X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

marcelino dejó al canterano en el ostracismo y apostó por montoya, vezo o paulista en el carril derecho

El partido que sentenció a Nacho Vidal

El lateral no aprovechó sus oportunidades y tras el partido en Mestalla contra el Girona desapareció definitivamente de los planes del entrenador. Ahora brilla en su nueva etapa en el CA Osasuna

3/11/2018 - 

VALÈNCIA. El Valencia CF-Girona FC de la pasada temporada fue definitivo para uno de los jugadores que tuvieron que abandonar el club el pasado verano: Nacho Vidal. Era el 6 de enero, día de Reyes, cuando el Valencia recibió al Girona para seguir afianzando su puesto en Champions y prepararse para alternar con garantía Liga y Copa del Rey.

Sin embargo, Nacho Vidal que estaba en el punto de mira de Marcelino por algunos errores que había tenido en los anteriores encuentros, volvía al once y lo hacía con la presión que le había puesto sobre sus hombros Marcelino en la rueda de prensa previa. "Es muy posible que juegue mañana pero, bueno, esto es el Valencia y el Valencia no espera. Intentamos tomar decisiones justas para intentar poner a los mejores en el campo. No ha pasado nada extraño con él, simplemente que el nivel de exigencia actual es muy alto y tenemos que poner a los mejores", explicaba el preparador.

Un mensaje que no surtió el efecto esperado. Nacho Vidal sufrió mucho en su parcela para frenar las acometidas de Mojica, que a los ocho minutos le superó al faltarle contundencia. El colombiano centró al primer palo y ahí apareció Portu para poner el 0-1. El Valencia logró darle la vuelta al marcador, pero el canterano continuó pasándolo mal por su costado y Marcelino no aguantó más, sustituyéndolo en el minuto 67 por Rubén Vezo. 

A partir de aquel encuentro, Nacho Vidal desapareció y fue relegado al ostracismo. Marcelino acabó decantándose por Montoya en Mestalla y por una fórmula más defensiva con Rubén Vezo a domicilio o Gabriel Paulista, que también jugó en esa posición durante el triunfo en el Sánchez Pizjuán. Nacho Vidal solo volvió a jugar cuando el objetivo de la Champions estaba conseguido matemáticamente. Participó cuatro minutos precisamente en la visita al Girona y ya fue titular en la última jornada en Mestalla ante un Deportivo ya descendido.

Por ello, Nacho Vidal acabó saliendo del Valencia este verano y tras su frustrada llegada al Córdoba, finalmente firmó por Osasuna. En el conjunto navarro, el alicantino ha encontrado la regularidad que necesitaba, convirtiéndose en un futbolista en este inicio de temporada. El Valencia lo traspasó a coste cero, pero guardándose una serie de derechos futuros por el jugador. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email