Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

Este es el Valencia que se quiere

Ha vuelto ese espíritu. Ayer fue un equipo de fútbol. Y un partido de los que hacen afición. El objetivo está conseguido y esto permite mantener una cierta confianza, pero hay que ir hacia arriba ya. La victoria fue un ramalazo de orgullo y un paso firme para el futuro.

23/02/2017 - 

VALENCIA. Ahora sí parece algo muy serio el Valencia. Por fin, la afición se ha sentido identificada en lo que vio ayer en el terreno de juego. Fuera el victimismo ya. Este equipo con Voro sabe a lo que juega y tiene claro los conceptos. El Valencia tiene futbolistas para mucho más que estar peleando como estaba por el descenso. Con esta actitud y esta manera de competir no estaría el Valencia donde está. El Valencia de Voro tiene otra piel. Fue un triunfo de moral y de convencimiento que jugando así, el Valencia tiene que mirar hacia arriba. Voro y el placer de la ilusión.

Porque no hace muchos días, nos preguntábamos, ¿hay alma valencianista en ese vestuario?, y ¿cuando será el Valencia competitivo?, y otra como ¿por qué es capaz casi siempre de sorprender negativamente a los que le quieren tanto?.

Ha vuelto ese espíritu. Ayer fue un equipo de fútbol. Y un partido de los que hacen afición. El objetivo está conseguido y esto permite mantener una cierta confianza, pero hay que ir hacia arriba ya. La victoria fue un ramalazo de orgullo y un paso firme para el futuro. Voro ha mejorado los números en defensa, una base importante para crecer. Esos números destacan la fortaleza defensiva de la que carecía con Prandelli. 

Y este Valencia no es el de diciembre, entre otras cosas porque hace semanas no tenía ni a Zaza ni a Orellana, que han demostrado ser dos refuerzos invernales muy buenos, y que el mercado de diciembre si se elige bien, es positivo. Simone es el 9 que hacía falta desde verano y que destacó en el Sassuolo italiano, ese delantero referencia que no tenías, y el chileno en la mediapunta, que se divierte jugando y es desequilibrante en esos metros finales, e sun futbolista que no tenías. Si hubiesen llegado en agosto otro gallo cantaría.

Como puede ser que este Valencia estuviese hace muy poco mirando a los de abajo. Ahora a aparcar la indefinición en la que se estaba, que ni mata ni emociona a una afición con ganas de salir de la tierra de la nadie y tirar para arriba.

Que este partido ganado ayer a la épica, y este triunfo marque el camino de la recuperación.

Sin olvidar que a pesar de ser una temporada funesta e indigna de un club de la grandeza del Valencia, y que el objetivo al inicio de la Liga está ahora a 19 puntos, como es posible que habiendo gastado casi 200 millones de euros en futbolistas en estos años, la realidad es que antes del partido ante el Athletic, se estaba hablando de no descender. ¿Cómo es posible esto y hacerlo tan mal?. Era complicado hacerlo tan mal. 

Todos los actores quieren ver un club estable. Eso es un síntoma de estabilidad. Los jugadores que juegan con los intereses de los clubes, los primeros. Necesitan sentirse en un club que haga las cosas bien, y en un club donde las decisiones sean coherentes. Donde haya una "figura". Por eso, el dueño del club, Peter Lim debería de estar más tiempo aquí para gestionar el club, y que exigiera a toda la gente que hay en el club.

Este Valencia creo con falta grande de dirección en los últimos años, y es evidente que se han comprado jugadores muy por encima del precio que costaron, pero también algunos de esos futbolistas, pensamos todos que no son tan malos como parecen en este club, y el problema es que el jugador, que siempre se tilda de egoísta, aquí han tenido despistes tremendos y han visto como se tomaban decisiones con incoherencia. Y es fácil despistarse y trasladar la exigencia a otro, sobre todo, cuando las cosas van mal.

El Valencia siempre ha sido club vendedor, pero el problema no es hacerlo, el problema es que has traspasado a los mejores y más estaban destacando, dentro de dos temporadas mediocres y los que han venido, algunos no han llegado a superar o tener el nivel de los que se fueron. Has gastado demasiado dinero y no han dado el rendimiento porque han sido peores los que han venido. Y la próxima temporada es un año en el que tienes que debilitarte otra vez, porque hay que traspasar a lo bueno que te pueda quedar para intentar llegar a ingresar hasta 90 millones, y si te los compran, ya veremos a que precio, porque algunos están muy devaluados, y los clubes tontos no son. Será muy complicado por los que se pagaron 25 a 3 millones recuperar ni siquiera un tercio. Muy difícil. Todo para poder nivelar el presupuesto del año que viene sin jugar Champions.

Opino que el dueño del club debería de haber venido más a Valencia, al club que él se compró, y contara ahora su proyecto, sus ideas y también sus exigencias. Que es lo que quiere hacer con este club histórico, y exigir a la gente que está dentro, porque todo el mundo debe trabajar con objetivos, y un margen de trabajo, y ahora mismo en el Valencia esto es implanteable, a no ser que cambie el rumbo. Y al que designe como Director Deportivo con su equipo de trabajo, tener una autonomía plena y una independencia dentro de un presupuesto económico, que seguro será escaso, pero hay que tener capacidad para llegar a jugadores a precios mucho más bajos y hacer un equipo competitivo. Porque el Valencia si tiene que vender a sus mejores activos para llegar a cuadrar el presupuesto, también tiene la obligación de hacer un equipo que compita como anoche.

Y tomar decisiones rápidas y saber que es lo que quiere que sea el Valencia. Qué esté en Champions o no lo esté. Tener unos objetivos vistos para poder suplir. Porque en estos últimos dos años, económicamente ha hecho unas muy buenas operaciones, pero deportivamente el equipo se ha visto resentido totalmente. Porque esos jugadores los que se fueron no los puedes vender si quieres ser un equipo grande. Y con mucho trabajo y poco a poco ir recuperando el tema económico e ir creciendo el club otra vez, y tener un equipo que luche por entrar en la Champions, y esté a la altura de la historia del Valencia, y a la altura de los At. Madrid, Sevilla, Villarreal, Athletic, que ahora mismo te han pasado por encima.

Ahora pienso que este Valencia ahora debe ir partido a partido, pero debe mirar hacia arriba. La exigencia tiene que ser esa. Y, luego como decía el gran entrenador Luis Aragonés(qpd), llegar a los últimos diez partidos para ver en que situación se está y luchar por un objetivo claro. Y que tomen decisiones acertadas que hasta ahora no han sabido tomar. Lo de anoche en Mestalla debe ser lo normal. Y no me explico como tanto que le gusta el fútbol al señor Peter Lim, se perdió un partidazo como el de ayer. No sabe usted lo que se perdió en directo, aparte de que hay pocas alegrías más grandes para el aficionado valencianista que ganarle al Real Madrid. Porque aparte de disfrutar con la victoria de "su" equipo, era para decirles que este Valencia de anoche es el Valencia de antaño y el que todos los aficionados quieren. Este es el Valencia que se quiere siempre. No el Valencia de los dos últimos años. Ese es irreconocible.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email