GRUPO PLAZA

La desconexión absoluta alimenta a un Cárdenas gigante

8/03/2021 - 

VALÈNCIA. El Levante fue sometido en Donostia y Cárdenas fue el 'salvador' en una tarde que pudo acabar con sonrojo visible y palpable en el marcador. No fue así gracias, en gran parte, a sus guantes. Fue la luz en las innumerables sombras granotas en el Reale Arena. El de Terrassa recibió 25 disparos del rival, mientras que el Levante tan solo miró Remiro en seis ocasiones, solo una de ellas susceptible de ser llamada ocasión (un córner olímpicon de Bardhi). Estas son las notas de PlazaDeportiva.com tras el Real Sociedad - Levante:

Cárdenas (8): Gigante. El meta de Terrassa volvió a lucirse en un partido en el que los suyos fueron sometidos. Ya ocurrió en el Metropolitano, también con muchas ocasiones en contra, pero entonces el equipo respondió con orgullo. No fue el caso del Reale Arena. Cárdenas estuvo espléndido en los mano a mano -ahí fue de verdad gigante-, pero también en lo que se refiere a reflejos. Tuvo suerte en otras acciones -balones al palo o cabezas milagrosas que sacaron goles bajo palos- pero se erigió otra vez como el mejor del equipo.

Son (5): Sin efecto. El sevillano lo intentó en alguna ocasión por el carril diestro, pero no pudo. Los espacios no abundaron en la defensa rival y Son estuvo todo el encuentro tratando de enlazar transiciones defensa-ataque que nunca llegaron a puerto.

Coke (4): Superado. Dejó un espacio valiosísimo que terminó en gol -permitió pensar muchísimo a Oyarzábal y eso es muerte segura- y, diez minutos después, se tiró literalmente encima del '10' de la Real Sociedad para cometer un penalti claro que el propio realista buscaba. 

Duarte (5,5): El más potable de una zaga con problemas. Sacó varios balones claros bajo palos. Dos seguidos, de hecho, en dos mano a mano para Cárdenas, en lo poco en lo que fue superado el de Terrassa. Estuvo ahí rápido el costarricense, pero sometido por regla general. Parte clave de pérdidas muy graves en la salida de balón. 

Vezo (5): Problemas en la salida de balón. Aunque en la primera parte el Levante tuvo problemas en centros laterales y jugadas ABP, logró corregir en el segundo tiempo. Sin embargo, el luso no estuvo a su nivel . Problemas contínuos en la salida de balón y de entendimiento con sus compañeros.

Toño (4): Nada. El de Alcalá de Henares estuvo muy fuera de la onda del partido. Aportó poco tanto en defensa como en ataque. Como el resto del equipo, fantasmagórico. Más en su caso.

Vukcevic (5): Superado. El montenegrino no acaba de emular su mejor versión de esta temporada y el partido de ayer no fue el mejor escenario para conseguir arrancar de nuevo. Perdido en un centro del campo sin puentes con la defensa y ante un rival que ahogó y apavulló, con y sin Vukcevic sobre el campo.

Rochina (4): Desaparecido. La creatividad del Levante tenía que pasar por sus botas -también en las de Bardhi-, pero lo que ocurrió es que la sala de máquinas quedó sin luz para funcionar. El balón duró muy poco en las botas del saguntino.

Bardhi (5): A tímidos arranques. Lo mismo que a Rochina le ocurrió a Bardhi, aunque en su caso se atisbaron intentonas diferentes. Autor del único disparo que computa entre palos del Levante: un intento de gol olímpico que pegó en el larguero.

Morales (5): Sin pólvora y sin espacios. Sin huecos que atacar, Morales es otro. El Levante y Morales no supieron encontrar los de la Real Sociedad. Desesperado en ocasiones por la falta de conexión y lo poco que duraba el balón en los pies levantinistas.

Dani Gómez (4): Otro partido fantasma. Ya son varios los del madrileño, que pasó de un final de 2020 muy bueno a un 2021 también fantasmagórico para él.

Malsa (5): Muy poco. Fue la primera remienda de Paco López para dejarlo solo, como Vukcevic, como pivote. Cambio de hombre por hombre con el mismo resultado, aunque luego le colocó a Doukouré en la medular.

De Frutos (5): Sin efecto. El segoviano es, ahora mismo, el más lúcido de la clase granota, pero ni con su electricidad y conducción de balón consiguió trenzar.

Doukouré (5): Regreso. Fue el día para el costamarfileño. Volvió a jugar con la camiseta del Levante más de dos años después y regresó al césped desde que jugara la temporada pasada 8 minutos en la última jornada de Segunda División.

Roger (5) Pelea... y poco más. El Pistolero salió como último argumento para tratar de ganar duelos en el área y aprovechar alguna de las últimas acciones de las que dispuso el Levante a balón parado, con la Real Sociedad llena de ansiedad por no haber cerrado antes el partido. El de Torrent solo peleó.

Clerc (-)


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email