Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión pd / OPINIÓN

Números rojos

27/12/2020 - 

VALÈNCIA. Hace unos días, Andoni Zubizarreta recordaba en las páginas de El País una charla que tuvo años ha con Claudio Ranieri cuando ambos coincidieron en el Valencia CF. En ella, Zubi le contaba al entrenador italiano las bondades del fútbol de posesión de Johan Cruyff en el Barça. Tras escucharle con atención y de forma educada, el técnico le respondió con una lógica aplastante: “¿Para qué quiero tener el balón un minuto con el riesgo que supone perderlo?. Prefiero tener la pelota tres segundos y mandársela al Piojo para que se juegue un uno contra uno en ataque”. Ranieri tenía las ideas muy claras. Pese a que su propuesta futbolística contó con muchos detractores en Mestalla, al final los resultados le cargaron de razón. 

¿A qué santo cuento esto ahora?. Porque considero que todos los sistemas de juego, entre ellos el contragolpe, me parecen interesantes. Todos los estilos y todas las tácticas son buenas a priori. Lo importante es la idea. Y, por encima de todo, el gran secreto de un entrenador es saber jugar con lo que tiene en la plantilla. Ahora, tras lo visto en los últimos partidos del equipo, parece que la idea de Javi Gracia es jugar al contragolpe. No lo veo mal. Porque calidad en el equipo hay la justa. Hay 12-13 futbolistas con cierto nivel…. Y el resto no están para jugar en el Valencia. Y si la idea de Gracia es juntarse en defensa para sorprender a la contra con la velocidad de Guedes o Yunus, perfecto. 

Pero para que este plan funcione, hay que cerrar la portería. No queda otra. O el Valencia mejora sus prestaciones en defensa o el plan de Gracia se caerá como un castillo de naipes. Los maestros del contragolpe, como Ranieri, decían que la clave era no conceder oportunidades de gol al rival para que éste se desesperara y cometiera un error. “¿Cómo se logra, Claudio?”, le pregunté un día. “La defensa es algo que no surge de forma espontánea. Se entrena y se trabaja todos los días. Es algo que depende de todo el equipo, no solo de los cuatro de atrás”, me respondió.  Así era. Recuerdo jornadas intensas en Paterna viendo como Ranieri primero, o los Cúper y Benítez después, exprimían a sus futbolistas para que el equipo funcionara en la retaguardia con la precisión de un reloj suizo. En todos esos casos, los éxitos deportivos del equipo llegaron desde la defensa. 

Sin embargo, y pese al plan de Gracia en los últimos encuentros, la falta de solidez defensiva penaliza en exceso al Valencia. El equipo adolece de solvencia en la zaga. Las estadísticas no invitan al optimismo. Hablan de unos números preocupantes y de la urgencia de una mejora. Los datos revelan que el Valencia es el equipo de la Liga que más tiros concede por partido (16,1). Con este registro, o Jaume mejora sus prestaciones bajo palos o el conjunto de Mestalla está abocado al sufrimiento. Porque la figura del guarda-meta resulta decisiva para que la cosa salga bien. 

Pero no es solo en esta estadística en la que se refleja la endeblez defensiva del Valencia. Esto de lo que hablamos también se pone de manifiesto cuando nos encontramos otro dato preocupante. El Valencia es el quinto equipo del campeonato que más goles en contra recibe (22). Aquí únicamente es superado por los tres colistas de la tabla, Osasuna, Huesca y Valladolid, que solo suman uno más encajado (23). Cuidado. Porque, además, al equipo le marcan los goles en juego abierto. Es el cuarto que más tantos recibe de esta manera (13), mientras que a balón parado es el quinto peor clasificado del torneo (4). Aquí también debe aplicarse. La ausencia de Paulista no ayuda. Pero, o se logra revertir la situación, o de lo contrario no tardaremos en ver al Valencia con números rojos en su cuenta.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email