X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

plaza redonda / OPINIÓN

Cuando un árbitro da normalidad a los partidos del Real Madrid

28/02/2020 - 

VALÈNCIA. Este comentario les va a parecer una tontería, pero a mí me ha dejado una imagen de ilusión ante lo que se cuece en el fútbol europeo y una decepción a la par entre lo que solemos ver en el fútbol español. El Real Madrid, en Europa y con la ley en la mano, fue 'fusilado' con toda justicia por un árbitro normal, por un árbitro que señaló lo normal, y por lo normal aquí la prensa mesetaria -que es casi toda- lo encuentra de lo más anormal del mundo e incluso afirma, esa prensa, que el árbitro de turno perjudicó al Madrid gravemente frente al Manchester City de Guardiola.

Y no fue así

A los que nos gusta el fútbol bien dirigido y sin las ridiculeces ya históricas que vivimos en el fútbol español, nos quedó claro que sí que existe una normalidad para dirigir un partido en Europa sin la presión mediática del Real Madrid que convierte en un circo cuantos partidos juega la escuadra de Zidane. El Madrid cayó por sus propios defectos ante el Manchester City de Pep Guardiola y al árbitro de turno ya se le está diciendo de todo por aplicar el reglamento con autoridad y una justicia tremenda. Una justicia de esa que no conocemos por partidista en La Liga española y terriblemente partidista e injusta en nuestro querido fútbol patrio.

Como anónimo

No voy a citar al árbitro del encuentro simplemente por la razón de que no lo suelo hacer nunca y en este caso me parecería hasta señalar con el dedo a una persona que simplemente cumplió a la perfección con su cometido. Y ese cometido deja en pañales a los árbitros españoles, al VAR español, a los medios de comunicación españoles, a la mala dirección del partido de Zidane y al propio Real Madrid en su conjunto que no cumplió mínimamente con su cometido en este duelo de Champions y en su propio campo, y, para vergüenza del resto de los enamorados del fútbol, al observar tanta crítica y tantas lágrimas vertidas por un equipo que no dio la talla y que se escuda en el árbitro para no reconocer sus errores ante la escuadra de Guardiola.

El fútbol hispano

En este artículo no pretendo hacer una defensa del Valencia y del valencianismo como suele ser habitual y sí destacar la diferencia de como se manipula el fútbol en nuestra entrañable España en comparación con lo que se hace en el resto del continente. Miren, el Madrid perdió su duelo ante el City por sus propios errores y por no ser maquillada su falta de fútbol del bueno con excusas baratas, tirándole la culpa a alguien que se merece un sobresaliente simplemente por hacer bien su trabajo y no dedicar ese trabajo a favorecer al Real Madrid como suele ser tristemente habitual en nuestro querido fútbol patrio.

Los medios de la capital

Y debo decir que estoy francamente triste al observar cómo los medios de comunicación, en lugar de describir el mal fundamento el Madrid en el partido, se dedican a cargar contra un colegiado que nada tuvo que ver con el descalabro de los de Zidane y simplemente se dedicó a aplicar con una justicia tremenda todo lo que aconteció en el partido. Y lógicamente eso que aconteció perjudicó claramente a un Real Madrid que perdió los papeles de forma indigna y marrullera. 

El City empató el partido en un gol claro y sin ninguna falta a Ramos, sí denunciado a lo bestia por la indigna prensa de Madrid. El penalti a favor de los británicos fue de libro y no admite la más mínima discusión si juzgas al fútbol con justicia y normalidad, tan carente en nuestra Liga por la multitud de favores que recibe la escuadra madrileña. Y, por último, la expulsión de Ramos que le impedirá jugar el partido de vuelta fue absolutamente de libro y no admite la más mínima protesta. Son acciones claras y contundentes que dejan al descubierto dos cosas claras y tristes para el fútbol español. Por un lado la imagen del Real Madrid fue del todo vergonzosa en un partido clave para sus propios intereses; y por el otro queda claro y demostrado el poder del Florentino Team en los medios de comunicación madrileños intentando reprimir un fracaso deportivo gigantesco tirándole la culpa a un señor que simplemente se limitó a cumplir con su trabajo con normalidad y sin favoritismos vergonzosos en un partido de cierta trascendencia del fútbol europeo.

Y una sola pregunta 

Por cierto, mirando todo lo que sucedió en dicho encuentro, yo no entiendo cómo todos los seguidores manipulados del Real Madrid que claman contra un árbitro normal y justo no se preguntan la razón por la que Zidane no dio entrada en todo el partido al alemán Kroos, que en el fondo es el jugador que pone raciocinio al fútbol del Real Madrid. En un duelo tan importante Zidane no le dio entrada para sorpresa de todo el personal que valora el fútbol sin llantos y sin partidismos vergonzosos como suele suceder en Madrid. La Champions, esa que tiene al Valencia al borde de la eliminación, fue justa con el Madrid y con el fútbol europeo. Las lagrimitas de tantos producen hasta vergüenza.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email