X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 15 de noviembre y se habla de opinion valencia cf VICENTE BAU paco gisbert
GRUPO PLAZA

OPINIÓN

Getafe: sufrirás Mestalla

29/01/2019 - 

VALÈNCIA. No es momento ahora de decir que el equipo madrileño es marrullero, sucio, problemático o que juega al límite del reglamento. Ante la carencia de identidad propia, supongo que están buscando ser réplica de algo o de alguien, porque este equipo no es copero y pretende ser bronco, pero la Historia del fútbol, que tanto les ha ignorado, ya no les dará ese distintivo que sí ha definido al equipo valencianista. No, queridos: “bronco y copero” ha sido, históricamente el Valencia CF, y no estáis ni cerca de quitarnos ese trono. Nosotros hemos tenido una pequeña crisis de identidad en los últimos años, pero Mestalla siempre ha estado lleno, dispuesto a animar (y a exigir, si era necesario) a su equipo. Que algunos medios de la capital quisieran regocijarse en los pitidos ocasionales de esta afición nunca nos ha beneficiado, pues arrastramos una etiqueta falsa y malintencionadamente alimentada por cortes de audio y vídeo que nunca daban el debido reflejo de lo ocurrido en el campo. Ya lo sabemos. Siempre callan un hecho: Mestalla, cuando quiere, levanta eliminatorias, ahoga al rival, arenga a los suyos, aplaude el esfuerzo, avisa al distraído, grita los fuera de juego, reclama las manos… Juega, queridos, Mestalla juega siempre, y por eso se enfada con un mal pase, con un remate sin convicción, con un regate innecesario, con un despeje insuficiente, igual que lo hace un jugador cuando esto le ocurre.

Viene el Getafe, que dicen estar hartos de que no se le valore por el fútbol: y me parece bien que juegue como quiera, porque si nos ponemos a mover la pelotita, entonces no tengo ninguna duda de que el Valencia CF puede pasar la eliminatoria sin problemas, siempre que Bordalás no se saque de la chistera algún movimiento táctico que desarme nuestras posibilidades. Bueno, ante esto, siempre nos quedará Parejo.

Pero lo que sí tengo claro es que el Valencia CF no debe entrar en su batalla mental y física: debe morder los tobillos de los azulones si hace falta, e incluso, si me apuras, debe sacar de quicio a los Suárez, Ángel, Mata y compañía, pero haciéndoles correr tras el balón. Ya sabemos que nos van a inflar a faltas, porque, aunque digan lo contrario, esto forma parte de su juego, pero para eso está el árbitro: la reiteración es motivo, igualmente, de amonestación. Y digo yo… ¿Y si es Mestalla quien le pide al árbitro las amonestaciones, quien le exige que aplique la reglamentación, quien le enseña los dientes o, mejor, quien se encara con el árbitro a menos de tres centímetros (en sentido figurado, claro) como hace Sergio Ramos? Cada segundo, cada falta, cada agarrón, cada acción antideportiva, cada gesto: Mestalla debe responder con contundencia, con fuerza,porque ante los palos de ciego lo mejor es responder con palos de vidente, como decía Benedetti. 

Y me da lo mismo cómo se pongan en la meseta o en sus programas afines y apadrinados: de aquí no debe salir el Getafe vivo, futbolísticamente hablando. Porque nos estamos jugando unas semifinales de Copa del Rey, porque es nuestro centenario, porque Mestalla se ha ganado a pulso vivir una noche mágica, porque es necesario que este equipo recupere su crédito, porque se acabaron las excusas, porque el fútbol siempre debe ganar frente a lo antideportivo, porque si Bordalás quiere entrenar al Valencia (y está como loco por hacerlo) debe saber, de primera mano, cómo se las gasta esta afición, para lo bueno y para lo malo, porque es mejor que nos sigan criticando desde la capital porque les ganamos, y porque es hoy, día de copa, cuando tenemos que demostrar quién es bronco y copero y quién una simple y pobre réplica, sin altura histórica. En nuestras manos está.

Por tanto, que Mestalla se ponga las mejores galas, no porque venga un equipo como el Getafe (cuyo presidente condenó al descenso en liga, según la información que manejaba), sino porque juega nuestro Valencia CF la vuelta de unos cuartos de final de copa, así que, desde el minuto uno, hay que animar, cantar, tener fe en los nuestros,apretar, sacar de quicio al rival, intimidarlo con los silbidos, que se les caiga el campo encima cuando hagan una falta. 

Y a nuestros jugadores decirles aquí una cosa: el Getafe está donde está no porque solo pega patadas, sino porque a ganas y voluntad y sacrificio no le gana casi nadie en cada partido. Tengo claro que si el Valencia iguala esas ganas, esa voluntad y ese sacrifico entonces el Getafe se convertirá en un equipo vulnerable e inferior, porque la carencia de fútbol la suplen de mil maneras, y no todas son reglamentarias. Bueno, pues hagamos bien visibles sus vergüenzas a golpe de balón y de correr más aún si cabe, porque si no, ellos dejarán en evidencia nuestras carencias, y no tendrán piedad. Lo dicho: en nuestras manos está. La mejor manera de dejar escaldados a los azulones es poniéndoles en su lugar desde el minuto uno.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email