Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

peleando a la contra / OPINIÓN

Día de la marmota

21/11/2020 - 

VALÈNCIA. Cada partido que pasa nuestro segundo internacional granota, Campaña, baja su cotización de forma alarmante. Aún hay quien se pregunta cómo no vino nadie con la chequera a por él. ¿Quién quiere a un futbolista que suma a una actitud indolente la soberbia de ordenar a sus compañeros llegar a balones que él ni intenta reñirlos impunemente. Paco López (y sin duda Muñiz) fueron capaces de sacar la mejor versión del sevillano, pero es un futbolista frágil y difícil de mantener centrado en su fútbol. Por eso desde el ascenso de 2017, cuando llegaron los primeros cantos de sirena, alterna algún partido brillante con unas cuantas actuaciones mediocres, hasta el punto actual: los minutos con la Selección sin continuidad y la decepción de quedarse en Orriols han sido detonantes. Rescatarlo parece cada día más difícil. Tampoco lo pone fácil fuera del césped. Y llueve sobre mojado. Su popularidad en Orriols está a la baja y lo que es peor: su fútbol, hoy por hoy, resta. Paco López sigue confiando en él. No concibe un Llevant sin Campaña (ni sin Melero). De la misma forma que se resiste a volver a usar el sistema que este curso le ha dado equilibrio: el doble pivote. La explicación, suponemos, es que Vukcevic no estaba a tono, tras la lesión. No se entendería otra cosa.

Los errores de siempre 

El Llevant podía haber ganado, pese a todo. Fue mejor a los puntos, ligeramente, y tuvo más opciones. Incluso en los últimos minutos Figueroa Vázquez se comió un penalti clamoroso sobre Clerc. Todos los granota sin tarjeta se debieron comer al trencilla para forzar la revisión del VAR, pero el Llevant no juega a ese fútbol. Como si no diese puntos. Incluso León tuvo un remate franco, tras construirse una ocasión que por un instante pareció una pura redención. Sí, el equipo hizo unas cuantas cosas bien. No sirvieron para sumar de tres porque otro partido más se incurrió en los errores de siempre: mala defensa del balón parado, cambios a destiempo, falta de definición, el sistema que no protege una zaga frágil, no marcar el tempus del partido… además de las negligencias vinculadas a la actuación de Campaña: escasa intensidad, balones perdidos en zonas peligrosas, rifirrafes, nulidad ofensiva y por descontado el balón parado inocuo. Sí, se marcó de córner, tras 3.672 lanzamientos de esquina o de falta. Alguna vez tenía que suceder. Pura estadística. Eso sí: las innumerables opciones que se desaprovechen no cuentan. A final de temporada sacaremos pecho de otra asistencia más de Campaña. El gol del Elche, por cierto, vino de una mala cobertura suya y de una falta posterior innecesaria. En la primera parte firmó una jugada calcada. Tampoco fue desdeñable que en el 92 y con una falta a favor se enzarzara en una bronca para perder más tiempo.

Pese a todo ello el Llevant firmó una primera mitad muy digna, sobre todo la primera media hora, en la que perdonó el 2-0. Ejerció un buen control del juego y desaprovechó opciones que por malas decisiones en el último pase o por una definición imprecisa. Tampoco es que se marraran grandes ocasiones, pero sí dio la sensación de que al Llevant le faltó mala leche en los metros finales. El precio a pagar fue el de siempre: la fragilidad defensiva alarmante. Pese a que el Elche se mostró muy plano, tuvo algunas llegadas fáciles, sobre todo por dentro. La medular y el centro de la zaga hacían aguas, pese a Malsa y pese a la escasa percusión ilicitana.

Roger y Rochina en el banco

Que Roger estuviese en el banco es inexplicable. Es un guerrero, le sobra la sangre y el nervio que les falta a otros. Prescindir de él de inicio debe tener alguna explicación que desconocemos, porque la covid no es excusa. Roger habrá entrenado con más intensidad en su casa que algunos de los que salieron en el once. Cuando saltó a Orriols, el Llevant generó peligro, con su sola presencia. Gómez es un futbolista con un amplio margen de crecimiento pero… ¿sentar a Roger en plena crisis? Tampoco se entiende que, con Bardhi fuera de combate y con Campaña… (de acuerdo, no insisto en Campaña), Rochina acompañe a Roger en la suplencia. Pese a sus lagunas, Rochina es hoy por hoy el futbolista más capaz de proyectar vocación ofensiva a sus compañeros. El balón que metió a Clerc para el penalti no señalado (ni revisado) fue probablemente el highlight del derbi.

Los cambios

 Lo del Llevant y las segundas partes es un misterio. Me gustaría ver por el agujero de la cerradura del vestuario de qué se habla en los descansos. El Llevant no lo había hecho mal pero había algunas cosas que mejorar. No sólo no se corrigieron sino que el Llevant salió desenchufado, con los brazos caído, como si lo tuviera ya todo hecho, como si sólo hubiera que dejar pasar la manecillas del reloj. En dos minutos de la segunda mitad ya se veía que el partido seguía el guion habitual. Y además el equipo no estuvo desenchufado un minuto, ni cinco, por un arreón inicial del Elche. No fue algo circuntancial. Estuvo desenchufado hasta que los valencianos del Vinalopó empataron, veinte minutos después. López en la banda no supo ver que los cambios eran necesarios para remediar el mal, antes de que sucediera. No supo ver que había futbolistas absolutamente desaparecidos: De Frutos, Gómez, Morales, Campaña e incluso Melero, que se fue deshinchando. Y así se revitalizó al rival, cuando la primera mitad invitaba a ir a por el 2-0 y consolidar el triunfo.

Paco López fue un delantero aguerrido, con mala leche, con carácter. Lo recuerdo perfectamente. Es curioso que su equipo no refleje esos valores; más bien al contrario. La mala racha se perpetúa y cambio de rumbo exige látigo y decisiones valientes. En situaciones difíciles todos queremos tener al lado a tipos como el Paco López que llevaba el 10 a la espalda. Seguir por este camino, perpetuar los errores y pensar que el destino los corregirá por ciencia infusa, no lleva a ninguna parte. O a ninguna parte en la que queramos estar, al menos.

Llevant UD 1-1 Elche 

UNO A UNO: Aitor (7); Son (7), Vezo (5) (Duarte (sc) 80'), Postigo (4), Clerc (7); Malsa (7), Campaña (3), Melero (5) (Radoja (4) 74'); De Frutos (3) (Roger (7) 74'), Gómez (4) (Rochina (6) 64'), Morales (4) (León (6) 80').

Paco López (3).

GOLES: 1-0 Melero 11'; 1-1Morente 63'.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email