Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

BALONCESTO

Valencia Basket cierra una extraña campaña en la que cumplió y creció en Euroliga

Foto: ACB Photo / J.M. Casares
29/06/2020 - 

VALÈNCIA (EFE/Nacho Herrero). El Valencia Basket cerró con su derrota del pasado domingo en las semifinales de la Liga Endesa ante el Kirolbet Baskonia una extraña campaña marcada por la crisis sanitaria del COVID 19 que obligó a acabar la ACB con una fase final en la que cumplió y que impidió finalizar una Euroliga en la que el equipo tuvo su mayor crecimiento.

Tras su pésimo debut en la Euroliga de 18 equipos hace dos campañas y pese a un mal inicio con cinco derrotas seguidas, el equipo de Jaume Ponsarnau ganó doce de sus siguientes diecinueve encuentros para instalarse entre los ocho primeros, una posición que le permitía ganarse por méritos deportivos repetir en la siguiente edición.

Cuatro derrotas en sus últimos cuatro encuentros le llevaron a la décima plaza y redujeron sus opciones aunque cuando se suspendió la competición estaba a un solo triunfo del séptimo y del octavo clasificados por lo que mantenía posibilidades.

La exigencia del torneo europeo le lastró en la Liga ACB en la que mostró un perfil más irregular que en los anteriores ejercicios aunque no sufrió para clasificarse para la Copa del Rey y tenía encarrilada su presencia en las eliminatorias por el título.

En la fase final que acogió como anfitrión para acabar la Liga pero en la que actuó sin el apoyo de su público, el Valencia cumplió al quedar entre los dos primeros de su competido grupo y subió la nota al hacerlo como líder del mismo.

La semifinal la afrontó con importantes problemas físicos puesto que llegaron lesionados a la fase final Guillem Vives y Maurice Ndour, se lesionó antes del partido final de la liguilla Alberto Abalde y ‘cayó’ a mitad partido Louis Labeyrie. Pese a todo forzó un final apretado en el que desperdició cuatro tiros para empatar o ganar el choque en el último minuto.

Su falta de pericia en los finales apretados es uno de los ‘debes’ del curso como ya se vio en las semifinales de la Supercopa de la ACB ante el Barça con la que abrió la temporada.

Entre los pocos finales apretados que ganó estuvo el de los cuartos de final de la Copa del Rey ante el equipo catalán, una de las victorias de más mérito en los torneos domésticos del curso, aunque venció para luego ser arrollado en las semifinales por el Real Madrid.

La temporada ha estado marcada también por el discreto rendimiento de los fichajes del verano pasado, con la excepción de Jordan Loyd que pese a su irregularidad ha sido el mejor de ellos. En cambio, jugadores llegados en años anteriores y que no habían brillado mucho como Alberto Abalde, Mike Tobey o Louis Labeyrie han dado un paso adelante junto a clásicos como Sam Van Rossom, Aaron Doornekamp o Bojan Dubljevic

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email