Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

la última vez que el levante encadenó tres choques ligueros sin marcar fueron los celestes quienes pagaron los platos rotos

El Celta marca un precedente para acabar con sequías

23/10/2020 - 

VALÈNCIA. El del lunes en La Cerámica ante el Celta es un partido importantísimo para el elenco de Paco López. El Levante necesita rehacerse de la caída libre de San Mamés -sobre todo- y del carrusel de derrotas en que llega inmerso a la cita. Y lo ha de hacer más con puntos que con sensaciones. El técnico granota siempre habla de analizar los encuentros desde el juego mostrado y no tanto desde el resultado, pero lo cierto es que el equipo atraviesa un momento para entonar el "hay que ganar como sea"

Los brotes verdes de Sevilla o ante el Real Madrid han de convertirse en puntos para frenar la hemorragia de resultados. Más después abrir su defensa de par en par: el Levante es ahora mismo el conjunto más goleado de Primera División. Aunque el 4-2 de Mestalla engorda esta cifra y resta justicia al análisis, la realidad es que el equipo no ha conseguido dejar la portería a cero todavía esta edición.

Sin embargo, el debe también se localiza en la faceta ofensiva. Los granota encadenan tres encuentros sin marcar (no lo hicieron en Sevilla, ni ante el Madrid y tampoco en Bilbao). La última vez que esto ocurrió en Orriols, fue el Celta, el mismo rival de este lunes, quien pagó los platos rotos. Fue en la 18/19, la primera completa de Paco López en el banquillo, cuando los celestes se llevaron cuatro goles en Balaídos a manos de un Levante herido

El equipo venía entonces de recibir un 5-0 en el Pizjuán, de empatar sin goles en el Ciutat ante el Getafe y de perder en Mendizorroza por 2-0. Con esos resultados pesando en la mochila y con el debate de la permanencia vivo -es el curso en que el Levante se salva en la penúltima jornada en Girona después de un bajón importante en la segunda vuelta-, los hombres de Paco López conquistaron Vigo con un partidazo. Marcaron Morales por partida doble, Coke y Borja Mayoral. Eso sí, cabe recordar que tras ese triunfo el equipo volvió al barro y enlazó más de dos meses sin ganar que le llevaron a sumergirse de lleno en el mejunje del descenso. 

Además, el Celta también formó parte de uno de los potentes ascensos de la montaña rusa que fue el Levante la pasada campaña. Tras perder en casa frente al Valencia y en el Coliseum por 0-4 en diciembre de 2019, el Granada y los gallegos fueron dos rivales contra los que se bordaron actuaciones antes de volver a una caída libre sin frenos. Fue el 3-1 en el Ciutat con remontada incluida en los pies de Roger y, de nuevo, Mayoral. 

El Celta es, para más inri, un contrincante que tiene pesadillas con el Levante en las últimas fechas. El curso pasado no fue capaz de puntuar en ninguno de los dos enfrentamientos contra los granota, ni siquiera en la penúltima jornada cuando los de Paco López no se jugaban nada y ellos vivían al filo del abismo. 



Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email