Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

Guedes rinde mucho más de segundo punta

26/04/2019 - 

VALÈNCIA. Es un futbolista especial y ya parece que ha recuperado su buena forma para dar entidad al juego de ataque del Valencia. Pero existe un dato francamente preocupante y es la posición a la que le relega Marcelino es casi todos los partidos del Valencia. Si colocamos a Guedes de carrilero izquierdo, es decir si le metemos en el campo para que baja a defender y luego pensamos que va a atacar bien estamos metiendo la pata. Guedes, por su forma de ser y por su forma de jugar, pierde un disparate si tiene que defender al carrilero contrario cada vez que suba. Eso lo hace mal y es malo también para el fútbol de ataque del Valencia. No es lo mismo robar un balón casi en tu propia área e intentar llegar a la meta contraria que actuar de segundo punto teniendo muchos menos metros por delante para llegar a ser peligroso en ataque. Te desgastas menos y tu posición natural es de atacar, no la de defender los avances del defensa rival.

Y LO QUE QUEDA

El Valencia, en Liga, tiene por delante cuatro finales para conseguir una plaza de Champions tras una temporada, en global, bastante irregular, de menos a más, del equipo de Marcelino. Y para lograr eso lo más normal es colocar bien a tus jugadores y recuperar, con su autoestima cuidada, a un Rodrigo que sí hace falta en estos momentos por su calidad sobre el terreno de juego. Miren, doy por sentado que Marcelino no va a variar su sistema de juego con esa 4-4-2 con el que parece que esté casado y es del todo irrenunciable para él. Y siendo así, y aplaudiendo también el partido de Mina y Gameiro en el campo del Atlético, yo en el próximo partido ponía por delante a Guedes junto a Rodrigo dejando las bandas para oros menesteres.

TIENEN GOL LOS DOS

Miren, Guedes y Rodrigo tienen ambos gol en sus piernas y eso es lo que necesita el Valencia a estas alturas de la temporada. Perder el juego de Guedes haciéndole acompañar al defensa rival es perder fútbol de ataque y de sorpresa. No es lo mismo un jugador con veinte metros por delante para llevar peligro a la meta contraria que un futbolista que se tiene que recorrer todo el campo para encarar al defensa rival ya cansado de todo lo que ha tenido que recorrer. Los carriles en el fútbol moderno son para eso, para los carrileros. Pero nunca deben estar en las botas de un tipo que tiene gol y que debe encarar a los defensas rivales en un estado físico adecuado. Y eso es lo que pasa cuando colocamos a Guedes en banda izquierda -y ojo, sí, él puede perfectamente atacar por esa banda también, pero no defender y atacar a la vez a pleno pulmón- y eso es lo que perdemos en fútbol de ataque en un equipo que ya no puede dar ningún paso atrás.

QUEDAN CUATRO FINALES

Y sí, quedan en Liga cuatro finales y el Valencia, con las lesiones, ha prescindido de un futbolista como Kang In que le podría soltar más fútbol ofensivo pegado a banda que el que ofertó Sobrino ante el Atlético. Vale, sí, no desconozco que Marcelino pasa de Kang In -aunque no lo entiendo, gracias a él has avanzado a lo bestia en la Copa del Rey- y en ese punto la verdad es que Sobrino no me ofrece muchas garantías. Miren, no me parece mal, incluso me parece bien como quedó demostrado con la selección sub-21, colocar a Soler en banda izquierda o incluso a Lato y Gayà juntos ocupando la banda, pero jamás entendería que Marcelino vuelva a colocar a Guedes en una posición en la que le hace un daño terrible a él y al equipo. Guedes es mi punta perfecto y es el hombre ideal para superar a defensas rivales y marcar goles. Pero si lo utilizar también para defender lo estarás perdiendo para siempre. Y eso es una pena.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email