GRUPO PLAZA

Javi Guerra agita el mercado

6/06/2024 - 

VALÈNCIA. ¡Toc, toc! El mercado llama a la puerta de Javi Guerra. La situación económica del Valencia CF (VCF) y el cartel de 'Se vende' que Meriton Holdings ha colgado en el cuello de cualquiera de sus futbolistas despiertan la atención de todos los agentes, clubes e intermediarios que se mueven alrededor de la entidad de Mestalla. En la plantilla hay futbolistas muy interesantes y el máximo accionista no es reacio a vender.

Uno de ellos es Javi Guerra. Por aptitudes, juventud, proyección y margen de mejora, el talentoso centrocampista de Gilet ya ha recogido el interés de varios equipos. En la Serie A italiana, el Nápoles. En España, el FC Barcelona. Y en la Premier League, el Manchester United. Esos tres clubes han trascendido. Es posible que haya más.

De momento esa operación, para cualquiera de las tres sociedades, no ha pasado del primer estadio, es decir, de la fase de mostrar interés, pero todos están informados de la situación contractual y salarial del mediocampista valenciano. El que sigue al futbolista más tiempo es el United, que en el mercado de invierno ya preguntó por él. En ese momento, el proceso de venta del  25% de las acciones del club al multimillonario sir Jim Ratcliffe, dueño de la compañía petroquímica Ineos, paralizó el interés.

En el FC Barcelona buscan centrocampistas y, junto a Guerra, en la lista de Deco para el nuevo técnico Hansi Flick están Joshua Kimmich y Mikel Merino, que acaba contrato en junio de 2025 en la Real Sociedad. El conjunto catalán tiene la traba de que necesita dinero para acometer cualquier operación de envergadura y sacar jugadores de su vestuario por sus problemas de Fair play. De los tres, el más económico es el valenciano.

En el SSC Napoli, Antonio Conte, nuevo entrenador, ya trabaja con el presidente Aurelio De Laurentiis y el director deportivo Giovanni Manna en la plantilla 2024-25. Javi Guerra está en la lista de futuribles para el centro del campo.

Según ha podido conocer Plaza Deportiva, Singapur está dispuesto a estudiar cualquier oferta por Javi Guerra que ronde los 25 millones de euros. El negocio no sería del todo redondo por un jugador que no tiene amortización, porque cuando llego gratis en 2019 procedente desde el Villarreal CF, los Roig se guardaron un 30% de un futuro traspaso en una especia de pago a futuro que pactaron ambos clubes, según desveló el programa Sin Ataduras de Radio Marca en noviembre.

Además, el Valencia, según publicó el Diario AS en esas fechas, está obligado a abonar al Villarreal 100.000 euros cada vez que Guerra cumple un ciclo de 10 partidos oficiales. Es decir, el centrocampista ha jugado 40 partidos en la 2023-24, 36 de liga y 4 de copa, y su club ha ingresado en la cuenta corriente del Villarreal 400.000 euros. Esa cláusula de pago por partido caduca, pero este periódico no ha confirmar la fecha de caducidad.

Javi Guerra no quiere abandonar la plantilla, pero es consciente de la situación del club y sabe que cualquier jugador es susceptible de ser vendido por el máximo accionista.

El Valencia no tiene la obligación de vender antes del 30 de junio como sucedía otros años, pero necesita ingresar 20 millones de euros este verano para ajustar sus cuentas y tener liquidez para hacer frente a sus gastos rutinarios y pagos inmediatos.

El martes a mediodía se produjo una reunión llamativa que desveló Radio Marca Valencia en la ciudad deportiva de Paterna. El club obligó a los agentes del jugador a rodear los vestuarios de los equipos inferiores, y el parking para jugadores y empleados, para entrar por un lateral del edifico principal de Paterna y burlar a los dos periodistas que montaban guardia, cosa que no consiguió. Según este medio, en la mesa se sentaron Javier Solís, Miguel Ángel Corona y Carmelo Del Pozo con Javi Garrido, el agente del centrocampista. También se habló de Cristian Rivero y de Hugo González, otros representados por Wakai Sports, la agencia de Garrido, pero la cuestión mollar fue Guerra, tal y como ha confirmado Plaza Deportiva.

El Valencia no quiere que trascienda que está dispuesto a asumir la salida de Javi Guerra para no devaluar al jugador, pero la dirección deportiva entiende que puede prescindir de un futbolista como él, si llegan ofertas por esa cifra de 25 millones de euros, pese al coste sentimental y social que pudiera tener esa salida. Baraja cuenta con Pepelu como intocable para su pareja de mediocentros y ha pedido otro centrocampista. Encajar a Javi Guerra o a André Almeida en su modelo de juego es más difícil, aunque este año el de Gilet ha sido 30 veces titular en las dos competiciones en las que ha jugado el equipo. Hugo Guillamón, su alternativa en el doble pivote, ha jugado menos; ha disputado 30 partidos, 26 de liga y cuatro de copa, y ha salido 15 veces en el once inicial. El entrenador, en todo caso, ha pedido otro perfil.

Baraja ha tratado de amoldar a Guerra a su sistema de juego. Lo ha colocado de mediocentro, de mediapunta y hasta en banda izquierda, pero la temporada del centrocampista, sin ser mala, no ha sido categórica. Su juventud, las trabas de los rivales que ya lo conocen y su encaje en el once explican su nota de fin de curso. En su círculo saben que en un sistema con tres centrocampistas por dentro podría dar un mejor rendimiento.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email