GRUPO PLAZA

fútbol internacional / OPINIÓN

Exvalencianistas por el mundo: Xisco Muñoz

16/04/2021 - 

VALÈNCIA. Domingo 9 de mayo de 2004. Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán de Sevilla. A falta de dos jornadas para el final del campeonato, el Valencia aprovecha los tropiezos de sus perseguidores y vence 0-2 para conquistar su segundo título de Liga en 3 años, el sexto de su historia. Lo hace con un once plagado de teóricos suplentes como un joven Mohamed Sissoko, Jorge López, Ricardo Oliveira o Xisco Muñoz.

El devenir de aquel encuentro representa a la perfección las claves del conjunto de Rafa Benítez: marcaron Vicente Rodríguez y Rubén Baraja, pero no lo hubiesen hecho sin sendas asistencias de un jugador que, a pesar de no ser una “vaca sagrada” en el vestuario, tuvo un papel capital en las rotaciones y la distribución de minutos de una plantilla que es leyenda. Se trata de Xisco Muñoz, el retrato de un modelo de éxito.

Natural de Manacor (Baleares) y formado en las categorías inferiores del Valencia, Xisco Muñoz es de los pocos jugadores que ha tocado la gloria vistiendo la camiseta de los dos grandes clubes de la ciudad de Valencia: Valencia CF y Levante UD. Tras explotar en el filial valencianista y curtirse en sus cesiones a CD Tenerife y Recreativo de Huelva en dos ocasiones, formó parte de la primera plantilla del Valencia durante dos años, entre 2003 y 2005, dando descanso a las principales piezas de ataque de Rafa Benítez y Claudio Ranieri.

“En España, en categorías inferiores, la gente está preparadísima”.

Xisco Muñoz para EFE

En verano de 2005, el club le dio la carta de libertad y el mallorquín firmó por el Betis, club en el que militó durante 4 años, acabando su etapa como verdiblanco con el descenso a segunda división en 2009. El Levante UD fue el siguiente destino del exvalencianista. De vuelta en la ciudad en la que tantos éxitos había logrado, Xisco volvió a tener un gran protagonismo anotando 8 dianas y jugando muchos minutos para devolver al equipo granota a primera división. Un ascenso que marcó un antes y un después en la historia del club, bajo la dirección de Luis García Plaza. Para el recuerdo de los levantinistas quedará aquel tanto en la victoria frente al Castellón en el Ciutat, que certificaba el retorno del club valenciano a la máxima categoría. El año siguiente, todavía como jugador del Levante UD, contribuyó con minutos y participación a la permanencia del equipo en primera. Todo un éxito.

En 2011, a punto de cumplir 31 años, rescindió su contrato e hizo las maletas en busca de un cambio de aires rumbo al Dinamo de Tbilisi de Georgia, donde se proclamó campeón de liga en 2012 y 2013. En el mercado invernal de la temporada 2013/2014, firmó por el club en el que colgó las botas en 2016 con 35 años de edad: el Nàstic de Tarragona.

Sin cambiar de ciudad, pasó directamente de integrante de la primera plantilla a tener un hueco en el cuerpo técnico del valenciano Vicente Moreno. Ahí empezó su andadura en los banquillos: Nàstic y Dinamo de Tbilisi (donde cosechó otro título de liga) para finalmente firmar por el Watford de la Championship inglesa, club por el que casualmente también pasó el actual entrenador del Valencia Javi Gracia.

Lo cierto es que, a pesar de tratarse de un novato de los banquillos, el impacto de Xisco en el fútbol inglés ha sido inmediato: el mallorquín está dirigiendo con maestría unos Hornets que ahora mismo marchan segundos (eran quintos cuando el exvalencianista tomó las riendas del equipo), con paso firme hacia al ascenso directo a la Premier League. No pierden desde el 27 de febrero y ya acumulan 7 puntos de ventaja respecto al tercero: el Swansea galés. Una irrupción estelar del exvalencianista, que pronto puede debutar como técnico principal en la considerada por muchos como la mejor liga del mundo.

“Rafa (Benítez) fue un adelantado en ese momento porque nos hacía ver cosas diferentes. Nos hizo creer en cosas importantes”.

Xisco Muñoz para EFE

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email