X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 11 de diciembre y se habla de sergio arlandis opinion valencia cf champions
GRUPO PLAZA

opinión / plaza redonda

El recuerdo imborrable de David Villa

15/11/2019 - 

VALÈNCIA. Vale, sí, ya se que es un poco tarde para escribir de David Villa, pero debemos tener en cuenta que el mejor goleador y delantero de la historia de la Roja -y por supuesto también de nuestro Valencia- se merece unas líneas de recuerdo en este PlazaDeportiva y francamente también se merece el cariño y la admiración de todo el mundo al que le gusta paladear elbuen fútbol y a todos los que se sienten agradecidos por tener en tu imaginación la foto de Villa y recordarle en todo momento en su exitosa y amplia carrera profesional que le llevó a defender la camiseta de un buen montón de equipos, pero que todo ellos guardan en su corazón un hueco enorme para recordar al que ha sido y es historia inmensa de la selección española y por la parte que nos toca historia viva de un valencianismo que nunca olvidará a ese goleador encima es un tipo muy normal y asequible.

EL TIPO DE HOY
Villa hoy en día es como cualquier persona de esas que conoces en tu barrio de toda la vida y que nunca te defrauda ni te menosprecia pese a la inmensidad de futbolista y de persona que representa. Si en el fútbol de hoy en día todos fueran un poquito como Villa todo sería más tranquilo y más normal. Villa ha logrado lo inimaginable. Lo quiere todo el mundo y no existe una sola frase que le intente hacer daño o que no reconozca su enorme implicación con un deporte que ha solucionado justamente su vida de forma formidable.

SU FICHAJE

Villa jugaba en el Zaragoza y llegó al Valencia gracias al buen ojo clínico de alguien que fue mi amigo, pero aunque ahora no me de ni bola sí debo ser justo y hacer un paréntesis en esa relación tristona y centrarme en lo que nos ocupa que no es otra cosa que la llegada de un tipo llamado David Villa, procedente del Zaragoza, y presente por Soler -entonces presidente del Valencia, que manda narices la cosa- como un crack de futuro enorme, y así fue. Subirats acertó de pleno -mi enhorabuena- y Villa se instaló en el Valencia de Soler con la sana intención de crecer como futbolista y de hacer todos los goles que él pudiera. Y Villa creció, Villa goleó, Villa nos hizo soñar a todos y en la imagen y en el recuerdo de cualquier valencianista no existe una imagen más entrañable de ver jugar a Villa con la camiseta del murciélago y hacernos partícipes de un buen montón de goles que ese delantero especial e inmenso nos regaló durante toda su estancia en nuestro equipo.

EL NÚMERO SIETE ES SUYO
Y me llama la atención con lo mucho que en Madrid miman a todo lo que corresponde al Real Madrid, que hayan salido un buen número de tuiteros para afirmar que el número siete de la selección pertenece por derecho propio a David Villa en lugar de a Raúl González, siendo en el fondo sorprendente que hasta en Madrid se reconozca esta situación sin precedentes y que habla muy a las claras del pedazo de futbolista que pasó por el Valencia y toda la huella que su fútbol y sus goles ha dejado para siempre jamás en nuestro querido fútbol patrio. Villa supere sin duda a Raúl y lo supera por implicación y goles. Y eso me alegra. Y me alegra más por el carácter de este tipo que se hace querer en todo el mundo y que trata a la gente con un cariño y una normalidad fuera de lo común. Villa siempre parece tu paisano te lo encuentres donde te lo encuentres.

Y SU FUTURO
Ahora, hoy, Villa ya se ha puesto a cabalgar pero en este caso en compañía de su agente, de Vícpor Oñate, y ya ha comprado un equipo del fútbol americano donde repartir sus enseñanzas y donde seguir creciendo en este mundo tan especial y que sin duda está en deuda con Villa por lo mucho que Villa le ha dedicado al fútbol y a todo lo que tiene que ver con el fútbol. Yo no vivo en Nueva York, pero sin duda,si sí estuviera allí habitando Villa iba a encontrar en mis hijos a algunos alumnos para que aprendan en su nuevo equipo algunas de las inmensas lecciones que el propio Villa nos ha dado como futbolista. Su ejemplo es un ejemplo puro e invita a imitarle sin ningún tipo de dudas. Yo le recuerdo su paso por el Valencia, y ahora, en el momento de su adiós del fútbol profesional, le recuerdo más como un tipo asequible, normal y cariñoso, que representa todo lo que muchos padres deberíamos inculcar a nuestros hijos que empiezan a darle al balón redondo.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email