Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Nuno está verde, verde, verde

La realidad me dice que el Valencia, su hoja de ruta diaria, está en manos de un señor con escasos conocimientos, nula experiencia y deudor de demasiados valores a la gente que le representa y apoya

18/09/2015 - 

VALENCIA. No. No miren este artículo como una manía personal al técnico del Valencia. No lo es. Mírenlo -y lo intentamos juntos, que no es fácil- como un ejercicio de raciocinio para intentar comprender lo que sucede. ¿Y? Pues miren, a mi, así, a las primeras de cambio, me da la impresión de que Nuno está muy verde para ser entrenador del Valencia. ¿Y como director deportivo? Pués más verde aún. En este último apartado basta repasar la alineación inicial que sacó ante el Zenit para darnos cuenta de que no había ni un solo jugador nuevo a excepción de Abdennour -casi obligatorio tras la 'fuga' de Otamendi- y del portero Jaume Domènech... un recurso ante el abuso de lesiones y bajas. En resumen, mi conlusión final es clara. A Nuno le hemos revestido de galones cuando no ha acumulado ningún mérito para ello. Nuno manda, corta el bacalao y encima es medianamente prepotente. ¿Y? Pues que no. Que Nuno es un técnico en fase de formación y poca cosa más. ¿Suficiente para el Valencia?

PRIMERA RESPUESTA

Sí, yo creo que es suficiente para este Valencia pero siempre que sea el mismo Nuno el que se lo crea... que francamente no parece, no da esa impresión. Él vive subido en un altar que le han fabricado Lim y Mendes y se siente con todo el derecho de ejercer como tal. Pero falla en una cosa, en algo garrafal. Para estar arriba, para llenar de fichajes 'infantiles' a este Valencia y dirigir el equipo en todos y cada uno de los partidos hace falta mucho más que ser el colega de Mendes y el enchufado por Peter Lim. La grandeza de la que se ha rodeado Nuno es ficticia. Y así las cosas cada cosa que hace suena a rancia, a mal trabajada, a poco meditada y de un valor francamente escaso para el escalón en el que figura en el Valencia.

ES INEXPERTO

Miren, yo contra Nuno no tengo nada realmente justo en su contra. Ahora bien, sí estoy radicalmente en la oposición de este Nuno que se ha hecho el amo del calabozo en base a sus amistades pero que tristemente no domina el calabozo por su falta de experiencia. ¿Lo dominará más adelante? Pues puede, no sé, ya veremos. Pero la realidad me indica que este no es el momento. La realidad me dice que el Valencia, su hoja de ruta diaria, está en manos de un señor con escasos conocimientos, nula experiencia y deudor de demasiados valores a la gente que le representa y apoya. Nuno está verde. Y cada partido que pasa se le nota un poco más su ineficacia.

LO DE LA CHAMPIONS

Existe una realidad que nadie me puede negar. El Valencia jugó dos partidos absolutamente distintos ante el Zenit en su debut en la Champions. Primero Nuno apostó por un equipo ordenado pero impotente. Y luego, cuando todo se puso cuesta arriba, es cuando Nuno quiso corregir su error inicial dando entrada a jugadores distintos con el fin de arrinconar a los rusos. ¿Acertó Nuno entonces? Pues miren, no. Nuno, eso sí, lo que hizo bien fue intentar corregir su patético planteamiento inicial. Y eso, se mire, como se mire, no es motivo para aplaudirle. Recordemos que antes del cambio el Valencia que Nuno puso de entrada fue un auténtico desastre.

NO QUEDAS PRUEBAS

En resumen, Nuno necesita apoyo y para recibir ese apoyo debe desembarazarse de todo ese boato que él mismo se ha bordado en base al apoyo de Mendes y Lim. Bien estaría -bien para el Valencia- que los dos hombres que le otorgado todo el poder del mundo demasiado pronto reaccionaran a tiermpo. Mendes no tiene talla hoy en día para ser el amo del calabozo. Traga con todo lo que le proponga Mendes, traga con todo lo que le diga Lim y no traga con nada con cierto aroma valenciano. Y eso, se mire como se mire, nos vuelve a dejar a las claras lo verde que está Nuno. Él vive en Valencia, trabaja para el Valencia y se olvida de los valencianos. La inexperiencia, ya saben, tiene esas tristes cosas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email