Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

PROYECTO FER

Proyecciones hacia el cielo de Tokio 2020

24/12/2019 - 

VALÈNCIA. 'Conquista el barro para tocar el cielo'. Fue el lema de promoción del equipo del Proyecto FER 2019 cuando se presentó allá por el pasado mes de abril. Un año clave para los deportistas, pues el recorrido, enlazado luego con 2020, se proyecta hacia los Juegos Olímpicos y Paralímpicos y para alcanzarlos los barros deben quedarse despegados para medirse solo por ese cielo de Tokio. Es tiempo ahora de paso por el umbral de un año que fue registrando exitosos relatos de los deportistas para entrar en el gran año, el 2020, el de los Juegos, en el que previsiblemente habrá una notable participación de deportistas que forman parte de esa FER de la Fundación Trinidad Alfonso, que este lunes homenajeó a varios de sus integrantes dentro de un marco navideño.

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ya son una realidad para la alicantina Liliana Fernández Steiner y la madrileña Elsa Baquerizo. Será la tercera participación olímpica para la pareja referente española de vóley playa después de Londres 2012 y de Río de Janeiro 2016 (en ambos casos llegaron hasta octavos de final). Ahora, en la larguísima lista de lugares y partidos de su palmarés, compitiendo siempre con garra y vaciándose en cada acción y trabajando al máximo por cada pelota, subrayarán el nombre de Haiyang (China), donde resolvieron incisivas, con firmeza y la pasión que les caracteriza la clasificación para Tokio 2020. Allí se adjudicaron el Preolímpico el pasado mes de septiembre.

"Estamos ya clasificadas. La verdad es que es muy pronto. Casi no nos lo creíamos, ya que estamos acostumbradas a clasificarnos por ranking mucho más adelante. En Tokio el objetivo es disfrutar y aspirar a lo máximo", explicó este martes la benidormense Liliana Fernández Steiner. Lili es la deportista perfecta: enormemente competitiva, disciplinada, trabajadora, solidaria con su pareja sobre la arena, su otra mitad que es Elsa, con un talento innato, pero al tiempo atesora un discurso claro, firme, justo, y es persona que no se esconde y replica cuando procede y defiende principios y valores, pero además sabe mostrar una gran sonrisa.

Lili es compañera de disciplina deportiva de otro referente como el castellonense Pablo Herrera, que suma ya doce años juntos a su dupla de vóley playa Adrián Gavira. Y estos están en esa puja por el cielo de Tokio. Y la alcanzarán. Cuestión de rematar el negociado en el año que ya va dando la bienvenida. Pero es que para Herrera, concretándose esa clasificación, serán sus quintos Juegos Olímpicos. "Estamos novenos en el ranking y prácticamente está asegurado que estemos aunque hasta el corte de junio no se podrá saber". Lo dicho, Tokio significaría alcanzar su quinta participación olímpica: "A ver si ahora le puedo pegar un mordisco a las medallas".

Lili y Pablo anunciaron tiempo atrás un pacto: "O quedamos últimos o ganamos medallas, pero no volvemos a caer en octavos".

En València, en el Preolímpico de hockey hierba, tocó el cielo Lola Riera con la selección española en octubre. Las RedSticks ganaron el torneo que les dio clasificación directa para Tokio 2020. Como el caso de Lili y Elsa, muchos meses por delante para diseñar la preparación olímpica. Y eso lo tiene perfectamente estructurado Adrian Lock y su equipo de trabajo. La jugadora valenciana estuvo presente también en el acto de reconocimiento a los éxitos de los deportistas del FER durante 2019. "Trabajaré duro para tener la fortuna de ser una de las jugadoras seleccionadas", recordó.

Riera ya estuvo en Río 2016. Y desde mucho antes en un recorrido que ha ido dibujando una línea ascendente por parte de la selección de hockey hierba. Los años 2018 y 2019 se significaron con medallas de bronce en el campeonato del Mundo de Londres y en el de Europa de Amberes.

El crecimiento de la nadadora castellonense Lidón Muñoz durante los dos últimos años ha sido mayúsculo. Medallas, récords, pero ante todo el trabajo de muchos años que ha ido siendo recompensado con una regularidad en las buenas sensaciones y competiciones realizadas, yendo cada vez mejor y más veloz en el agua, adjudicándose además metales y batiendo récords de España, incluso logrados por ella misma. Lidón logró el pasado 14 de diciembre en el Amsterdam Swim Cup 2019 la mínima olímpica para los 100 metros libres y tiene virtualmente cerrada una presencia que debe concretar en el campeonato de España: “Soy precavida, he fallado mucho muchos años así que hasta que no lo vea no lo creerle. He hecho lo más difícil, que era competir por una mínima, y ahora iré a competir para ganar que es más divertido”.

El taekwondista ilicitano Raúl Martínez es otro de los deportistas que ha concretado la clasificación para Tokio 2020. Relató una temporada complicada, en la que arrancó fuerte y enfilado hacia el sueño de Tokio, pero mediado el año tuvo una lesión muscular de la que le costó 'desprenderse'. La clasificación fue con suspense. En el Grand Prix Final de Moscú, necesitaba que perdiera el egipcio Seif Eissa en su combate por el bronce y así fue. Eissa se jugaba el metal con el uzbeko Rafalovich. El egipció cayó. Ahí le salían ya las cuentas a Raúl Martínez, que había estado en la carrera olímpica en ciclos anteriores, pero se topó con la sombra de las lesiones. El ilicitano ya dejó buenas sensaciones en 2018 con sendos oros de postín como el logrado en los Juegos Mediterráneos de Tarragona o en el Gran Prix de Manchester.

Así, Raúl Martínez, que debutará en una cita olímpica, se une en la delegación española de taekwondo a Jesús Tortosa y Javier Pérez. Nunca antes España había clasificado a tres competidores masculinos para unos Juegos. 

La clasificación olímpica en judo la tiene en la mano Ana Pérez Box. La alicantina también optó por el camino de la cautela, si bien ocupa el sexto del ránking olímpico en su peso y se clasifican las dieciséis primeras. No faltaron a la cita de lo homenajes, pero mediante un vídeo, las Guerreras del balonmano Silvia Navarro y Lara González. La valenciana y la alicantina se proclamaron recientemente subcampeonas del Mundo y en marzo a buen seguro estará en la convocatoria de Carlos Viver para la disputa del Preolímpico, que organizará España y que apunta a la Comunitat Valenciana.

En Tokio 2020 también estará el ciclista en pista Sebastian Mora, que acaba de firmar por el Movistar. El castellonense aseguró que le gusta “ser muy cauto, ya está hecha (la clasificación) y en febrero lo dirá la Federación porque ya es matemático pero no te lo crees hasta que llega, cuando ponga el pie en la Villa será cuando me lo creeré”. La clasificación para la cita olímpica asiática ya la logró Néstor Abad en gimnasia artística con el equipo español en el Mundial de Sututtgart.

En clave paralímpica, Ricardo Ten, que ha cambiado la natación por el ciclismo y tiene muchas opciones de estar de volver a unos Juegos, agradeció que “la vida me ha dado esta segunda oportunidad y lo estoy aprovechando. No me marco objetivos de medallas porque me está yendo bien la filosofía de disfrutar el momento. Vamos a esperar a que lo hagan oficial y cuando esté allí a seguir disfrutando”. Y en ese empeño de preparación para los Juegos de Tokio 2020 ya están los atletas Iván Cano, Kim López y Héctor Cabrera y el paratriatleta Héctor Catalá. En fútbol 5 para ciegos, Sergio Alamar e Iván López ya consiguieron la clasificación también con España.

Entre los homenajeados por sus éxitos en 2019 también estuvieron los atletas Jorge Ureña, Quique Llopis; los triatletas Roberto Sánchez y Javier Lluch; y el taewkondistas Hugo Arillo.

Ten, el mejor

Para cerrar el acto, los propios deportistas eligieron al deportista FER más destacado del año. Cada uno de ellos eligió al que, en su opinión, ha sido merecedor de este reconocimiento y el ganador fue el ciclista paralímpico Ricardo Ten: "Me hace mucha ilusión este reconocimiento por parte de mis propios compañeros del Proyecto FER. Es un honor. En lo deportivo, sigo en un momento dulce, la vida me ha dado una segunda oportunidad para disfrutar del deporte de élite y estoy aprovechándola. Ahora a esperar que se confirme que puedo estar en Tokio para poder seguir disfrutando de este momento".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email