Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

FÚTBOL

El traspaso de Ekambi mantiene la tendencia vendedora del Villarreal de la última década

7/06/2020 - 

VILA-REAL (EFE). El traspaso del delantero franco camerunés Toko Ekambi acordado esta semana por el Villarreal y el Olympique de Lyon para el próximo mercado de verano prolongará la tendencia vendedora del club castellonense de la última década.

El traspaso se tasó en once millones y medio de euros, a los que se le sumarían los cuatro millones pagados por la cesión de este mes de enero y que supone una operación que se suma a los traspasos altos de alguno de sus futbolistas cada temporada en los diez últimos.

Cada verano el club que preside Fernando Roig ha cerrado una operación que supera los diez millones de euros, lo que supone una partida importante dentro de los presupuestos de la entidad.

Así, en esta lista están los 10 millones que se cobraron por el traspaso de Diego Godín al Atlético de Madrid en verano de 2010, los 20 millones que pagó el Málaga por Santi Cazorla en 2011, los 18 millones aportados por el Dinamo de Kiev por el delantero Marco Ruben en 2012 y los 10 millones del Milán para hacerse con el defensa Cristian Zapata en 2013, tras estar cedido un año en el equipo italiano.

En el verano de 2014 se certificó la venta del defensa Gabriel Paulista al Arsenal en enero, y por el que se recibieron 23 millones para su salida al club inglés, mientras que en verano de ese año se dio la salida del centrocampista Jonathan de Guzmán, que fue vendido al Nápoles por siete millones de euros.

Ya en 2015, el jugador que salió del club en ese mercado veraniego con un traspaso más alto fue el delantero argentino Luciano Vietto, que acabó fichando por el Atlético de Madrid por 20 millones de euros, mientras que la venta de Eric Bailly por 40 millones al Manchester United en 2016 fue la gran venta del Villarreal en su historia.

Además, los 18 millones que pagó el Milán por el defensa Mateo Musacchio en verano de 2017 fue la venta más alta de ese mercado, mientras que un año después a la salida de Rodrigo Hernández al Atlético de Madrid por 25 millones se unió la venta de Samu Castillejo al Milán por 18 millones.

El pasado verano el Villarreal cerró otra destaca operación con el traspaso de Pablo Fornals al West Ham inglés, club que pagó 27 millones de euros por el futbolista castellonense.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email