Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

fútbol internacional / OPINIÓN

La irrupción de un superclase llamado Jack Grealish

14/07/2020 - 

VALÈNCIA. En medio del apasionante final de temporada en la Premier League, concretamente en la lucha por eludir el descenso a la Championship, un excelso futbolista de tan solo 24 años lidera y comanda uno de los históricos de la competición, el Aston Villa. Se trata de Jack Grealish, capitán y líder futbolístico y sentimental del equipo de Birmingham. 

Tras lograr el ascenso y ser protagonista la temporada 2018/2019 en la Championship, Jack Grealish, inglés de ascendencia irlandesa, aterrizó este curso en la Premier League como una de las principales promesas de la competición. Poco tardó en quitarse el cartel. Tanto es así que el jugador de Birmingham lucha por la permanencia de su equipo de toda la vida bajo la atenta mirada de los grandes, que muy probablemente pugnarán en el futuro por hacerse con los servicios de un jugador que está siendo una de las grandes sensaciones del presente curso. 

Para un equipo como los villanos, metidos de lleno en la lucha por la salvación, Grealish es un jugador tan diferente como extraordinario. Un trescuartista que, tanto desde la zona central como partiendo de ambas bandas, atesora una enorme habilidad para lanzar un pase diferencial, aprovechar espacios, abrir el juego o asociarse con un punta que venga a recibir de espaldas a la portería. 

No abundan jugadores de esta estirpe en Inglaterra, y menos en equipos de la zona baja de la tabla. El joven mediapunta es capaz de proteger el balón y moverse en tres cuartos de campo con la cabeza levantada como pocos futbolistas pueden hacer en la Premier. Esta capacidad facilita que el equipo adelante líneas, aparezcan los apoyos de centrocampistas e interiores o los delanteros puedan tirar el desmarque. En el momento preciso, Grealish ejecuta: un pase milimétrico a la espalda de los defensas, un preciso disparo a portería, un centro al área, una pared o, si el equipo lo necesita, un pase hacia atrás para iniciar de nuevo. Cuando Grealish recibe, algo diferente sucede. 

Es un jugador tan talentoso con el balón como inteligente para leer la mejor decisión para el equipo. Un jugador diferencial: hasta el momento, 7 goles y 6 asistencias avalan la actuación del talento inglés en Premier League esta temporada. Números fantásticos para el mediapunta de un conjunto como el Aston Villa, que tiene muy complicada su permanencia en la élite del fútbol inglés.

Otro dato que resulta tremendamente descriptivo del protagonismo del joven capitán villano: las faltas recibidas. Jack Grealish es el jugador que más faltas recibe en la Premiership. En ocasiones, es el único modo de pararlo y representa la consigna de muchos equipos rivales antes de saltar al Villa Parkno darle tiempo a Grealish para pensar. Desde el pasado 21 de junio ante el Chelsea, el inglés ostenta, en la presente edición de la Premier, el récord de faltas recibidas en un partido: nueve. Más allá de su talento, tanto el carácter como la competitividad que exhibe en cada partido hacen de él un símbolo para el Aston Villa y un jugador llamado a competir en los estadios más importantes de Europa. 

Ha sido internacional en categorías inferiores tanto con la selección de Inglaterra como de Irlanda, y espera la llamada de una de las dos absolutas. Calidad y carácter le sobran al de Birmingham para liderar el ataque de Inglaterra en el futuro y, si continúa a este nivel la próxima temporada, aspirar a estar en la próxima Eurocopa con el equipo de los Tres Leones.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email