X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de septiembre y se habla de VALENCIA CF cedidos vcf lim Valencia CF
GRUPO PLAZA

opinión

Retrato-robot del VCF presente y futuro

Marcelino no tiene queja y está orgulloso de una temporada donde el equipo, por fin, ha estado a la altura de la historia del club. Y nadie mejor que el entrenador para valorar el esfuerzo de todos. Sigan o no. A estas alturas, este podría ser el retrato-robot de presente y futuro de una plantilla que ha rendido de sobresaliente esta temporada...

2/05/2018 - 

VALÈNCIA. Peter Lim está agradecido a Mateu Alemany; Mateu está agradecido al trabajo de Marcelino, Marcelino está agradecido a la plantilla por su compromiso y los futbolistas están agradecidos a Mestalla por su apoyo. Después de dos años horrorosos, el valencianismo disfruta de un equipo que les representa, que es competitivo y ha vuelto al lugar que toca, la Champions. Está por ver el futuro del club, su política de altas y bajas, la prospección de mercado y las vías económicas que se abrirán y cerrarán. Pero, en cualquier caso, el aficionado ché, más allá de altas y bajas en consonancia con el mercado y las necesidades económicas, debe sentirse satisfecho con el rendimiento de una plantilla exprimida al límite. Gracias a la mano izquierda de Marcelino y al compromiso de los futbolistas, el VCF ha regresado a la zona noble que, por historia, siempre le ha pertenecido. La actual plantilla ha rendido, hasta la fecha, a satisfacción. Algunos jugadores lo han hecho por encima de lo esperado y algunos, incluso, por encima de sus posibilidades. Marcelino no tiene queja y está orgulloso de una temporada donde el equipo, por fin, ha estado a la altura de la historia del club. Y nadie mejor que el entrenador para valorar el esfuerzo de todos. Sigan o no. A estas alturas, este podría ser el retrato-robot de presente y futuro de una plantilla que ha rendido de sobresaliente esta temporada:

Neto. Rendimiento excelente. Acierto en el mercado. A pesar de algún que otro mal partido, ha completado una temporada excelente. Aporta seguridad al eje defensivo. Salvo una oferta que se aproxime a su cláusula de rescisión, no está en venta.

Jaume. Solvente y cumplidor, buen portero. Hombre de la casa. Salvo que pida salir del club, permanecerá en Mestalla sabiendo que tiene que asumir el rol de suplente de Neto.

Montoya. Rendimiento medio. Mejor en ataque que en defensa. Algunas fuentes del club apuestan por acudir al mercado para fichar un nuevo lateral. Bien para que sea la competencia directa de Montoya, bien para que sea su relevo. Si llega oferta por él, puede salir.

Lato. Producto de la cantera. Notable en todas sus apariciones esporádicas. Necesita más minutos para potenciar su progresión y aumentar su nivel competitivo. Salvo en caso de oferta muy tentadora, la intención es que siga formando parte del primer equipo.

Gayà. Lateral de mucho nivel. Elegancia, clase y llegada. Denominación de origen Paterna, es uno de los defensas más cotizados de España. La intención del club es que siga en Mestalla, pero en el caso de que llegue una buena oferta, podría ser una de las monedas de cambio del club a la hora de vender piezas, ya que el club tiene presupuestadas ventas por 45 millones.

Murillo. Lastrado por las lesiones y la falta de continuidad, se espera más de un zaguero de su nivel, contundencia y experiencia. Puede y debe mejorar. Su nivel físico no ha sido el óptimo en los últimos meses. Operado dos veces. Si no llegan ofertas, seguirá. Si llegan..está por ver.

Paulista. Buen defensa y hombre de confianza de Marcelino. Asentado en la titularidad. Conoce el oficio a la perfección. Salvo en caso de gran oferta, el míster quiere que siga.

Garay. Buena performance este curso, aunque alejado de su mejor versión. Castigado por las lesiones. Ficha elevada. Si algún club europeo hace una buena oferta por el argentino, el VCF valoraría su posible salida.

Vezo. De criticado a respetado. Revalorizado por Marcelino. Siempre que le tocó jugar, cumplió con creces. No es imprescindible. Si llega una oferta por él, se valorará.

Maskimovic. Necesita más minutos y tiene margen de mejora. Fichaje interesante, futbolista aún por explotar. El club no vería con malos ojos una cesión para que crezca y se potencie.

Parejo. Rendimiento notable, centro neurálgico del fútbol del VCF. Marcelino quiere contar con su continuidad. Sólo se valoraría su salida en caso de llegada de una buena oferta, o si el futbolista decidiese que tiene un destino deportivo mejor y pidiese irse públicamente.  

Kondogbia. El mejor fichaje de la Liga en relación calidad-precio. Rendimiento matrícula de honor. El club ejercerá pronto su opción de compra. Pieza clave e innegociable para Marcelino. Su cláusula pasará a ser de 90 millones de euros. De los pocos jugadores intransferibles.

Soler. Icono de Paterna, santo y seña del valencianismo. Le tiraron la camiseta cuando venían mal dadas y al chico no sólo no le quedó grande, sino que le fue justa. Clase y calidad por arrobas. Pieza clave para el club. Salvo en el caso de una oferta estratosférica, seguirá. Es patrimonio de Mestalla y su salida sólo se entendería en caso de pago de su cláusula. Es feliz en Valencia, se siente importante y quiere seguir creciendo en el que es su hogar, no su casa.

Coquelin. Acierto pleno en invierno. Su llegada aportó trabajo, orden y dinamismo. Buen jugador de equipo, petición expresa de Marcelino. Debe continuar en la plantilla, porque la próxima temporada jugará mucho: el VCF estará en tres competiciones, no solo dos.

Andreas Pereira. Rendimiento pobre. Se esperaba más de él. A pesar de sus declaraciones diciendo que el VCF quería comprarle, ha estado por debajo de lo deseable. Más efectista que efectivo. Salvo sorpresa mayúscula, regresará al United cuando su periodo de cesión expire.

Guedes. Su fichaje, pendiente de la negociación unipersonal de Peter Lim con el jeque del PSG. A favor del VCF: el PSG necesita soltar lastra para evitar la sanción por el FPF y tanto Guedes como su entorno quieren seguir en Valencia. Potente, regateador, jugador de categoría. Proyecto de crack. El VCF abordará su contratación si eso no hipoteca la política de refuerzos del verano. Su fichaje sería un claro aviso para los aficionados del Valencia CF: hay ambición. Marcelino le quiere, sí o sí. Lim, también. Pagar 35-40 millones por él sería una gran operación.

Ferrán. Joya de la cantera, necesita más espacio y minutos para su explosión definitiva. Recién renovado por el club, debe continuar su progresión y se necesita buscarle hueco en el primer equipo, para que su rol vaya creciendo con el paso de los partidos. Continuará.

Vietto. Llegó al Valencia para dar más registros al ataque de Marcelino. Su estancia en el VCF se resume en arranque de caballo andaluz (hat-trick copero) y parada de burro manchego (rendimiento pobre, inacción). El VCF no ejecutará su opción y regresará al Atlético Madrid.

Mina. Rebeldía, competencia interna. Menos calidad que otros, más goles que casi todos. Su temporada ha sido notable. Su ratio de minutos/goles, excelente. Salvo gran oferta, seguirá.

Zaza. Alternó una gran racha goleadora con una pertinaz sequía, titularidad con suplencia. Sin estabilidad, superado por Rodrigo y Mina. Su rodilla, un caballo de batalla. No acaba de llenarle el ojo a Marcelino, aunque su relación con él siga siendo cordial. Si llega una buena oferta inglesa o italiana, donde tiene buen cartel, será vendido.

Rodrigo. Temporada sobresaliente. Explosión goleadora. Resucitado por Marcelino, pendiente de sacar billete al Mundial de Rusia. Marcelino no lo quiere vender y Rodrigo no quiere salir. Tendrá varias ofertas. Si llega alguna irrechazable, el club se planteará su venta. Está en la agenda de varios clubes potentes de Europa y será un cromo cotizado en el mercado.

¿Qué busca Marcelino, qué mira el VCF, qué es prioritario? La próxima temporada, el VCF disputará Champions, Liga y Copa. Necesitará competencia interna. Conservar la columna vertebral (Kondogbia-Guedes-Rodrigo), tener más armas, más profundidad de plantilla y más activos de nivel. Se necesita un lateral diestro de jerarquía; posiblemente un central que venga en un equipo de elite; un medio que juegue por delante de la defensa; otro mediocampista que pueda jugar de interior y, como mínimo, un par de delanteros: uno con experiencia y otro de calidad contrastada. Mínimo, 4-5 jugadores de nivel, piezas accesibles en el mercado,  de rendimiento casi instantáneo y con experiencia, para afrontar con garantías la Champions. La hoja de ruta del club: afrontar la multa de Bruselas y vender jugadores por 45 millones de euros, sabiendo que recibirá más dinero por los derechos de TV y llenará la caja con los ingresos de la Champions. Por rematar, la operación Cancelo, la compra de Kondogbia y luchar la continuidad de Guedes. Una vez logrado eso, habrá que hacer equilibrios en el mercado. Y para fichar, habrá que vender. Habrá que elegir bien, tener acierto y no equivocar los tiempos. Que nadie se lleve las manos a la cabeza si el VCF vende algún activo importante. Si lo hace, será por necesidad y con el visto bueno del entrenador. Marcelino exige. Y Mestalla, también. Como debe ser. Eso sí, valórese el rendimiento de esta plantilla. Salga el que salga o se quede el que se quede, su trabajo esta temporada exige y merece un respeto. Se lo han ganado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email