Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

CICLISMO | TOUR DE FRANCIA

El suizo Hirschi se impone en la duodécima etapa al tercer intento

10/09/2020 - 

SARRAN, FRANCIA (EFE). Marc Hirschi, joven promesa del ciclismo suizo de 22 años se impuso este jueves en la duodécima etapa del Tour de Francia, la más larga de la edición, tras haber acabado segundo y tercero en otras dos intentonas de sumar una parcial.

El excampeón del mundo y de Europa júnior, del equipo Sunweb, logró llevar a buen puerto una escapada que se lanzó en el tramo final de la etapa y alcanzar la meta en solitario.

En la segunda etapa del Tour fue segundo, por detrás del francés Julian Alaphilippe y en la novena, la segunda de los Pirineos, fue tercero, tras haber pasado un centenar de kilómetros en solitario y ser alcanzado a falta de dos por el grupo de favoritos.

El grupo de favoritos entró a 2.30 del ganador de la etapa, por lo que no hubo cambios importantes en la general, liderada por el esloveno Primoz Roglic, por delante del colombiano Egan Bernal, a 21 segundos, y del francés Guillaume Martin, a 28.

Entre los que aspiran a la clasificación general no hubo ataques, pese a que los últimos 40 kilómetros de la etapa eran bastante accidentados y ofrecían terreno para aventuras.

El Tour retoma el viernes con la alta montaña y un final en puerto, en la cima del Puy Mary, de primera categoría. 

La montaña vuelve sin descanso

Tras un breve reposo, el Tour de Francia recobra el contacto con la alta montaña en una nueva travesía del macizo centra con la inédita cima de Puy Mary, un duro pero corto puerto de primera categoría que devolverá la pelea entre los favoritos para la general.

Situado en la cima del Pas de Peyrol, la carretera que lleva al punto más alto del Macizo Central, el lugar nunca ha albergado una llegada de la ronda gala, pero su pelotón lo ha cruzado en diez ocasiones.

Será la guinda de una etapa en constante pendiente, que totaliza 4.000 metros de desnivel ascendente, la mayor diferencia de este edición y que no para de ofrecer posibilidades para los corredores.

Entre Châtel-Cuyon y la meta hay 191,5 kilómetros que comienzan a ascender desde el principio, con ascenso al col de Ceyssat, de primera categoría tras los 30 primeros kilómetros.

A partir de ahí, casi no hay descanso. Dos terceras, con un segunda en medio, llevan al pelotón hasta el tramo final, 20 kilómetros explosivos.

Primero con el ascenso al Nernne, un segunda de 3,8 kilómetros con una pendiente media del 9,1%, que puede servir de trampolín para ataques ambiciosos, que deben proseguir en Peyrol el puerto, que tiene 5,4 kilómetros al 8,1% de pendiente media, alberga en sus dos últimos kilómetros rampas constantemente por encima del 11%.

El director deportivo del Tour, Thierry Gouvenou, artífice de la jornada, se muestra convencido de que la general de la salida no será igual que la de la llegada tras esta dura etapa, que se produce cuando los ciclistas han superado ya la mitad del recorrido.

Por detrás quedaron los Pirineos, pero al Tour le queda todavía mucha montaña por ascender, con el Gran Colombier como primera cita, antes de afrontar Alpes y Vosgos, con la contrarreloj en La Plancha des Belles Filles como sentencia final

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email