GRUPO PLAZA

opinión pd / OPINIÓN

Videoclub Valencia CF

3/02/2021 - 

VALÈNCIA. Echo de menos los videoclubs. Los lectores más jóvenes no sabrán de qué hablo, no pasa nada, que miren películas de los 80 y 90, y lo entenderán. Sé que con Netflix, HBO y similares, uno tiene un montón de opciones pero se ha perdido el encanto de ir a ver, seleccionar y esperar a que devuelvan la peli en VHS o DVD –mucho después- que quieres para poder alquilarla. Tenerla un tiempo, disfrutarla –o no- y devolverla. Además, en las plataformas de pago las pelis tampoco son tuyas por mucho que te hagan ver que sí. Soy un nostálgico, lo sé, pero es que los que estábamos pelados pero nos gustaba el cine de Schwarzenneger, Stallone y Van Damme teníamos que buscar alternativas a las siempre caras pero mágicas salas de cine.

A los que les gustaba el cine y tenían pasta iban al estreno en salas, los que se podían dar caprichos compraban las películas, y los que éramos algo más pobres nos teníamos que conformar con ir al videoclub.

Pues el Valencia CF ahora mismo, tiene que acudir al videoclub. Y ojo, no es bueno ni malo, simplemente hay que saber elegir la película correspondiente. Con una economía más ajustada que la del Valencia CF, tus padres te mandaban al Rados, al Broadway o al mítico Teles con el objetivo de coger una ante una apuesta arriesgada: “¿cojo una de estreno o varias de reestreno?”. En eso consistía tu dilema. Casi como en el mercado del Valencia CF: cojo un jugador algo más top o varios algo más asequibles. Lo que estaba claro es que tus padres esperaban que volvieras con algo, lo que sea.

Allí, tú ibas a coger las películas, las alquilabas y las tenías que devolver cuando pasaba uno, dos días o, si la película ya no era de estreno, una semana. No te la podías quedar –o sí pero te crujían con la penalización- pero el tiempo que la tenías en tu poder intentabas disfrutarla a tope -siempre que la peli fuera buena, que era lo difícil si cogías solo una-. Pues el Valencia CF ahora es un poco lo mismo, hay que ver a estos jugadores e intentar disfrutar lo que podamos y nos dejen. Sacarles el máximo rendimiento el tiempo en que estén aquí.  

Porque aquí hemos tenido jugadores cedidos sin opción de compra y nos han dado un rendimiento brutal; rentabilidad que han perdido cuando los hemos adquirido tras negociar un nuevo contrato. ¿Saben a quién me refiero? Efectivamente, hablo de Guedes. En su primera temporada sin opción de compra nos tirábamos de los pelos por lo bien que lo hizo y no tener opción de compra pero, cuando el club hizo el esfuerzo y se gastó la pasta fichándolo, su rendimiento bajó radicalmente. Sigo sin saber por qué…o quizás sí.  

Luego, tampoco había que prejuzgar con las peli como tampoco hay que hacerlo con futbolistas bajo el argumento de “en sus equipos no juegan”.  Hay que ver la peli y luego opinar. Eso era muy al estilo de mirar la tarjetita que tenían de cartón arriba y decir es que “no la alquila nadie”. O de ver la portada y decir: “no conozco a nadie, es mala”. Mirad, el Valencia CF ha firmado durante los últimos años a jugadores que no eran titulares en sus equipos. Es cierto que el nivel de los equipos era mayor, pero no por ello los jugadores disfrutaban de más minutos.  Zaza, Kondogbia, Coquelin, Senderos, Guedes, Murillo…ninguno era titular y dieron un muy buen rendimiento cuando llegaron. Era cuestión de verlos aquí, en Valencia –y de tener un entrenador que sepa valorarlos-.En definitiva de que funcionaran. De que hubiera una persona que supiera valorar esa película y la alquilara. De elegir bien la película. Que también hay películas malas y jugadores peores.

Porque cuando íbamos al videoclub, no por ser la película de un director o actor conocido, era sinónimo de que fuera buena. Es cierto que tienes más posibilidades, pero podría ser chunga total. Aún recuerdo ir a la Videoteca Boston y alquilar Waterworld, la peli más cara de mi época, que la protagonizaba Kevin Costner. Mas mala que las aletas que le pusieron de goma. Algo que aquí nos ha pasado con infinidad de jugadores, uno de los últimos Batshuayi, que nos ilusionó su fichaje y luego ni fu ni fa. Y así con muchos.

Y por supuesto, están esas pelis de reestreno del Intercast Video o Blockbuster para cumplir con el objetivo. Que te llevabas por 500 pelas 5 y que te podías permitir coger 3 que no habías visto, una que te molaba mucho y otra que no terminaste de ver en la TV. Sabías que no podías ir al día siguiente y fardar de haber visto Matrix, recién salida, pero sí que podías pasarte una semana entera feliz porque sabías que alguna te iba a entretener.

A Javi Gracia le debe pasar lo mismo, seguramente no sea una peli de estreno o la que a él le hubiera gustado alquilar, pero al menos sabe que va a tener donde elegir. Que puede mirar al banquillo y tener alguna alternativa más que inventarse a alguien del filial para que juegue. Javi Gracia ahora puede demostrar que es un buen entrenador tal y como hizo Marcelino, que cogió jugadores que no estaban en su mejor momento y los hizo mejores.

Porque al final se trata de sacar rendimiento a jugadores y de, a pesar de ser incorporaciones de un nivel medio a contrarreloj, te hacen tener una opción más dentro del día a día tan complicado.

Y eso que en el fondo entiendo a Javi Gracia, porque yo si había una de Rocky, de Rambo o de Terminator siempre quería cogerla, da igual que ya la hubiera visto; pero mi madre, padre o novia de turno me decía que “no la quería ver” y en esos casos mandaban ellos porque eran sus casas (aunque con la novia no viera nunca la película). Así que si Capoué no y Deulofeu tampoco porque el que manda dice que no, pues hay que intentar buscar una alternativa. El problema es si no había peli, que te las tenías que ingeniar para meterle mano a tu novia, en su casa y sin que se notara mucho que ibas desesperado. Justo igual que con Gracia cuando no tenía centrocampista defensivo, central o jugador de ataque.

Porque sigo diciendo que la clave es escoger la película más que el tiempo de duración. Porque al final, en mi época, si una película te gustaba mucho mucho al final encontrabas la forma de comprarla. Yo alquilaba siempre Herbie en Montecarlo cuando era pequeño y Batman –la de Tim Burton- y me las acabaron comprando mis padres de lo pesado que me ponía. Además de que si las comprabas en el videoclub, ya usadas, eran más baratas. Y si no, pues al Nuevo Centro.

Eso sí, sin olvidar que la responsabilidad de todo esto es del director, del productor y del guionista: De Meriton, Peter Lim y Anil Murthy. De que el Valencia CF esta temporada es una película de terror;  que pensábamos que iba a ser de producción europea y de nominación a mejor película pero con los cambios precipitados de guión en algún momento ha tenido pinta de ser de serie B.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email