Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

"Fuori". Prandelli, contundente y explícito 

Cuando un entrenador hace una cosa de estás, es como un órdago, un último cartucho como que el entrenador no puede con esto. Le han fallado los futbolistas que no han dado el nivel.

15/12/2016 - 

VALENCIA. "Los que no tengan ese carácter necesario que se vayan, los que no estén contentos, que se vayan también", advirtió Prandelli a los futbolistas la semana pasada. Unos futbolistas que no están dando el rendimiento que se espera de ellos. "Fuori" fue la palabra que más utilizó Cesare. Fue un mensaje atrevido y receptivo. A algunos les pareció arriesgado. Pero sorprendió a propios y a extraños. Pero fue a título personal y tiene que haber un cambio radical en todo a partir de ya. 

Es falta de personalidad y de actitud que le achaca a algunos futbolistas, y es lo que ha venido observando desde el tercer partido que estaba en el banquillo, y sobre todo, del día del Granada. Es el principal problema que detecta en la plantilla. Más allá del fútbol, más allá de la calidad individual, más allá de la esquemas. Es la personalidad y la capacidad de los futbolistas para enfrentarse a situaciones complicadas.

Ese fue el detonante para que saliera en rueda de prensa para decir claramente los problemas que tiene el equipo, cosa que no le hemos escuchado a otros entrenadores. 

Pienso que cuando un jugador del Valencia oye esto es que algo tiene no ir muy bien ahí dentro. Lo que dijo Prandelli no deja indiferente a nadie. 

Dentro de que es una plantilla mal configurada, le han fallado los futbolistas, que no han dado el nivel. En dos meses se ha llevado una gran decepción con los jugadores que tenían nombre, y con los que no tenían. No hay la actitud que esperaba de ellos. 

Fue un alegato a los jugadores. Que sientan el "hierro" y la camiseta. Ha tocado la fibra para ver si presiona en el corazón de los futbolistas. Y los que no, les invita  a abandonar el proyecto. Es como el último resorte que tiene para conectar a su plantilla. Trata de sacar de este lío deportivo al Valencia y con las armas que tiene. 

Ya hacía tiempo que no escuchaba un "palo" de estas características. Recuerdo el del bueno de Miroslav Djukic, pero éste me parece mucho más profundo, porque entiendo que es un entrenador que acaba de llegar, que ha venido sin digamos estar viciado como otros, y a los dos meses y con un mensaje explícito a sus futbolistas. Lo que él piensa es que les ha protegido a los jugadores, y estos se lo han devuelto con falta de profesionalidad y de amor propio a la camiseta que llevan.

Es de valorar la valentía que tiene el entrenador, y cuando un técnico hace esto, es porque ya se perdido y pone en el punto de mira de todo el mundo, y le pone la presión a los futbolistas, y es porque, ya ha tocado todas las teclas, y al final ve que el equipo no va. 

Me parece correcto el alegato de Prandelli después de dos meses y ese análisis tan contundente y tan abrupto. Es mi  impresión. Y tiene que ser un punto de inflexión. O para arriba o para abajo. Estamos en un momento clave y crucial de la temporada.

Le puede salir bien como le salió en su día a Rafa Benítez, y eso que él ya conocía a la plantilla, y había ganado un título, y llevaba mucho más tiempo con ellos, y por eso, dijo aquello de "nos quedan dos meses de aguantarnos", y le puede salir mal como a Djukic, que dijo aquello de que no habían campeones del mundo en el vestuario, y no había grandes jugadores en el vestuario, y el equipo respondió fatal.

Como dijo Prandelli, esto no es un problema de sistemas, ni de jugar un 4-3-3 o con defensa de tres, y no es problema de quien juega o deja de jugar. Es un problema de actitud, de seriedad y de profesionalidad. Es un problema no de dos meses, sino de ya de dos años.

Cuando un entrenador hace una cosa de estás, es como un órdago, un último cartucho como que el entrenador no puede con esto. Le han fallado los futbolistas que no han dado el nivel. Alguien entiende porqué el Valencia va cuarto por la cola. Escuchando a Prandelli es fácil de adivinarlo. Al Valencia la falta mucha personalidad, carácter y calidad para jugar en esta situación.

Ahora el que manda es Prandelli. Es el primer responsabler. Será el que decida los jugadores que van a venir. La última palabra la tendrá el italiano. Será que el que tenga que decir que jugadores necesita de los que él conoce. Han venido de Singapur con la premisa de que va a haber fichajes. Cedidos con opción de compra. El dueño a no ser que cambie de opinión, ha dicho que no pone uno más. Pero tiene la obligación de fichar refuerzos a partir del próximo 1 de enero.

Si por ejemplo se marcha Parejo, lo que hay que hacer es dotarle al equipo de jugadores de nivel. Y si para fichar jugadores, tienes que traspasar a alguno, hay que acertar con lo que venga. Y los que se queden a poner todo lo que el entrenador les está reclamando. También el entrenador sabe que tiene que acertar más en sus decisiones. Eso también.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email