Hoy es 15 de julio
GRUPO PLAZA

en femenino singular

Nerea González: "En Discóbolo hemos hecho las cosas tremendamente bien: campeonas de liga, copa y ascenso a Tercera RFEF"

12/06/2024 - 

VALÈNCIA. El orgullo del barrio valenciano de La Torre, el Discóbolo que prepara con trabajo y profesionalidad, imprimiéndole su carácter, Pepe Pla, ha acabado el curso a velocidad de vértigo. El equipo de la franja roja ha ganado el doblete: campeonas de liga y de La Nostra Copa Valenta. El próximo curso jugarán en Tercera RFEF. Mejor imposible. 

Una de las indiscutibles en el lateral derecho es la andaluza Nerea González Pato (Sevilla, 04/02/1999). Formada en la cantera del Real Betis, Nerea le da vuelo por su costado al once del doble campeón.  "Después del año pasado que, futbolísticamente hablando fue malo, haciendo muchos esfuerzos y con viajes muy largos, creo que el objetivo principal de este año era reencontrarnos, volver a confiar y sobre todo disfrutar. Después de hacer las cosas tremendamente bien, podemos decir que somos campeonas de liga, ascendiendo a 3ª RFEF, y campeonas de copa", comenta la defensora de Sevilla, de 25 años.

Nerea salió del Betis a los 22 años. "En mi última etapa como verdiblanca, no tuve los minutos deseados; fue un año complicado a nivel futbolístico y a raíz de eso empiezo a pensar en un cambio de aires". Pese a ese regusto amargo de su salida está orgullosa de haber formado parte de la cantera verdiblanca: "Puedo decir con la voz bien alta que he jugado y soy canterana de un club grande como es el Real Betis. Le estoy muy agradecida por la oportunidad que me dio durante 10 años".

En ese momento se cruzó en su vida el Discóbolo. Cuenta que el primer año se le hizo todo "cuesta arriba. Era la primera vez que salía de casa y no había experimentado nada igual o parecido. Luego he ido madurando y acostumbrándome". En ese proceso de madurez y mejora influyó positivamente Pepe Pla. "Me transmitió confianza, apoyo y cariño desde una primera llamada de teléfono. Lo considero un pilar fundamental. Siempre me hizo sentir en casa a pesar de estar a muchos kilómetros de ella, por eso le estoy muy agradecida y le tengo un cariño especial", dice Nerea, con gratitud en sus palabras.

Hoy se proyecta mejor por el carril derecho. "Tengo una gran facilidad para incorporarme al ataque, soy una jugadora asociativa y con buen golpeo de balón", explica sobre su juego, aunque es consciente de que uno de sus defectos "es la falta de contundencia".

Nerea, que empezó a jugar con chicos, ha visto la evolución que ha experimentado el fútbol femenino en España en los últimos años. "Aún queda camino. Las instituciones tienen un papel importante para seguir fomentando la igualdad. También pienso que hace falta educación, eso nos llevará a la igualdad y al respeto, ya no solo en el deporte sino en la sociedad. Las mujeres estamos en un segundo plano y tenemos que seguir luchando para que esto cambie", reflexiona.

- ¿Cómo celebraste la victoria del sábado en La Nostra Copa Valenta?

- Fue algo breve. Se nos hizo un poco tarde y aunque salimos a tomar algo todos juntos y a festejar un poco, no pudimos hacerlo realmente como nos hubiera gustado, ya que muchas compañeras se quedaron con sus familiares o como en mi caso, mis padres venían de lejos y quería compartir esto con ellos también. Está pendiente una cena y celebración como se merece.

- Lástima la tormenta que apareció a falta de 15 minutos para el final y que apenas os dejó festejar sobre el césped.

Pese a ello creo que festejamos gran parte en el campo. Sí que es verdad que nos hubiera gustado hacerlo mucho más, pero aún así la afición aguantó hasta el final con nosotras y nuestros familiares y amigos pudieron saltar al campo a hacerse fotos y celebrar con nosotras.

- ¿Tenías familia o amigos en la grada?

- Sí, vinieron mis padres desde Sevilla para apoyarme y estar conmigo. Siempre me acompañaron a todos lados y ahora por los kilómetros que nos distancian se hace un poco más complicado, estoy muy contenta de que estuvieran conmigo, ellos junto a mi hermano son el pilar fundamental en mi vida, les estoy muy agradecida por todo lo que hacen por mí.

- Eres andaluza, ¿de qué pueblo?

- Soy andaluza, de Sevilla capital, pero hace 7 años que vivo en un pueblo en la periferia de Sevilla. Su nombre es Palomares del Río.

- ¿Y estás en Valencia jugando al fútbol?

- Sí, compagino el trabajo con el fútbol.

- Canterana del Real Betis y, además, jugadora de la selección andaluza.

Sí, puedo decir con la voz bien alta que he jugado y soy canterana de un club grande como es el Real Betis, donde me formé casi toda mi vida de futbolista. Le estoy muy agradecida por la oportunidad que me dio durante 10 años. Además, también tuve la suerte de formar parte de la Selección Andaluza en varias ocasiones. Defender a mi Comunidad fue todo un privilegio y un orgullo para mí.

- ¿Cómo has acabado en La Torre?

En mi última etapa como verdiblanca, no tuve los minutos deseados; fue un año complicado a nivel futbolístico y a raíz de eso empecé a pensar en un cambio de aires. A través del agente que tenía en ese momento se me presenta la posibilidad de venir al Discóbolo. El proyecto y las condiciones que me ofrecieron me parecieron un buen reto y una buena manera de seguir creciendo en todos los aspectos. A día de hoy puedo decir que no me arrepiento de tomar la decisión de venir aquí. Me ha hecho mejor persona y mejor futbolista.

- ¿Por qué empezaste a jugar a fútbol? ¿Quién influyó para que fueras futbolista? ¿Tu padre? ¿Algún familiar?

Supongo que radica en el hecho de que mi hermano, que es mayor que yo ocho años, jugaba al fútbol y que junto con mis padres íbamos a verle entrenar y jugar cada fin de semana.

- ¿Recuerdas tu primer partido? ¿Dónde fue?

- Siendo sincera, no lo recuerdo; empecé a jugar desde muy pequeña, con cinco o seis años y supongo que sería en el equipo de mi barrio cuando empecé a jugar con los niños porque no había aún equipos femeninos.

- ¿Por cuántos clubes has pasado desde que empezaste a jugar?

- Empecé desde bien pequeña jugando con los niños en el club de mi barrio, Las Almenas, no recuerdo la edad. Cuando cumplí los 12 años y por temas federativos ya no me dejaron seguir jugando con los niños y pasé a mi primer club femenino de barrio, el Azahar, en el cual milité durante dos años. El último año estuve haciendo pruebas con el Real Betis Balompié, que me captó, y pasé a formar parte de su escuela durante diez años consecutivos.

- ¿Es cierto que se aprende más jugando con chicos que con chicas?

- Años atrás eso era una realidad porque las oportunidades compitiendo con chicos eran mayores, pero el fútbol ha cambiado mucho, tanto en masculino como en femenino, y las chicas ahora tenemos la suerte de aprender de forma competitiva entre nosotras. Hay más equipos, más jugadoras, mejores entrenadores, y más nivel.

- Celebras con la bandera de Andalucía. ¿Llevas muy dentro tu tierra?

- Sí, soy muy de mi tierra; me siento muy orgullosa de ser andaluza y sevillana. También le estoy muy agradecida a Valencia porque me acogieron muy bien.

- Los dos títulos y el ascenso con el Discóbolo no son los únicos en tu trayectoria. El fútbol te ha dado más cosas.

-Desde que empecé a jugar este deporte me ha dado muchas alegrías. He sido campeona de liga, en fútbol 7, con el Azahar y subcampeona de la Peloteros Cup. También campeona de la liga provincial con el Azahar y con el Real Betis. Gané el Campeonato de Andalucía dos veces con la Selección Sevillana en la 2013/14 y la 2016/17. Gané la liga en segunda andaluza dos temporadas seguidas y fuimos subcampeonas del torneo Internacional Cup de Marbella con el Real Betis. Después fui campeona de liga y ascendí a Segunda división con el Real Betis. Luego, campeona de liga en Primera Nacional dos temporadas seguidas y en 2020-21, además, conseguí con el Real Betis el ascenso a Liga Reto. Recientemente con Discóbolo acabamos de ganar la Lliga À Punt Valenta, consiguiendo el ascenso a Tercera RFEF, y La Nostra Copa Valenta.

- ¿A qué edad saliste de casa?

- Con 22 años.

- ¿Cómo llevas vivir lejos de la familia?

Pues el primer año que llegué aquí se me hizo un poco cuesta arriba. Era la primera vez que salía de casa y no había experimentado nada igual o parecido. Luego he ido madurando y acostumbrándome a todo ello. 

- ¿Quién te ha ayudado en ese proceso?

- Aprovecho para hacer una mención especial a mi entrenador y amigo Pepe Plá, quien me transmitió confianza, apoyo y cariño desde una primera llamada de teléfono. Lo considero un pilar fundamental para mí hasta el día de hoy. Siempre me hizo sentir en casa a pesar de estar a muchos kilómetros de ella, por eso le estoy muy agradecida y le tengo un cariño especial.

- Cualquier deportista que vive lejos de casa tiene que ser independiente, ¿lo eres?

- Sí, lo soy. Al final creo que cuando una decide ser valiente y luchar por lo que quiere, la vida misma te obliga y te enseña a serlo.

- ¿Compartes piso con otra compañera de equipo?

- No, en los tres años que estoy en Valencia en dos ocasiones he compartido piso con estudiantes y actualmente estoy experimentando vivir sola.

- Compaginas tu actividad en el fútbol con el trabajo. ¿A qué te dedicas?

- Sí, compagino el fútbol y el trabajo. Actualmente trabajo como socorrista en un polideportivo municipal.

- ¿Entre el fútbol y el trabajo te da para mantenerte? 

- En mi caso puedo decir que sí, que puedo vivir y mantenerme por el momento con el sueldo que gano.

- ¿Cuál es tu horario de trabajo?

- Por suerte tengo un buen horario: de lunes a viernes y sólo de mañanas. Entro a las 7:30 horas y salgo a las 14:30 horas. Ese horario me facilita mucho poder compaginar el trabajo con el fútbol. Los entrenamientos son por la tarde, por lo tanto no tengo problema para asistir a ninguna de mis dos actividades. Tengo los fines de semana libres para poder jugar y viajar, en caso de que sea lejos. 

- ¿Y el descanso?

- Es cierto que el tener poco tiempo para descansar, el llegar tarde a casa de entrenar y levantarme al día siguiente temprano, conforme va pasando el tiempo se hace un poco cuesta arriba porque terminas juntando falta de sueño, cansancio... pero, por lo general, puedo decir que no tengo problemas para compaginar ambas cosas.

- ¿Siempre has jugado de lateral?

- En alguna ocasión he jugado como extremo también, pero principalmente siempre jugué de lateral.

- ¿Cuáles son tus virtudes y tus defectos?

- A pesar de ser lateral y de jugar en una posición defensiva, considero que tengo una gran facilidad para incorporarme al ataque, soy una jugadora asociativa y con buen golpeo de balón. Uno de mis defectos a mejorar, por la posición en la que juego, podría ser la falta de contundencia.

- ¿Has hecho algún otro deporte?

- Siempre me ha gustado el deporte en general. He practicado otros deportes como por ejemplo el pádel o la natación, pero nunca a nivel de competición.

- ¿Cuántas amistades te ha dado el fútbol?

- Por suerte, el fútbol me ha permitido conocer a mucha gente, y a día de hoy casi todo mi entorno se basa en esas personas que he ido conociendo a lo largo de tantos años y que tengo la fortuna de conservar.

- ¿Conservas amigos entre tus compañeros de tu primer equipo?

- Podría decirte que los cuento con los dedos de una mano y me sobran, pero sí, alguno que otro conservo.

- La temporada ha sido redonda porque habéis firmado un doblete, ¿estás satisfecha?

- Personalmente estoy muy satisfecha y en lo que a la calidad del grupo se refiere, también. Hemos creado un grupo humano bastante bueno y la temporada ha sido sobresaliente. Después de todo un año como el pasado, futbolísticamente hablando malo, haciendo muchos esfuerzos y con viajes muy largos, creo que el objetivo principal de este año era reencontrarnos, volver a confiar y sobre todo disfrutar. A consecuencia de ello y de hacer las cosas tremendamente bien, podemos decir que somos campeonas de liga ascendiendo a Tercera RFEF y campeonas de copa.

- Has sido testigo de todos los cambios a mejor que ha experimentado el fútbol femenino en los últimos años, ¿qué falta todavía por mejorar y cambiar?

- Pienso que hemos avanzado mucho, pero es cierto que aún queda camino. Las instituciones tienen un papel importante para seguir fomentando la igualdad. También pienso que hace falta educación, eso nos llevará a la igualdad y al respeto, ya no sólo en el deporte sino en la sociedad. Las mujeres estamos en un segundo plano y tenemos que seguir luchando para que esto cambie.

- Acaba la frase: El fútbol es para mí...

- Mi vida, porque hasta día de hoy, toda mi vida ha estado dedicada por y para el fútbol.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email