Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 23 de enero y se habla de villarreal cf opinión pd plaza granota LEVANTE UD valencia cf
GRUPO PLAZA

valencia cf

El Valencia vivió un 2017 bipolar

El conjunto blanquinegro estuvo la pasada temporada luchando por no descender, mientras que en el actual ejercicio se mantiene en la zona alta de la Liga

26/12/2017 - 

VALÈNCIA. El Valencia puso fin a un 2017 intenso en el que su trayectoria deportiva vivió polos opuestos, después de que en la primera mitad se viera inmerso en la lucha por alejarse de la zona de descenso y en la segunda diese un salto de calidad que le permitió asentarse en la zona alta de la Liga.

Con una plantilla profundamente remozada en verano tras una segunda temporada consecutiva muy alejado del objetivo mínimo de la entidad de jugar en Europa, el Valencia dio un giro total a sus sensaciones deportivas con la llegada de siete fichajes y el liderazgo de Marcelino García Toral.

El técnico asturiano fue el elegido por el director general del club, Mateu Alemany, que también afrontaba su primer proyecto en el Valencia, para reflotar a un equipo que cerró las dos últimas temporadas en la duodécima posición de LaLiga.

Tras dos años sin patrón de juego, con cambios de entrenadores y falta de rendimiento de sus jugadores, el Valencia recurrió a un técnico contrastado y con un marcado estilo futbolístico como Marcelino para tratar de regresar a la lucha por los puestos altos de la clasificación.

Aunque la llegada de nuevos jugadores resultó clave para la mejoría experimentada tras el parón veraniego, al mismo nivel de importancia en esta transformación se situó el cambio radical experimentado por varios de los futbolistas que ya estaban en el equipo la pasada campaña.

Si la aportación de recién llegados como Neto, Guedes, Kondogbia, Murillo o Paulista elevó el nivel del equipo, aún sorprendió más la gran mejoría experimentada por futbolistas como Rodrigo, Santi Mina, Parejo, Zaza o Gayá, que pasaron de un rendimiento diluido en mayor o menor medida en el curso pasado, a ser cruciales en el actual.

Pero antes de llegar al momento actual el Valencia vivió una situación de inestabilidad deportiva casi permanente durante los primeros meses de un año que nació torcido con la dimisión del italiano Cesare Prandelli en los últimos días de diciembre pasado.

El Valencia arrancó la temporada 2016-2017 con Pako Ayestarán, quien encadenó cuatro derrotas en otras tantas primeras jornadas de competición que le llevaron a ser destituido y a ser relevado por el técnico italiano, aunque con Voro González como puente durante dos partidos.

Pero Prandelli, que llegó el 1 de octubre, tampoco fue la solución. El 30 de diciembre dimitió por desavenencias en materia de fichajes con el director deportivo, Jesús García Pitarch, que en los primeros días de enero también dimitía.

En medio de esa zozobra deportiva arrancaba el Valencia 2017, con tan solo doce puntos sumados y tres victorias logradas en diecisiete jornadas de Liga que lo situaban en la decimoséptima posición de la clasificación con los mismos puntos que el Sporting de Gijón, que ocupaba puestos de descenso.

Tras la fuga de Prandelli el Valencia recurrió de nuevo a su hombre de la casa, Voro, que ya se hizo cargo del equipo hasta el final de temporada y logró dejarlo en duodécima posición con 46 puntos.

En la Copa del Rey el Valencia sufrió la eliminación en enero pasado por parte del Celta en la pasada edición, mientras que en la actual eliminó al Real Zaragoza en noviembre y ahora, en los primeros días del año, le espera Las Palmas en los octavos de final.

A pesar de la evidente mejoría de la segunda parte del año el Valencia pone el punto final a 2017 con una sensación agridulce después de un mes de diciembre con más sombras que luces en el que han aparecido los primeros síntomas de debilidad del Valencia de Marcelino.

Tras cerrar noviembre con un empate en casa ante el Barcelona, abrió un mes de diciembre con un bajón de resultados con tres derrota en Getafe (1-0) y Eibar (2-1) y ante el Villarreal en Mestalla (0-1), y una sufrida victoria local ante el Celta (2-1). 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email