GRUPO PLAZA

¿Qué pasa con los 80 millones de CVC si no sale adelante el proyecto del Nou Mestalla?

28/05/2022 - 

VALÈNCIA. ¿Qué pasa con los 80 millones de CVC si no sale adelante el proyecto del Nou Mestalla? El Valencia recibió un total de 127 millones por parte del fondo de inversión CVC para realizar diferentes operaciones como mejorar su plantilla, reducir deuda o desarrollar infraestructuras. El club de Mestalla ha empleado una parte de los dos porcentajes de 15% para cuadrar cuentas y el grueso -70%- está destinado para el proyecto del Nou Mestalla, que está actualmente en el aire.

El dinero del fondo británico CVC es un préstamo participativo que pasa directamente al activo en las cuentas del club. Sin embargo, mientras el proyecto del Valencia no sea aprobado por las instituciones, la entidad no va a disponer de ese dinero, lógicamente, porque no serviría para financiar la reanudación de las obras. Es decir, se trata de 80 millones que no se pueden utilizar con otro fin y no son una opción de tesorería. 

¿Para qué sirven? Mientras tanto, al Valencia solo le servirán los 80 millones de euros de CVC destinados al proyecto del Nou Mestalla para contabilizarlo como patrimonio neto -al tratarse de un préstamo participativo- a efectos de solvencia y, de esta forma, conseguir una especie de 'maquillaje' financiero que le ayude a esquivar la causa de disolución. Por tanto, esos 80 millones no serían líquidos y no se podrían usar para compensar pérdidas o afrontar pagos ordinarios, sino que se quedarían 'congelados' a la espera de que se puedan desbloquear las obras del Nou Mestalla. Eso sí, mientras el Valencia sí que cederá el 10% de los ingresos por derechos de televisión durante los próximos 50 años.

Los dos nudos del Nou Mestalla

La Generalitat quiere evitar que se judicialice el tema y marcarse el tanto de ayudar a desatascar el problemón pero el conseller Arcadi España cree que el informe de la Abogacía de la Generalitat que se pidió no deja más opción que dictar la caducidad de la ATE. El Valencia no lo entiende (y así lo transmitió de nuevo el abogado de Peter Lim en la reunión) pero no quiere perder la oportunidad de gastar los 80 millones que puede invertir en infraestructuras por el acuerdo con el fondo CVC.

Además retomar la operación mejoraría la economía del club porque facilitaría la venta de la parcela del actual Mestalla y aumentaría el valor del club en una posible venta. El Ayuntamiento, por su parte, no quiere perder derechos para la ciudad con ese nuevo estadio y quiere anotarse el punto ante los aficionados de haber empujado al club a mejorar su proyecto.

Mismo momento, doble decisión

En cuanto a la vertiente jurídica, el Valencia ha solicitado no tener problemas con las licencias (también el consistorio quiere tener claro el camino en ese aspecto) y no está dispuesto a perder la ATE y a no ir a la justicia ordinaria para reclamarla si no tiene atados los beneficios urbanísticos. Una de las opciones que hay encima de la mesa es que sea un mismo pleno del Consell el que dé por caducada la ATE y le vuelva a conceder esos derechos. La fórmula debe ser al mismo tiempo suficientemente clara como para que le permita concretar el detalle de las garantías económicas que le ha pedido el Institut Valencià de Finances, porque algunos de los ingresos con los que pretende pagar el resto del estadio están vinculados a esos derechos.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email