Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

FÚTBOL | EDF LOGROÑO - VALENCIA CF FEMENINO (miércoles, 17:00h)

Las claves del buen pulso del Valencia 

Foto: VCF/Juan Catalán
4/11/2020 - 

VALÈNCIA. Nada tiene que ver el Valencia CF Femenino de la presente temporada respecto al de la inconclusa por la Covid-19 y desastrosa campaña pasada. Disputadas cuatro jornadas de la Primera División Femenina de fútbol, por lo pronto -y necesario-, se le nota pulso, buen pulso al bloque blanquinegro. Las cuentas del arranque reflejan cinco de doce puntos -un triunfo, dos empates y una derrota-. Lo que se subraya, en todo caso, es la versión notablemente mejorada respecto a aquel proyecto del pasado ejercicio, que cuando se cortó la liga por la crisis sanitaria justamente había caído en puestos de descenso. ¿Qué ha sucedido después de una larga pretemporada? ¿Cuáles son las claves de este Valencia?

Factor psicológico

Doce futbolistas se mantienen de la plantilla 2019-2020: Enith Salón, Berta Pujadas, Cristina Cubedo, María Jiménez, Bea Beltrán, María Ortiz, Marta Carro, Paula Guerrero, Sandra Hernández, Asun Martínez, Flor Bonsegundo y Alejandra Serrano. El mercado estival fue muy movido con la llegada de nueve futbolistas: Noelia Gil, Shannon Woeller, Esther Martín-Pozuelo, Kerlly Real, Iina Salmi, Candela Andújar, Anna Torrodà, Carla Bautista y Ellen Jansen. Además se subió a dinámica de primer  equipo a la canterana Jùlia Aguado.

Con ese grupo, el preparador valencianista, José Bargues, su segunda Andrea Esteban, y el resto del cuerpo técnico tuvieron que hacer un ejercicio de recuperación emocional o psicológica respecto a las jugadoras que continuaban en plantilla tras un curso muy complicado, al tiempo de meter en dinámica positiva a las nuevas incorporaciones, a la postre, nueve integrantes son una cantidad alta para trabajar también ese factor psicológico y de arraigo a un grupo que se formaba mezcla de una buena inyección de juventud y algunas futbolistas con experiencia.

Frente al equipo depresivo y oscuro de la pasada campaña, hoy se ve un bloque ambicioso y que no baja los brazos -prueba de ello es que la victoria inicial ante el Sporting de Huelva se produjo remontando, el empate ante el Madrid recompuso el marcador un minuto después de que las madridistas se hubiera adelantado y las tablas ante el Athletic se igualó después de que las bilbaínas se adelantaran y propusieran un partido complejo físicamente-. El grado de confianza se ha multiplicado y muestras una identidad y una proyección de juego solvente, si bien aún hay trabajo por pulir.

La figura de Anna Torrodà

Anna Torrodà es la gran apuesta de presente y futuro del Valencia. Firmó el pasado verano hasta junio de 2023 y la Fundación tuvo que hacer frente al coste fijado en la lista de compensación de 20.000 euros. Lo que proyecta la futbolista, de 20 años, es mayúsculo. Acierto deportivo y de inversión. El Valencia pivota en torno a la barcelonesa. La mediocentro defensivo destruye y construye. Como dice la coletilla juega y hace jugar. Pero ante todo está mostrando una solvencia, y más unos tintes de proyección de crecimiento como valor seguro de futuro notables. Buena jugadora desde el punto de vista táctico, que a buen seguro siguen puliendo en cada entrenamiento, pero que ya ofrece una estabilidad para buscar el equilibrio defensa-ataque muy solvente. Torrodà empasta muy bien con el trabajo junto a la centrales -hasta la fecha Berta Pujadas y Cristina Cubedo también están mostrando un muy buen nivel-, formando un triángulo defensivo en el eje de mucha seguridad.

Sin duda, junto a Torrodà, la capitana Marta Carro, totalmente recuperada de su lesión de rodilla, está rindiendo a un gran nivel, ofreciendo unas prestaciones físicas de resistencia notables para el desgaste en el medio campo y, además, aportando sus galones como una de las jugadoras de mayor experiencia de la plantilla.

Acciones a balón parado

El Valencia ha mejorado sustancialmente en las acciones a balón parado tanto defensivas como ofensivas. Buena nota de ello, en el aspecto de salvaguarda de su portería, ya mostraron las jugadoras valencianistas durante el encuentro ante el Athletic Club de la cuarta jornada. Un equipo poderoso en tal aspecto como el bilbaíno vio como la retaguardia lograba despejar el peligro en cada tentativa vasca de falta o córner. En el aspecto ofensivo, un saque de esquina dio, una vez más, con la figura de la central Cristina Cubedo que mandó el balón al larguero todavía en la primera parte poco después de que las rojiblancas se adelantaran. Cubedo remató habiendo logrado hacerse espacio libre. Situación que ya realizó en el encuentro ante el Real Madrid, de la jornada dos, por dos ocasiones: una acabo en el gol del empate y la otra en remate salvado por Misa. 

Roles y rotaciones

"El cuerpo técnico siempre nos ha transmitido que todas somos importantes, somos un equipo y todas contamos. Ahora más que nunca, que hay muchos partidos en poco tiempo, necesitamos de todo el equipo", explicó este martes la atacante Carla Bautista, que hizo el gol del empate ante el Athletic el pasado sábado, en declaraciones a los medios oficiales del club. En efecto, se ha trasladado esa idea de importancia y roles en una temporada en la que además habrá poco margen a los descuidos en resultados a causa de la crisis sanitaria: la temporada puede completarse totalmente -obviamente sería lo deseable-, pero también pudiera cortarse por la pandemia. En caso de corte y suspensión, se tendría en cuenta la clasificación alcanzada la primera vuelta y en esta temporada sí se ejecutarían los descensos. En todo caso, la versión del Valencia es muy diferente a la que llevó a esos puestos, salvados a la postre, de descenso.

Por tanto, no cabe relajación y la compresión de la campaña, de hecho durante el mes de noviembre en las primeras semanas habrá jornadas de fin de semana y entre semana, la rotación de futbolistas se antoja segura y todas las integrantes de la plantilla tendrán minutos de calidad en juego como para demostrar sus prestaciones para con el equipo. Por lo pronto, disputada la cuarta jornada, el pasado sábado ante el Athletic, este miércoles el Valencia jugará en Las Gaunas ante el Logroño (17:00 horas) y, de nuevo el sábado próximo, en el estadio Antonio Puchades, recibirá al Santa Teresa extremeño.

Afinar y avivar la mordiente

Hasta la fecha, la neerlandesa Ellen Jansen, con un gol en cuatro jornadas, ha sido la elegida para formar en punta de ataque en las alineaciones valencianistas. La futbolista oranje ofrece un buen trabajo en apoyos en zona de tres cuartos y demuestra sus prestaciones protegiendo el balón para facilitar la incorporación de otras compañeras de corte ofensivo. Jùlia Aguado, Asun Martínez, Flor Bonsegundo o Carla Bautista han ido entrando en juego en las cuatro jornadas disputadas. No falta ambición, pero sí afinar o afilar la mordiente, así como acumular acciones de segunda línea. La última futbolista en sumarse a la marcha de la liga, tras recuperarse de una lesión, es Candela Andújar, quien a buen seguro puede avivar las opciones ofensivas del equipo valenciano. En el aspecto ofensivo, si bien suele ser equipo protagonista con el balón, faltaría agudizar el punto incisivo y la suma de ocasiones de peligro. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email