Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

BALONCESTO | SUPERCOPA FEMENINA ENDESA

Valencia Basket pulsa su teórico crecimiento en la semifinal de Supercopa contra Gernika

Foto: Miguel Ángel Polo
11/09/2020 - 

VALÈNCIA (EFE). El Valencia Basket medirá este sábado por primera vez el crecimiento que debe tener su plantilla según las incorporaciones realizadas este verano en la semifinal de la Supercopa que disputará en Bilbao ante el Lointek Gernika, en busca de un puesto en la final y de poder pelear por el que sería el primer título de su historia.

El equipo que vuelve a dirigir Rubén Burgos además de recuperar a la prometedora Raquel Carrera y fichar a la también joven Laura Juskaite ha realizado otras cinco incorporaciones de primer nivel: las internacionales españolas Cristina Ouviña (base) y Laura Gil (pívot), la polivalente australiana Rebecca Allen, la interior estadounidense Celeste Trahan-Davis, y la también pívot alemana Marie Gülich.

Pero, además de estas siete jugadoras, Burgos recupera a las exteriores Leticia Romero y María Pina, que se perdieron el final de la pasada campaña por lesión y que eran dos piezas clave en su esquema.

Los cambios afectan fundamentalmente a la línea interior puesto que cambia por completo, en cambio en el exterior, al mantenerse el timón de Anna Gómez, Queralt Casas y Leticia Romero habrá más continuidad aunque Ouviña tenga un gran peso en la dirección.

Eso sí, para este primer encuentro aún no podrá contar con Gülich, que está disputando la WNBA, ni con Pina, que aún está en el tramo final de su recuperación de su rodilla izquierda. La canterana Claudia Contell completa la lista para el torneo.

En cualquier caso, en el club valenciano hay confianza en haber dado un salto de calidad en la plantilla y dada la igualdad que ha habido en los últimos dos años en los choques contra el Gernika, la esperanza es evitar un cara o cruz.

Eso sí, Burgos no quiere cambiar de momento la forma de juego del equipo y volverá a apostar de inicio por una defensa agresiva, mejorada por la mayor envergadura y rapidez, de las nuevas jugadoras, y por la velocidad tras los robos, aunque la mayor calidad ofensiva debe servir para que el equipo esté más cómodo en el ataque estático.

El conjunto vasco ha perdido a Gaby Ocete, Julie Wojta, Blake Dietrick, Gintare Mazionyte y Nikolina Milic, y se ha reforzado con Angela Bjorklund, Milica Ivanovic, Laura Cornelius y Nadia Colhado y las españolas Paula Ginzo y Rosó Buch, que jugó en el Valencia el tramo final de la pasada campaña. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email