X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Las claves del Fair Play Financiero

El Valencia es consciente de que deberá reducir el coste de su plantilla para la próxima temporada debido a las reestrictivas normas económicas de la Liga para los clubes. ¿Qué se tiene en cuenta para el Fair Play? o ¿cuanto va a poder gastarse en fichajes? son preguntas que se hacen los aficionados.

31/05/2016 - 

VALENCIA. La mala temporada del Valencia le penalizará a la hora de la confección de la plantilla deportiva del próximo año. Los tiempos de gasto sin freno en el fútbol español que llevaron a la mayoría de clubes -Valencia incluido- al borde de la quiebra, finalizaron hace algunos años cuando desde la UEFA impusieron unas normas económicas que todos los clubes deben cumplir para poder participar en las competiciones europeas.

La Liga, por su parte, apoya esta normativa y hace que los clubes la tengan que cumplir, lo que limita sus gastos en función de los ingresos obtenidos, lo que principalmente afecta a la confección de la plantilla deportiva, que ahora tiene un limite fijado desde el principio del mes de junio y el cual los clubes no pueden superar. Lo que ha conseguido la LFP y la UEFA con esta normativa es que todos los clubes se ajusten el cinturón y se apliquen la fórmula de: Ingresos – gastos = 0. 

La cifra que más preocupa a los clubes en este aspecto es la que tendrán destinada para la confección de su plantilla que se obtiene en función de los ingresos y gastos del club. La entidad debe presentar un presupuesto estimado antes del 30 de abril acogiéndose a unos parámetros marcados por la normativa económica y que será aprobado por la LFP. Este presupuesto será una estimación pero da una idea a los clubes de en que margen se podrán mover durante el verano.

En dicho presupuesto, que se utilizará para conocer el gasto disponible para el equipo, los clubes deberán incluir los ingresos que estiman obtener para la próxima temporada y que se dividen en:

  1. Ingresos por competiciones

Estos ingresos se refieren a las taquillas en Liga y Copa del Rey. Es imposible saber cuanto dinero se ingresará por taquillas en la temporada 16-17, puesto que no ha comenzado por eso la Liga estima que ningún club podrá presupuestar más dinero del ingresado en la anterior campaña.

Esta partida de ingresos es la principal que verá reducida el Valencia, puesto que aquí también se hace referencia a los ingresos en competiciones europeas que la entidad de Mestalla no tendrá esta campaña y que hará que el club valencianista deje de percibir alrededor de 30 millones de euros.

Por hacer una comparativa, el Valencia ingresó en la temporada 14-15, la última sin Europa, 5,6 millones de euros por competiciones, aunque hay que destacar la ilusión que se vivió esa campaña y que Mestalla rozaba el lleno en cada partido. Para la temporada 15-16, la entidad valencianista tenía presupuestados 40 millones en competiciones, con lo que el cambio es drástico.

  1. Ingresos comerciales

En este apartado el club debe incluir todos los ingresos referentes a la publicidad y el merchandising, es decir, todos los sponsors del club, las ventas en las tiendas oficiales, la publicidad de las vallas en Mestalla o las barras del propio campo. La Liga destaca que la cantidad presupuestada tiene que estar al 90% garantizada pon contrato.

Sin duda es la parcela a explotar y la gran asignatura pendiente del proyecto, que sigue sin un main sponsor que impulse los ingresos comerciales. La entidad valencianista presupuestó para la pasada temporada 15,5 millones de euros por este concepto, con lo que si no aparece un main sponsor la cantidad sería similar ya que los patrocinadores siguen siendo los mismos.

  1. Derechos de televisión

La 'gallina de los huevos de oro' del fútbol español. El nuevo reparto centralizado, que entra en vigor para la próxima temporada, está llamado a incrementar los ingresos de los clubes y puede ser un soplo de aire fresco para el Valencia de la próxima temporada y una de las cosas que alivie la no entrada en competiciones europeas.

La venta centralizada todavía no se ha concretado puesto que existen derechos que aun no tienen dueño -el partido en abierto por ejemplo- pero en las cifras que se maneja la LFP y, según un cálculo estimado realizado por Plaza Deportiva, el Valencia podría superar los 70 millones en concepto a estos derechos televisivos.

  1. Abonados

Los ingresos del club por la venta de abonos. El próximo uno de junio el Valencia lanzará su campaña de renovación de pases y habrá que ver la nueva política tras el fracaso de la pasada. Lay Hoon Chan ya manifestó, en la presentación de Ayestarán, que los abonos no tendrían un incremento del precio y se está a la espera de ver si bajan o si por el contrario se mantienen con respecto al pasado año.

Para la temporada que acaba de finalizar, el Valencia presupuestó una cifra de doce millones de euros en concepto de abonados y ahora se está a la espera de la respuesta de la afición de cara al proyecto de la siguiente campaña.

  1. Venta de jugadores

En el presupuesto que se presenta a la LFP para calcular el límite de gasto en la plantilla hay que destinar un ingreso por venta de jugadores. Como es algo que no se puede medir antes de empezar el verano, la cifra máxima que se puede incluir en esta partida es la media de los ingresos netos obtenidos en los tres últimos veranos.

Es decir, el Valencia debe hacer la media de los ingresos netos por ventas en los veranos de 2013, 2014 y 2015 para conocer que cantidad máxima puede presupuestar por salidas. Para calcular el ingreso neto de la venta hay que restar el importe obtenido por la amortización restante del traspaso. En el caso de Otamendi, por citar el ejemplo más cercano, el Valencia lo traspasó la Manchester City por 45 millones de euros, pero todavía le faltaba por amortizar alrededor de nueve millones, con lo que el ingreso neto de la venta fueron 36 millones de euros.

Así pues, según el cálculo estimado realizado por este periódico, la cifra de ventas máxima para el próximo verano que el Valencia podría presupuestar son 38,6 millones de euros.

Estas son las cinco principales partidas de ingresos que se incluyen en el presupuesto presentado a la Liga y que serán las que delimitaran finalmente el gasto de la plantilla para la temporada, pero no es el único gasto que se debe sumar porque hay que tener en cuenta también otros.

  1. Gastos corrientes

Los gastos normales de la entidad como puede ser la luz, agua, material de oficina... además de otros pagos como la permuta con el Ayuntamiento o el alquiler del local donde está la megastore, entre otras cosas. El Valencia presupuestó en esta partida de la temporada pasada 17 millones de euros de gastos corrientes.

  1. Gastos financieros

Los gastos referidos a los créditos que tiene el Valencia con las entidades financieras. Esta temporada se cumple el tercer año de carencia que dio Bankia para el cobro de los créditos con lo que la entidad valencianista llega a su último balón de oxigeno antes de empezar a amortizar capital. Este gasto aumentará considerablemente de cara a la temporada 17-18.

  1. Gastos personal no deportivo

 Los empleados que tiene el Valencia y que no son jugadores o técnicos. Además del personal de administración, marketing o dirección, entre otras cosas, también se incluye aquí el suelo de los miembros de la dirección deportiva, delegado, medico, fisioterapeutas, utilleros...

Los gastos de personal no deportivo presupuestados para la pasada temporada fueron de 8,67 millones de euros.

  1. Gastos de plantilla

Esta partida es la más importante del presupuesto puesto que es la que debe definir el coste del primer equipo, que incluye a técnicos y jugadores, además de la amortización de sus fichajes. Está incluido como gasto de plantilla -el llamado Fair Play Financiero-:

 Sueldos de la plantilla: Esta partida se divide entre el personal  inscribible en la LFP y el no inscribible. Dentro del inscribible se incluyen los 25 jugadores del primer equipo y el cuerpo técnico- entrenador, segundo entrenador y preparador físico- además de los futbolistas cedidos por el Valencia que tengan coste para el club.

La plantilla no inscribible en la LFP se refiere a los futbolistas que tienen contrato con el club pero no son del primer equipo -los jugadores del filial, juvenil y de la Academia con contrato- además de los técnicos que no son del primer equipo.

La temporada pasada, el Valencia tenía presupuestados 62,3 millones con respecto a los salarios de plantilla -56,08 para el primer equipo y 6,2 para la Academia-.

Amortizaciones: El coste de los fichajes divido entre las temporadas de contrato que se le hacen al jugador. Por poner un ejemplo, la  amortización de André Gomes son tres millones de euros cada uno, puesto que fichó por 15 millones de euros y se le firmó un contrato de 5 temporadas (15/5=3).

Según el cálculo estimado realizado por este periódico, el coste de las amortizaciones de la plantilla actual asciende a 38,09 millones de euros siendo las más importantes la de jugadores como Negredo, Rodrigo, Enzo Pérez o Abdennour, jugadores con un coste muy elevado para la entidad.

Primas: Dentro del gasto para la plantilla el club debe incluir las primas por objetivos para la próxima temporada. En el caso de que la entidad destine primas -algo que sucede- y como todavía la cantidad no está negociada, el mínimo que exige la LFP es presupuestar el 90% de la prima más alta que haya destinado el club en las tres últimas temporadas.

 Así pues, el gasto de la plantilla será el resultado de la suma de los tres conceptos anteriores: salarios + amortizaciones + primas.

Una vez realizado el presupuesto, el club debe enviarlo a la Liga que lo analizará con la comisión de control y que aprobará las cuentas estimadas por el club y comunicará a la entidad donde está el límite para sus jugadores.

La fórmula para calcular dicho límite se reduce a:

(Ingresos por competiciones + Ingresos comerciales + Ingresos por Televisión + Ingresos por abonados + Ingresos por venta de jugadores) – (Gastos corrientes + Gastos financieros + Gastos personal no deportivo) = X

Esa resultante de dicha operación será el coste de plantilla estimado que tendrá el Valencia para empezar la próxima temporada.

LA AMPLIACIÓN DE CAPITAL

Por último, la Liga permite que se supere el límite del gasto en la plantilla de un club, siempre y cuando ese desfase presupuestario este cubierto con una aportación directa de los accionistas. En este caso, Peter Lim, pese a no necesitarlo la pasada temporada, decidió ampliar el capital del Valencia 100 millones de euros algo que en este año si se podría utilizar si se estima conveniente.

Pero según la normativa de la Liga, no se podrían utilizar los cien millones aportados por el máximo accionista, ya que únicamente el Valencia podría usar el 80% de esos recursos y repartidos en cuatro temporadas a partes iguales. Con esto de los cien millones solo podrán ser destinados a la plantilla 80 repartidos en cuatro temporadas, lo que suman veinte millones de euros extras que el club podría utilizar como colchón para su plantilla.

Otra de las formas para poder aumentar el gasto en la plantilla, por su parte, sería aumentar los ingresos presupuestados por ejemplo con un main sponsor. La voluntad del club es firmar un patrocinador de entre 6 y 8 millones de euros que supondrían un soplo de aire fresco para las arcas del club.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email