Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

ciclismo

La Vuelta de la ilusión arranca en Irún con un desafío: llegar a Madrid

19/10/2020 - 

VALÈNCIA.  En fechas de otoño, rodeada de protocolos y con un lema dirigido al aficionado para que vea la carrera por televisión, la 75 edición de la Vuelta arranca este martes de Irún con la esperanza, ante todo, de llegar a Madrid el 8 de noviembre.

En 18 etapas, ya que se recortaron las 3 previstas en Holanda, un buen puñado de figuras del pedal harán frente a un recorrido montañoso que promete espectáculo. El esloveno Primoz Roglic defenderá el título de 2019 ante varios candidatos, entre ellos el ecuatoriano Richard Carapaz, ganador del Giro 2019, y el español Enric Más, quinto en el Tour.

Por fin echa a rodar la Vuelta, que será la encargada de echar el cerrojo a un calendario volteado por la pandemia del coronavirus. El aspecto sanitario ha eclipsado a los propios ciclistas, que ya han pasado los correspondientes controles para tomar la salida en Irún.

Al pelotón le toca vivir en las llamadas burbujas, de la carrera al hotel y del hotel a la carrera; y a los aficionados seguir el lema de "Quédate en casa", invitación a seguir la carrera por TV.

La Vuelta 2020 promete espectáculo hasta el final, con un cartel interesante de participantes y un recorrido que llama a los escaladores, con 5 grandes etapas con final en alto, entre ellas el Tourmalet, en Francia, y el Angliru, en Asturias.

ROGLIC FAVORITO, MAS LA BAZA ESPAÑOLA

Roglic, después del segundo puesto en el Tour y el triunfo en la Lieja parte con el dorsal número 1. Llega al mando del potente Jumbo Visma, que incluye al neerlandés Tom Dumoulin como segunda baza.

Faltarán ciclistas como Pogacar, maillot amarillo del Tour; también el colombiano Bernal, pero la lista de inscritos es potente Richard Carapaz acude junto a Froome al frente del Ineos, pero el ecuatoriano será el líder para luchar por la roja. El británico, el ciclista más laureado del pelotón mundial, es una incógnita respecto a su respuesta física.

El ciclismo español centrará su atención en Enric Mas, referencia de un Movistar que prácticamente repite el equipo del Tour. El balear, de 25 años, ya fue segundo en 2018 y acaba de ser quinto en el Tour. Fue en progresión y en la Vuelta debería dar el salto de calidad que sus técnicos y la afición esperan de él.

Mas estará rodeado de Alejandro Valverde y Marc Soler. La escuadra telefónica ha apostado por el equipo de gala para este 75 edición. En la salida habrá otros dos equipos españoles, el Caja Rural Seguros RGA y el Burgos BH.

A los alicientes del pelotón contribuyen ciclistas que deben aprobar en la Vuelta las asignaturas que suspendieron en el Tour, como son el francés Thibaut Pinot (Groupama-FDJ) y el colombiano Esteban Chaves (Mitchelton-Scott). También habrá que tener en cuenta al español David de La Cruz (UAE Emirates), el mejor gregario de Tadej Pogacar en Francia.

Habrá pocas opciones para los velocistas, pero el espectáculo en 4-5 ocasiones estará garantizado con el irlandés maillot verde del Tour Sam Bennett (Deceuninck-Quick Step) y el alemán Pascal Ackermann (Bora-Hansgrohe).

TOURMALET Y ANGLIRU LAS CIMAS DE LOS SUEÑOS

La montaña mandará en la Vuelta, y desde el primer día tocará subir puertos. La salida de Irún desemboca en Arrate, final en alto. Dos días después espera el alto de La Laguna Negra de Vinuesa en la provincia de Soria. El primer gran encuentro con la alta montaña se presenta en la sexta etapa con el Tourmalet, la cima más legendaria del Tour.

En la segunda semana, y tras el descanso, turno para el novedoso puerto de Moncalvillo, en la Rioja, para seguir tres días después con La Farrapona y El Angliru como platos fuertes y elevados en Asturias. Citas claves para ir definiendo la general.

El reloj tendrá algo que decir en esta Vuelta. La cita será en Galicia, ya en la última semana y tras la jornada de descanso, con una contrarreloj individual con final en lo alto del magnífico Mirador d'Ézaro, de 33,7 kilómetros.

Aunque ninguna etapa dará respiro hasta Madrid, la última cita de montaña y final en cima será la víspera de llegar a Madrid, en La Covatilla. Última oportunidad para los hombres de la general. En el Hipódromo de La Zarzuela el ganador de la roja recibirá su homenaje.

La primera etapa entre Irún y Arrate, de 173 kilómetros, incluye 4 altos: Udana, Kanpazar y Elgeta, de tercera , y el final en Arrate (1a). La Vuelta en marcha. La ilusión y la esperanza abren camino. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email