Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Valencia CF: 'Como hemos cambiado'

El Valencia actual es para valientes. Hay que salvar la temporada como sea y a costa de quien sea. Y crear algo para la próxima temporada con un nuevo entrenador, pero se tiene que volver a una base para competir...

11/02/2016 - 

VALENCIA. Lo escuché hace años de un dirigente deportivo que aseguraba que en el fútbol sólo hay dos formas de salir: "Mal o pronto", además por ese orden.

La aventura de Neville en Valencia era arriesgada por ambas partes. En Premier o, incluso en Championship, habría sido bastante más razonable comenzar. Lo que a mí personalmente me sorprendió es que, al final, Gary Neville que no había salido de Inglaterra, tuviese su primera experiencia en la Liga BBVA. La afición era escéptica pero tenía tanta ilusión... No parecía ser lo que necesitaba el club. Cuando el Valencia apuesta por él, apuesta por la persona, por sus cualidades, no por su experiencia. Es un caso que no se da muy habitualmente en clubes del nivel del Valencia, y más cuando se sabe que se va a exigir resultados desde el primer momento. Pero Lim es atraído y poseído por ese carisma arrollador que Neville había escondido detrás del inexorable emblema de hombre de club y capitán rudo en su Manchester. Aún así, sus mensajes calan, y se le veía una predisposición a mejorar y a encontrar soluciones que no llegan y sus números no engañan. Son muy malos. Y reconociendo que al Valencia le gana hoy en día cualquiera.

Como analista de Sky Sports había demostrado ver fútbol y saber leerlo, y un tipo con talento para descifrar el juego, así que tiene ingredientes para ser un buen entrenador. Y también sabíamos que su trayectoria como jugador que es un líder en sus casi veinte años en Old Trafford. Pero claro, esto no es una ecuación matemática. Estaba claro que es experimento. No podemos ir más allá. Pero.... ser entrenador es un oficio tan único que hasta que no se demuestran cosas en el banquillo... cualquiera sabe cómo va a salir cada cual.

Tener el dominio y respeto de un grupo te lleva a poder inculcarles tus ideas, es fundamental para dotar a un grupo de la personalidad del técnico. El idioma lo es todo. Me pregunto yo cómo David Moyes en la Real iba a liderar un grupo sin dominar el idioma en el que hablan sus jugadores. Para motivar a alguien es fundamental que el mensaje llegue a tus futbolistas y si difícil es que llegue en muchas ocasiones, más aún debe serlo en otro idioma. Así le fue a Moyes. Unai Emery reconocía que había infravalorado este aspecto cuando decidió irse a Rusia desde Valencia. Uno se imagina a Unai contando sus cosas a los jugadores del Spartak, con un traductor como intermediario y la cosa no tiene pinta de fluir igual. Al final fue cesado.

Grandes entrenadores han sido ejemplos en esto. Guardiola, en Alemania, Benítez en Inglaterra e Italia, Klopp, que habla un inglés muy decente y Mourinho, allá por dónde ha estado. Y Pellegrini en el City también.

Pero el problema del Valencia es de fútbol porque da la sensación de que los entrenadores lo han intentado todo, y de todas las formas habidas y por haber, y el resultado es el mismo. Por eso hablo de la parcela emocional como generadora de una confianza que no se ve o intuye por ninguna parte.

El Valencia desde julio está condenado al fracaso bajo el prisma de una planificación deportiva lamentable, que no sólo ha afectado deportivamente, sino institucionalmente. Aquí nace todo el problema, y sin analizar esto no se puede analizar lo que viene después, ya que es una consecuencia de lo anterior.

El Valencia tras lo mostrado la temporada pasada no era un equipo para llenarlo de jóvenes promesas fichados a precio de oro. Primero porque deportivamente está y estaba más necesitado de líderes que de jóvenes que puedan ir creciendo. Teniendo a Mustafi, Gayá, Gomes, Alcácer, esa base estaba bien construida, pero en cambio la parte de veteranos era débil. Alves, lesionado de gravedad, Enzo Pérez todavía adaptándose a Valencia, Negredo sin encontrarse con el futbolista que fue, y para acrecentarlo más, el verdadero líder del equipo, se marcha en agosto, cuando desde junio ya se quería marchar. Había que haber traído a jugadores titulares en esas posiciones. No chavales sino jugadores con más peso. ¿Consecuencias?. Los resultados no llegan. El equipo es débil, carece de fútbol, adolece de liderazgo y jerarquía, y el castillo de naipes se viene abajo.

El tipo de fichajes debería de haber sido otro. Gente de 15, 20 o 25 millones, sí, pero gente contrastada, que aún sin ser estrellas top mundiales, si buenos jugadores que mejoren a los titulares.

Desde verano se veía venir que la plantilla tenía importantes déficits. Plantilla desestructurada, con ausencia de líderes y ambiente enrarecido con el anterior entrenador. Si hay jugadores que pueden dar el nivel aún, pero están rindiendo muy por debajo del nivel que atesoran, eso es indiscutible, pero lo que está ocurriendo no sorprende. ¿Ha analizado el aficionado valencianista cuántos partidos en la élite han disputado futbolistas como Cancelo, Santos, Danilo, Mina, Piatti, Bakkali y Rodrigo?.

Y cuando veo a Claudio Ranieri, que cumplió con aquello de que nunca segundas partes fueron buenas, tener de líder a su Leicester, que estos años atrás siempre estaba en la Championship, o a Quique Sánchez Flores con el Watford peleando por entrar en Europa, o a Unai, al que cada verano le quitan hasta seis y siete jugadores, y hace un Sevilla muy competitivo siempre, y es el entrenador ideal para ese modelo de gestión y crecimiento, todo esto me hace pensar que algunos de vez en cuando le conviene mirarse más allá del propio ombligo.

El Valencia actual es para valientes. Hay que salvar la temporada como sea y a costa de quien sea. Y crear algo para la próxima temporada con un nuevo entrenador, pero se tiene que volver a una base para competir, y esta vez sí, en verano fichar lo que el club necesite y no lo que un gran representante afín aconseja.

La canción de Presuntos Implicados, "Como hemos cambiado", sería aplicable a lo que está siendo la temporada del Valencia. Las sensaciones y esos resultados tan diferentes a los de tan sólo hace un año. Como hemos cambiado.... para mal, sin duda alguna.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email