Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

Febrero copero

2/02/2020 - 

VALÈNCIA. El mítico Luis Aragonés aseguraba que la Liga se gana en los últimos diez partidos. Según argumentaba, el equipo que irrumpe con más fuerza en la recta final del campeonato, acaba por llevarse el título. Aquí lo pudimos comprobar en los años del histórico doblete. El Valencia de Rafa Benítez llegó como un cohete en las Ligas de 2002 y 2004 para fumarse en pipa al Madrid de los galácticos. Fue una remontada espectacular. Luis siempre tenía razón. ¡Cuánto sabía el Sabio! ¡Cuánto lo echamos de menos los que tuvimos la inmensa fortuna de aprender de él y de disfrutarlo!

Sin embargo, y pese a la certera máxima de Luis, siempre existe la excepción que confirma la regla. Al Valencia se le han adelantado los plazos. Porque este mes de febrero va a centrar las verdaderas posibilidades del equipo en este curso futbolístico. Febrero va a decidir a qué aspira el Valencia. Si huele a sobresaliente o nos conformamos con aprobar por los pelos. Los exámenes llegan en forma de tres partidos de Liga ante rivales directos en la lucha por la Liga de Campeones (Getafe, Atlético y Real Sociedad; cuarto, quinto y sexto hasta antes de disputarse esta jornada). También los cuartos de final de la Copa del Rey ante el Granada (y la ida de las semifinales si se pasa de ronda). Y para finalizar, el esperado encuentro de la Champions contra el Atalanta en San Siro

Febrero se presenta en Mestalla como un mes tan duro como decisivo. Es algo que saben de sobra en el vestuario del Valencia. De la importancia de las próximas citas ya ha hablado Celades con la plantilla. Los jugadores lo tienen interiorizado. El grupo es consciente de que ha llegado el momento clave de la temporada. El Valencia recogerá lo que empieza a sembrar este mes. Ya lo advertía Carlos Soler a la conclusión del partido de Copa ante la Cultural. Todavía con los nervios a flor de piel tras los lanzamientos de penalti, el futbolista afirmaba: “Tenemos que estar preparados para todo. Queda un mes muy complicado con Liga, Champions y Copa. Este mes de febrero será especial”. Vamos, casi nada. 

De cara a este mes de febrero con Liga, Copa y Champions, la duda que me asalta es si el Valencia va a disputar las tres competiciones o si, por el contrario, va a dejarse llevar en la Copa. Lo sucedido el año pasado con Marcelino, al que le cortaron la cabeza por volcarse en este torneo, me da que pensar. Tampoco ayudan las declaraciones de Anil Murthy en The Athletic, en las que explicaba que Celades hará lo que le digan desde Singapur. Osea, que si Lim considera que hay que tirar la Copa…. Pues a la basura. Pese a que al Valencia le haya dado 8 títulos. Y que solo se esté a tres partidos de jugar una nueva final. 

¿Saben? A mí la Copa me encanta. Y más todavía en este formato de partido único. No hay nada tan fastuoso como una final de Copa. Es un espectáculo excelso. Me gusta incluso aunque la jueguen el Mallorca y el Recreativo. No sé a Lim. Ni a Murthy. Pero a mí la Copa me mola. Me trae recuerdos imborrables desde que vi a Mario Kempes alzar los brazos en el Bernabéu. En el año 79. Me resisto a pensar que el Valencia se deje llevar en Granada. Es más, considero que hay plantilla de sobra como para disputarla. Y que un club como el Valencia tiene obligación de pelearla. Empezando por encarrilar una nueva final en este mes de febrero que ahora comienza.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email