GRUPO PLAZA

Un ingreso millonario y un problema deportivo mayúsculo para el Hércules

Abde compra su libertad y ficha por el Barça

31/08/2021 - 

ALICANTE. Abde jugará en el Barça B. Ya es oficial que el extremo marroquí ha comprado su libertad, es decir, abonado (con el dinero del club azulgrana) los 2.000.000 euros a los que ascendía la cláusula de rescisión que figuraba en su contrato con el Hércules e iniciará una nueva etapa en su efervescente carrera profesional.

A sus 19 años (cumplirá 20 en diciembre), se vincula al Barça por tres campañas con opción a otras dos y una cláusula de 200 millones de euros y ve hacerse realidad su deseo de dar ya el salto a una categoría superior, la Primera RFEF, para jugar en nada menos que en el filial azulgrana. Se trata de algo que Abde deseaba desde el primer momento en que el Barça se cruzó en su camino, allá por primavera. Entonces el Hércules estaba abierto a negociar su traspaso, pero las ofertas (del club azulgrana, entre otros) las consideraba insuficientes. Con el paso de los meses y de manera paralela al incremento de las cantidades que se le ofrecían, el Hércules fue variando su posición respecto a la hipotética salida del extremo, hasta el punto de contemplar exclusivamente que fuera previo pago de su cláusula. Este lunes el Barça ofreció una suma cercana a los 1.500.000 euros, pero volvió a recibir una respuesta negativa desde los despachos del Rico Pérez, por lo que decidió poner fin a los contactos y directamente prestar el dinero a Abde para que este martes compre su libertad. La situación económica del Hércules no es precisamente boyante, pero la del Barça tampoco. Sin embargo, el traspaso del mediocentro guineano Ilaix Moriba al Red Bull Leipzig a cambio de un fijo de 16 millones de euros (más 7 en variables), le daba margen económico para afrontar la operación de futbolista marroquí. 

Carrera explosiva

Abde recaló en el Hércules en edad juvenil, de la mano de Antonio Moreno, técnico que le echó el ojo cuando jugaba en el desaparecido Promesas Elche. Después de que despuntara con el Hércules B en la 2018/19 (logrando el ascenso Tercera), hiciera en el verano de 2019 la pretemporada con el primer equipo, a las órdenes de Lluis Planagumà, y empezase a entrar en sus convocatorias, ya con Jesús Muñoz en el banquillo (que le hacía debutar el 1 de diciembre de 2019 en un partido ante el Olot), José Antonio Palomino y Javier Portillo, entonces coordinador de cantera y director deportivo, respectivamente, decidieron mover ficha y atarlo a Abde con un contrato por tres campañas, que es el que precisamente ahora rescinde de manera unilateral el jugador.

En la inconclusa (por el Covid-19) campaña 2019/20, Abde participó en cuatro partidos con el primer equipo del Hércules, mientras que en la pasada lo hizo 17, anotando dos tantos. Ahora bien, si apenas contó para David Cubillo (jugó en tres encuentros y anotó un tanto), con Alejandro Esteve y primero y con Manolo Díaz después, el rol de Abde cambió diametralmente, hasta el punto de convertirse en un fijo en el once. Durante la presente pretemporada, en la que partido a partido el futbolista ha seguido dando muestra de su calidad, tanto Carmelo del Pozo desde la dirección deportiva como Sergio Mora desde el banquillo se han esforzado en darle cariño a Abde, hacerle ver que iba a ser un pilar del equipo, en el que ya tendría ficha (hasta la pasada campaña la tenía del filial) ..., pero el Barça es el Barça y, especialmente, ha puesto el dinero para que juegue con él. Algo que otros no han querido hacer, incluso contando con una ventaja que no ha tenido finalmente el azulgrana, y es que en el pasado mercado de fichajes de invierno, cuando aún no había explotado (entre otras cosas porque no jugaba con Cubillo), el Valencia tuvo la oportunidad de obtener la cesión del futbolista a cambio de desembolsar 300.000 euros por parte de los derechos económicos. La operación implicaba que previamente Abde y el Hércules renovaban el contrato que les unía, pero el club che declinó participar. 

Un ingreso millonario y un problema deportivo mayúsculo

La salida de Abde le deja al Hércules su mayor ingreso por un traspaso desde los de Kiko Femenia (al Barça) y Nelson Haedo Valdez (al Rubin Kazan) en el verano de 2011, pero le provoca un gran agujero en su plantilla sin apenas margen para cubrirlo, pues pierde a un titular sub-23 el día en que se cierra la ventana de fichajes de verano: tendrá que encontrar a otro futbolista que pueda ocupar la licencia sub-23 que deja vacante el marroquí o la sénior que ha dejado libre la salida de Fran Núñez. Al no conseguirlo antes de las 23:59 horas del martes, tendrá que recurrir al mercado de 'parados'.

Por lo que se refiere al aspecto económico, está por ver a qué destina el club los 2.000.000 euros que ingresa, pues tiene demasiadas necesidades: hundido en la cuarta categoría del fútbol español en puertas de su Centenario, el Hércules no cuenta con ingresos, más allá de lo que obtiene a través de la venta de abonos; solo levanta la persiana gracias al auxilio económico que le presta a fondo perdido el empresario Enrique Ortiz (este curso se ha quedado solo en ese papel). Además, mantiene una deuda en situación irregular de algo más de 3 millones de euros con la Agencia Tributaria (esta embarga periódicamente los créditos a favor del club) y el próximo junio ha de abonar a los acreedores ordinarios 1,2 millones en el marco del convenio que mantiene con ellos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email