Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión pd / OPINIÓN

Celades ha roto lo que había

25/02/2020 - 

VALÈNCIA. "El equipo tiene mucha cosas buenas y ha conseguido éxitos, nosotros no queremos romper con todo lo que hay, ni mucho menos. Tenemos una buena opinión del entrenador anterior y vamos a intentar fomentar las cosas que hay incorporando algunas otras. No venimos a romper con todo lo que hay", recuerdo esta frase de Albert Celades el día de su presentación como nuevo entrenador del Valencia CF tras la salida de Marcelino.

A priori, me pareció un discurso correcto y unas intenciones coherentes. Celades iba a tener su primera experiencia en un banquillo a nivel de clubes heredando un equipo campeón y con identidad. Con una plantilla diseñada con un claro perfil de Marcelino, el Valencia desarrolló unas virtudes que en los últimos meses han ido desapareciendo.

Más allá de los resultados, puesto que hasta final de 2019 la labor de Celades estaba siendo una gran noticia, la realidad es que el Valencia poco a poco ha ido transformándose en un equipo más acorde a la filosofía de su nuevo entrenador. Con esto no quiero decir que a Celades le guste encajar más goles. Es absurdo. Pero sí que aboga por un equipo más largo, con las líneas más separadas y aunque tiene más facilidades para atacar, le ha hecho más vulnerable atrás. La crisis de confianza del Valencia, especialmente fuera de casa, ha limitado su producción ofensiva y los problemas se han disparado. 

Una vez se analiza detenidamente el estilo de juego del Valencia, la conclusión que saco es que esa afirmación de Celades no era cierta. Te podrá gustar más o menos, apostarás por un estilo u otro, pero que este equipo no se parece en nada al de la temporada pasada es una evidencia. Por muchos factores. Las virtudes y sus defectos son hasta distintos. Se mantiene el 1-4-4-2 después de que el trivote que Celades quería asentar con Kondogbia, Coquelin y Parejo fracasara en varias ocasiones y poco más. 

Si Marcelino tenía una fortaleza defensiva envidiable y una solidez con la zaga en bloque bajo, con Celades no la tiene. Si el equipo de Marcelino era un martillo en los contragolpes, con Celades no lo tiene. Si a Marcelino se le atragantaban los partidos en Mestalla y no tenía apenas ideas para abrir las defensas, con Celades está resolviendo bien los partidos como local y de hecho, se puede decir que ha hecho de Mestalla un fortín. Si al Valencia de Marcelino le costaba hacer gol, con Celades no ha tenido ese problema y acumula 35 goles en liga esta temporada. El sexto equipo con mejor registro en esta faceta.

En definitiva, casi seis meses después de la llegada de Celades, hay que admitir que la apuesta por el técnico catalán no ha sido una elección para dar continuidad a lo que se venía trabajando en el pasado. Es otra cosa. Pese a todo, todavía quedan muchos puntos en liga para reaccionar y que la fórmula de Celades acabe dando resultado. La dificultad reside en jugar de una manera con una plantilla confeccionada para hacerlo de otra forma. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email