino la segunda jugada; que la “salvada” autoriza la jugada porque Eric roza el balón; o que directamente la posición es legal. A esa gente les digo que se miren el Celta – Levante de hace bien poquito. Las imágenes hablan por sí solas. ¿O es que un defensa si cree que hay fuera de juego debe quedarse quieto a verlas venir?

No tiene ningún sentido. El fútbol antes tenía ese margen de error que lo hacía interesante y humano a la vez. Ahora, con el VAR, nos vendieron la moto del acierto o inequívoco y hay más ambigüedad todavía. Ni los propios árbitros son unánimes a la hora de ejecutar ese reglamento ya de por sí cambiante periódicamente.

A mí no me gusta nada. No logro entender cómo a estas alturas todavía no se autorizan las comparecencias del equipo arbitral para explicar cómo ha ido el partido o determinadas decisiones. O por qué demonios no se explica –bien sea en la TV o en el video marcador- el porqué de autorizar o no un gol, jugada o expulsión.

Y luego están los otros

Luego está el Real Madrid y su actitud en redes sociales. Si bien es cierto que no me sorprende porque muchos de los periodistas afines al régimen de Florentino venían calentando el ambiente en contra de la Selección Española y Luis Enrique, durante el partido llegó la confirmación. Tuiteando como un gol propio el de Francia de Benzema, celebrando la victoria gala al acabar el partido o pidiendo el balón de oro para Karim. Luego hay quien se sorprende de que en España haya antimadridismo o se desee una derrota cuando compiten en Europa. ¿Dónde ha quedado el talante de un club señor? ¿Por qué esa mala leche?

Se quejaban de que en Barcelona y Bilbao había una tendencia en contra de la selección poniendo contra las cuerdas a muchos jugadores, periodistas o dirigentes y ahora desde Madrid hacen lo propio solo porque no ha ido ningún madridista a la convocatoria. Mirad, es que ahora mismo ningún madridista está al nivel para poder ir con los jugadores que este pasado domingo pelearon en la final. Fichen a jugadores españoles de calidad o créenlos en su cantera.

A la postre, aún nos pasa poco. Estamos ante una generación emergente de talento que juega bien y ha llegado a semifinales y final de Eurocopa y Nations League respectivamente aún con bajas significativas, pero que se la ha machacado y ninguneado hasta más no poder. Nada de fútbol, todo vendettas personales e interesadas. Luis “Tabique” –aludiendo al lamentable golpe de Tassotti en los cuartos de USA 94- que es como llaman los maleducados a nuestro seleccionador, se aferran a cualquier cosa para rajarlo sin darse cuenta que a quiénes hacen daño es al vestuario, a la selección y a ellos mismos por ignorantes. 

Pero eso es una historia que contaré otro día, que ahora voy a ver qué regla han cambiado para el fin de semana.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email